Notas
Corea del Norte exhibe su arsenal en gigantesco desfile militar
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El régimen norcoreano exhibió este sábado su arsenal y el fervor patriótico de su pueblo con un desfile militar colosal, con motivo del 60 aniversario del armisticio que puso fin a la guerra de Corea.

Durante dos horas, los militares cruzaron la inmensa plaza Kim Il-Sung, en el corazón de Pyongyang, engalanada con los colores nacionales.

El n√ļmero uno norcoreano, Kim Jong-Un, contempl√≥ junto con el vicepresidente chino Li Yuanchao el paso de las columnas de tanques y de misiles de diverso alcance, emplazados sobre lanzaderas gigantescas, con una coreograf√≠a ideada para dar testimonio de la unidad del pueblo en torno a su joven jefe.

Kim Jong-Un, vestido con traje mao oscuro, salud√≥ el desfile desde el palco oficial que se√Īoreaba la plaza inundada por un mar de colores, con cientos de miles de hombres y mujeres agitando banderas y flores rojas, rosas, blancas y azules.

Kim fue acogido a su llegada a las 10H00 (01H00 GMT) con fuegos artificiales, una suelta de globos y aclamaciones de la muchedumbre.

Les siguieron otros tipos de misiles, tanques, lanzacohetes y ca√Īones, mientras los aviones de combate y los helic√≥pteros surcaban el cielo cubierto de nubes.

El arsenal exhibido incluía misiles Musudan de medio alcance pero también lo que parecía un misil de largo alcance KN08. Hasta ahora, los expertos extranjeros calificaron de copias vulgares las lanzaderas de este tipo presentadas en los desfiles anteriores.

Son pocos los expertos que consideran que Pyongyang posee misiles intercontinentales.

El armisticio del 27 de julio de 1953 puso fin a tres a√Īos de combates sangrientos que devastaron la pen√≠nsula coreana, dividida entre un norte comunista aliado de Pek√≠n y de Mosc√ļ y un sur capitalista apoyado por Washington.

En Corea del Norte se celebra “el d√≠a de la victoria” en la “guerra de liberaci√≥n de la patria”.

El desfile pone fin una semana de festejos en honor al sacrificio de los soldados durante la guerra.

Durante el desfile, Choe Ryong-Hae, m√°ximo grado militar del ej√©rcito norcoreano despu√©s de Kim, exalt√≥ la superioridad de los norcoreanos que permiti√≥, seg√ļn √©l, derrotar al enemigo estadounidense.

Pero tambi√©n declar√≥ que el Norte quer√≠a “un ambiente pac√≠fico” a sus puertas, indispensable para “la construcci√≥n de una econom√≠a fuerte y la mejora de las condiciones de vida de la poblaci√≥n”.

En la plaza, detr√°s del palco, se ve√≠a una foto gigantesca del difunto Kim Il-Sung, fundador de la Rep√ļblica Popular Democr√°tica de Corea (RPDC). Sus rasgos faciales eran tan parecidos a los de Kim Jong-Un que algunos observadores creen que fue sometido a retoques digitales para que el prestigio de que goza el abuelo, h√©roe de la naci√≥n, se refleje en su nieto.

“Todos somos viejos pero estamos dispuestos, una vez m√°s, a sacrificar nuestras vidas”, confes√≥ a la AFP un veterano, Kim Tae-Ho, que asist√≠a al desfile.

Los observadores extranjeros que esperaban un discurso de Kim Jong-Un se quedaron con las ganas.

Los 60 a√Īos del armisticio llegan en un momento en que las dos Coreas intentan mitigar las tensiones surgidas despu√©s de un disparo de cohete — considerado por Se√ļl como un ensayo de misil intercontinental–, una nueva prueba nuclear y amenazas de ataques contra sus enemigos.

Corea del Norte anunció en marzo la ruptura unilateral del armisticio firmado bajo los auspicios de las Naciones Unidas.

La presencia del vicepresidente chino es significativa debido a la reciente irritación de Pekín ante las fanfarronadas de su vecino por el que China sacrificó a cientos de miles de soldados entre 1950 y 1953.

El nuevo presidente chino, Xi Jinping, endureci√≥ el tono en abril, sin nombrar directamente a Corea del Norte, declarando que no ser√≠a tolerante con aquellos que “provocan el caos con fines ego√≠stas”.

El presidente Barack Obama declar√≥ este s√°bado que el armisticio fue una “victoria” de Estados Unidos.

“Cuando 50 millones de sudcoreanos viven libres, en una vibrante democracia y una de las econom√≠as m√°s din√°micas, hay un violento contraste con la represi√≥n y la pobreza que padecen” los habitantes del norte de la pen√≠nsula. “Es una victoria, es nuestro legado”, agreg√≥ el presidente estadounidense.

Las ceremonias del 27 de julio fueron m√°s discretas en Corea del Sur.

En Se√ļl, la presidenta, Park Geun-Hye, pidi√≥ de nuevo a Corea del Norte que renuncie a sus aspiraciones nucleares.

“Si el Norte hace la elecci√≥n correcta, desarrollaremos nuestros intercambios y cooperaci√≥n y abriremos el camino de la prosperidad del Norte y del Sur”, dijo.

URL CORTA: http://rbb.cl/58od
Tendencias Ahora