Notas
Rosina y F√Įgaro brillan en divertido regreso de ‘El Barbero de Sevilla’
Publicado por: Radio Bío Bío
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El Teatro Municipal de Santiago presenta desde hoy la más famosa comedia de Rossini en la exitosa y atractiva puesta en escena de Fabio Sparvoli. En esta ocasión, el montaje tiene la dirección musical de Konstantin Chudovsky y un atractivo elenco de artistas internacionales.

por Joel Poblete M.

Sin duda uno de los t√≠tulos m√°s populares y exitosos del repertorio oper√≠stico universal, El Barbero de Sevilla de Gioachino Rossini es una comedia irresistible que nunca deja de hacer re√≠r y encantar al p√ļblico, tanto por la simpat√≠a de su trama como por la contagiosa partitura. Por eso no extra√Īa que este t√≠tulo sea uno de los que con mayor frecuencia regresa al Teatro Municipal de Santiago. Entre las cuatro distintas producciones que hemos podido apreciar en el √ļltimo cuarto de siglo en ese escenario, es la del director de escena italiano Fabio Sparvoli, estrenada en 2008, la que mejor ha logrado conectarse con el p√ļblico del Municipal; desde hoy s√°bado 22 se presentar√° nuevamente en la capital, en una reposici√≥n a cargo del chileno Rodrigo Navarrete.

Chispeante y simp√°tico, el montaje es tradicional en l√≠neas generales, pero aporta diversos elementos que otorgan agilidad y frescura a la historia, centrada en los intentos del Conde de Almaviva por conquistar a la bella Rosina, ayudado por el astuto F√≠garo. Entre esos elementos destacan el vestuario de Simona Morresi y especialmente el atractivo y funcional dise√Īo escenogr√°fico de Giorgio Ricchelli, que se centra en una gran estructura transparente que representa la casa donde viven Rosina y su tutor, el doctor Bartolo, un espacio que se puede mover y proporciona distintos √°ngulos, reforzados por la acertada iluminaci√≥n de Jos√© Luis Fiorruccio y los movimientos de un grupo de actores que aparece en distintos instantes para reforzar lo c√≥mico. El trabajo de Sparvoli, ahora en manos de Navarrete, sigue funcionando a la perfecci√≥n, con momentos especialmente logrados, como el final del primer acto, el interludio orquestal que representa un temporal acompa√Īado en escena por paraguas voladores, y por supuesto el festivo y colorido final de la obra.¬†

En lo musical, como ya se est√° convirtiendo en costumbre desde que asumiera este a√Īo como nuevo director titular de la Orquesta Filarm√≥nica de Santiago, el ruso Konstantin Chudovsky vuelve a ser uno de elementos m√°s llamativos de la funci√≥n, tanto por sus histri√≥nicos movimientos al dirigir la obra con su habitual desborde de energ√≠a, como porque adem√°s en esta ocasi√≥n interact√ļa con los personajes haci√©ndoles se√Īas, acompa√Īa los recitativos al teclado desde el foso e incluso toca √©l mismo la guitarra en la serenata del Conde de Almaviva. M√°s all√° de lo anecd√≥tico, esta incursi√≥n de Chudovsky en Rossini es efectiva, y se permite en algunos momentos acelerar la velocidad de ciertos pasajes, mientras otros fueron m√°s lentos de que de costumbre.

En el atractivo elenco de cantantes internacionales brilla especialmente la Rosina de la joven mezzosoprano georgiana Ketevan Kemoklidze, quien en 2008 debut√≥ en Sudam√©rica precisamente en el Municipal como un estupendo Cherubino en Las Bodas de F√≠garo; ahora regresa en a√ļn mejor forma, tanto por su belleza y encanto como actriz, como por su hermosa voz y t√©cnica segura y fluida. A su lado tambi√©n se luce el juguet√≥n F√≠garo del bar√≠tono ruso Rodion Pogossov, quien interpret√≥ a Papageno en La Flauta M√°gica de 2007; al margen de que este personaje siempre se gana al p√ļblico, es innegable que la simpat√≠a y el canto seguro del artista ayudan mucho -por algo interpreta este rol en importantes teatros como el Metropolitan de Nueva York, donde lo cant√≥ este mismo a√Īo- aunque en algunos pasajes todav√≠a debe pulir un poco su italiano.
Quien tambi√©n regresa es el tenor estadounidense Kenneth Tarver, que cant√≥ el Conde de Almaviva en 2008 en el estreno de esta producci√≥n. Su timbre y color de voz no terminan de entusiasmar, si bien de todos modos se trata de un cantante de buena l√≠nea vocal, sutil y refinado, que maneja bien el estilo rossiniano (eso s√≠, una vez m√°s algunos oper√°ticos lamentar√°n que no cante la exigente aria “Cessa di¬†pi√Ļ¬†resistere”, en la que en 1989 y 1995 s√≠ se luciera su colega Rockwell Blake en el Municipal). El veterano bajo-bar√≠tono italiano Bruno Pratic√≤¬†debut√≥ en Chile en 1991 con El Elixir de Amor, y esta vez su voz refleja el paso de dos d√©cadas. No obstante, el oficio del int√©rprete se mantiene intacto y lo confirma como un experto en este repertorio, adem√°s que es un gran comediante. Por su parte, en su primera actuaci√≥n en nuestro pa√≠s, el bajo ucraniano Ievgen Orlov es un buen Don Basilio, con una voz s√≥lida y potente.¬†

En los dem√°s personajes est√°n muy bien Daniela Ezquerra como Berta, Ramiro Maturana como Fiorello y Carlos Guzm√°n como el capit√°n. Muy efectivos en sus breves intervenciones los integrantes del Coro del Municipal, que dirige Jorge Klastornik.

Este ‘Barbero de Sevilla’ es un espect√°culo divertido, atractivo y recomendable, que¬†se presentar√° hasta el s√°bado 29 en seis funciones, cuatro con este elenco internacional y dos a cargo del elenco estelar, que en esta ocasi√≥n contar√° s√≥lo con cantantes chilenos como Evelyn Ram√≠rez, Patricio Sabat√© y Ricardo Seguel, dirigidos por Jos√© Luis Dom√≠nguez.¬†

El barítono ruso Rodion Pogossov y la mezzo georgiana Ketevan Kemoklidze entregan interpretaciones de gran calidad en esta producción de la famosa ópera de Rossini.

El barítono ruso Rodion Pogossov y la mezzo georgiana Ketevan Kemoklidze entregan interpretaciones de gran calidad en esta producción de la famosa ópera de Rossini.

URL CORTA: http://rbb.cl/52ka
Tendencias Ahora