Notas
Por qu√© la Iglesia eligi√≥ por primera vez un “Papa Negro”
Publicado por: Christian Leal
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Durante la víspera del cónclave para nombrar a un nuevo pontífice, uno de los rumores más ventilados era que esta podría constituir la elección de un papa negro, dando pie a toda clase de interpretaciones en vista de las numerosas profecías al respecto.

Sin embargo una cosa s√≠ es clara: en efecto, es la primera vez que la Iglesia elige a un “papa negro”… aunque no de forma literal, como esperaban los partidarios del cardenal Peter Turkson, de Ghana.

Jorge Mario Bergoglio, ahora ex arzobispo de Buenos Aires y flamante Francisco I, pertenece a la orden religiosa de los jesuitas. Aquel hecho ya destaca por ser la primera vez en la historia de la Iglesia Cat√≥lica en que un jesuita ocupar√° el trono de San Pedro, desde que la Compa√Ī√≠a de Jes√ļs fuera fundada en 1540 por San Ignacio de Loyola.

Pero el hecho destaca a√ļn m√°s considerando que la tradici√≥n cat√≥lica reconoce informalmente al l√≠der de la orden de los jesuitas precisamente como el “Papa Negro”, debido a la fuerte influencia que su orden tuvo durante siglos sobre los pont√≠fices y a las oscuras sotanas que suelen vestir sus religiosos, tal como revela el corresponsal del diario argentino Clarin en El Vaticano, Julio Alga√Īaraz.

Eso s√≠, los jesuitas no siempre contaron con el favor de la Santa Sede. Ya en el siglo XVIII, la Compa√Ī√≠a de Jes√ļs se hab√≠a enemistado con numerosos gobiernos de Europa, debido al poder pol√≠tico y econ√≥mico que hab√≠an acumulado.

Los Jesuitas son una organizaci√≥n Militar, no una orden religiosa. Su jefe es el general de un ej√©rcito, no el mero abad de un monasterio. Y el objetivo de esta organizaci√≥n es Poder, Poder en su m√°s desp√≥tico ejercicio, Poder absoluto, universal, Poder para controlar al mundo bajo la voluntad de un s√≥lo hombre. El jesuitismo es el m√°s absoluto de los despotismos y, a la vez, es el m√°s grandioso y enorme de los abusos“, hab√≠a escrito en ese entonces el mism√≠simo Napole√≥n Bonaparte.

A consecuencia de esto, en 1773 el papa Clemente XIV cedi√≥ a las presiones de Francia, Espa√Īa, Portugal y parte de Italia, suprimiendo a la Compa√Ī√≠a de Jes√ļs y logrando su expulsi√≥n de Am√©rica, cuyos miembros buscaron asilo en pa√≠ses como Estados Unidos y Rusia.

Aunque la proscripci√≥n de los jesuitas dur√≥ s√≥lo 40 a√Īos, sus roces con El Vaticano no cesaron. Muestra de ello fueron los fuertes desacuerdos del “Papa Negro” Pedro Arrupe con Juan Pablo II, quien debido a su l√≠nea progresista y simpat√≠as por la doctrina de la Teolog√≠a de la Liberaci√≥n, se gan√≥ la enemistad del pont√≠fice polaco.

Más recientemente, en 2008, el papa Benedicto XVI había enviado una carta al líder de la órden, exigiéndole confirmar su obediencia a la Iglesia Católica.

“Los aspectos en los que el pont√≠fice muestra sus mayores recelos y pide obediencia r√≠gida se refieren a “la relaci√≥n entre Cristo y las religiones, algunos aspectos de la teolog√≠a de la liberaci√≥n y varios puntos de la moral sexual, sobre todo en lo que se refiere a la indisolubilidad del matrimonio y la pastoral de las personas homosexuales“. Al parecer, en las universidades, colegios y ambientes jesuitas en el mundo, es floja la sinton√≠a con la ortodoxia tradicionalista el Vaticano y el Papa Ratzinger, sobre todo en estos temas”, escrib√≠a Julio Alga√Īaraz en ese entonces.

InfoCatolica.com

InfoCatolica.com

Tendencias Ahora