Notas
Madre de hombre asesinado en Rahue clama por justicia tras 4 a√Īos de incertidumbre
Publicado por: Tania Lavado
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Asegurando que el dolor no la deja vivir y clamando justicia se encuentra Sabina Ailef Ailef, de 65 a√Īos, luego que su hijo, Alejandro Alberto Castro Ailef, fuera asesinado en junio de 2008 en el sector de Rahue y cuyo homicida jam√°s fue capturado. La causa est√° archivada provisoriamente desde hace m√°s de un a√Īo ya que, seg√ļn dice el informe, ‚Äúse determin√≥ dicha acci√≥n porque los antecedentes no son conducentes al esclarecimiento del hecho‚ÄĚ.

El puzzle policial se inicia cuando Castro, de 33 a√Īos a la fecha de cometido su homicidio, fue encontrado en la v√≠a p√ļblica y apoyado en la reja met√°lica de una vivienda de calle Santiago. El informe pericial de la Brigada de Homicidios de la Polic√≠a de Investigaciones de Osorno determin√≥ que falleci√≥ a ra√≠z de una anemia aguda producto de la herida penetrante causada con arma blanca, de modo intercostal.

Seg√ļn los datos arrojados tras la investigaci√≥n, el joven concurri√≥ a dos lugares espec√≠ficos en esa noche noche. Primero, lleg√≥ hasta un restor√°n y expendio de cervezas de Rahue donde estuvo con un amigo y dos mujeres. Posteriormente concurri√≥ hasta un local nocturno conocido como ‚ÄúEl Capri‚ÄĚ, tras lo cual se perdi√≥ su rastro.

La angustiada madre manifestó que acudió a distintas instancias y autoridades en busca de ayuda desde que ocurrido el homicidio. Afirma que no ha encontrado asistencia y se siente totalmente discriminada, aduciendo a que el escenario sería distinto si tuviera dinero.

Uno de los hechos que caus√≥ sospecha es que en el cuello de la polera de su hijo se encontraba enganchada la c√©dula de identidad de su amigo con quien fue visto. Las diligencias arrojaron que √©ste se encontraba en compa√Ī√≠a de una amiga al momento del asesinato, descartando su participaci√≥n.

Sin embargo, dentro de las declaraciones del due√Īo del documento, √©ste manifest√≥ que tras su paso por el local perdi√≥ la billetera, ante lo cual surge la duda de por qu√© apareci√≥ su c√©dula en el lugar del hallazgo.

Sabina aprovech√≥ la instancia para llamar a todos quienes tuvieron contacto con su hijo esa noche a declarar y entregar antecedentes que permitan reabrir el caso. Est√° segura que alguien vio lo que pas√≥ y a quien propin√≥ la pu√Īalada.

Por su parte, la fiscal jefe de Osorno, María Angélica de Miguel, manifestó que lamentablemente hay casos donde la línea investigativa no permite llegar a la conclusión del caso. Sin embargo, están conscientes de que el crimen perfecto no existe, por lo que el caso podría ser reabierto si surgen nuevos antecedentes.

La causa, afirmó la madre, pasó de fiscal en fiscal y ninguno fue capaz de obtener resultados favorables. Por ello, solo pide que alguien se ponga la mano en el corazón y declare, de tal modo de que el homicida pague por lo que hizo y así ella pueda alcanzar la tranquilidad al hacerse justicia.

Tendencias Ahora