Notas
Obama llama al Congreso a adoptar plan m√°s modesto para evitar precipicio fiscal
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El presidente estadounidense Barack Obama exhort√≥ este viernes al Congreso a adoptar un compromiso presupuestal m√°s modesto que el esbozado en las √ļltimas semanas, con el fin de evitar una cura de austeridad forzada a principios de enero, cuando se aplicar√° el denominado ‘precipicio fiscal’ si no se alcanza un acuerdo.

“Esto es algo que nuestra capacidad resolver√°, no nos tomar√° mucho trabajo, solamente debemos de hacer lo correcto”, dijo Obama, quien pidi√≥ a los legisladores que fueran a sus hogares a celebrar la Navidad y retornaran luego a Washington para aprobar un nuevo proyecto antes de la fecha l√≠mite del 1 de enero.

En caso de que los estadounidenses caigan en el temido “precipicio fiscal” se exponen a un alza generalizada de impuestos y al recorte autom√°tico del gasto p√ļblico, sobre todo en el √°rea social, a partir del 1 de enero, lo que hace prever a algunos economistas la ca√≠da de la primera econom√≠a del mundo en la recesi√≥n.

Obama anunció que este viernes discutió telefónicamente con el presidente de la cámara de Representantes, el republicano John Boehner, y se reunió en la Casa Blanca con el jefe de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid.

Seg√ļn dijo, pidi√≥ a ambos que trabajen “en un plan que evite un alza de los impuestos a la clase media, proteja el seguro de desempleo que perciben dos millones de estadounidenses y sienten las bases de trabajos futuros tanto sobre el crecimuiento como sobre la lucha contra los d√©ficit”.

“Podemos alcanzar esas metas. Lo podemos hacer en diez d√≠as”, proclam√≥.

La Casa Blanca anunció posteriormente que Obama y su familia viajarían por la noche hacia Hawai, el archipiélago del Pacífico en el que el presidente nació y en el que pasa habitualmente el período de las fiestas.

Pero Obama precis√≥ que estar√≠a de regreso en Washington “la semana pr√≥xima” para el reinicio de las discusiones presupuestales.

“En el momento en que dejamos la ciudad (Washington, NDLR) para reunirnos con nuestras familias durante las fiestas, espero que esto d√© un poco de sentido de la perspectiva a todo el mundo”, se√Īal√≥.

El jueves,los republicanos no hab√≠an logrado ponerse de acuerdo sobre un “plan B”, ratificando el punto muerto en que se encontraban las negociaciones entre Obama y Boehner.

El portavoz de Boehner, Brendan Buck, imput√≥ este viernes la responsabilidad del bloqueo a Obama. “Seguimos esperando que (el presidente) demuestre su seriedad para evitar el precipicio fiscal”, dijo, y comunic√≥ que Boehner “volver√° a Washington luego de Navidad, listo para hallar una soluci√≥n que pueda ser adoptada por las dos c√°maras”.

“Yo no quiero que suban los impuestos. Los republicanos no quieren que suban los impuestos”, dijo a su vez Boehner a los periodistas en el Capitolio, en Washington.

“Pero nosotros s√≥lo controlamos la C√°mara de Representantes. Los dem√≥cratas gobiernan”, agreg√≥.

La propuesta impositiva de Boehner es parte de un plan general para aumentar en 1 bill√≥n de d√≥lares los ingresos sumados a recortes por 1 bill√≥n de d√≥lares, principalmente en reducciones de los aportes del Estado para programas como Medicare, el seguro de salud para personas mayores de 65 a√Īos.

El 1 de enero expiran reducciones de impuestos para todos los contribuyentes, heredadas de la presidencia de George W. Bush, que los republicanos pretenden renovar.

Obama, en cambio, seg√ļn record√≥ un portavoz de la Casa Blanca en la tarde del viernes, aspira a excluir de esas reducciones al 2% m√°s rico de los estadounidenses, con ingresos superiores a los 250.000 d√≥lares al a√Īo. Durante las negociaciones, el presidente ofreci√≥ a Boehner llevar ese piso a 400.000 d√≥lares.

Los observadores estiman que Obama, claramente reelecto en noviembre, tiene cierta ventaja en esta enésima crisis con sus adversarios republicanos, puesto que en caso de que el bloqueo persista logrará lo que pretende: el alza de los impuestos para los más ricos, y la posibilidad de que el Congreso vote luego reducciones para la clase media.

Tendencias Ahora