Notas
Bolivia: policías se amotinan y palacio presidencial con vigilancia militar
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Policías sindicalizados de bajo rango se amotinaron este jueves en Bolivia, con la toma de comandos departamentales en ocho de las 10 ciudades más importantes del país, con demandas salariales, mientras el palacio presidencial quedó bajo vigilancia militar.

Centenares de uniformados de La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí, Tarija, Sucre, Santa Cruz y Trinidad, capitales de departamento, se plegaron a la protesta iniciada más temprano por 50 mujeres, esposas de algunos de ellos, que emprendieron una huelga de hambre en un cuartel de La Paz.

Los polic√≠as reclaman un salario m√≠nimo de 2.000 bolivianos (unos 287 d√≥lares), casi 70% m√°s de lo que reciben, la jubilaci√≥n con el 100% de sus salarios y la anulaci√≥n de una ley que les proh√≠be opinar p√ļblicamente.

Los agentes están amotinados en nueve cuarteles en Bolivia y junto a sus cónyugues ocuparon de manera pacífica cinco comandos departamentales. Sólo las ciudades de El Alto y Cobija no reportaron incidentes.

“El mot√≠n se est√° registrando en todo el pa√≠s, los polic√≠as se est√°n replegando y no est√°n saliendo a patrullar”, inform√≥ Guadalupe C√°rdenas, l√≠der de un sindicato de esposas de polic√≠as, en una improvisada conferencia de prensa en las afueras de una unidad antimotines tomada por los sublevados.

C√°rdenas particip√≥ de la toma violenta de la Unidad T√°ctica de Operaciones Policiales (UTOP, antidisturbios), que dej√≥ tres heridos por choques a pu√Īo y palos entre uniformados, a media cuadra de la Plaza de Armas, donde se hallan el presidencial Palacio Quemado y la sede del poder Legislativo.

Los poderes Ejecutivo y Legislativo est√°n sin vigilancia policial. El Palacio de Gobierno “cerr√≥ sus puertas y no hay atenci√≥n”, inform√≥ a la AFP la oficina de comunicaci√≥n presidencial, mientras que el canal privado de televisi√≥n PAT film√≥ a militares en sus interiores armados con fusiles.

El presidente Morales se halla en Brasil participando en la cumbre de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas Rio+20 y se espera su llegada a Bolivia en las próximas horas.

Entre tanto, el comandante departamental coronel Rosal√≠o Alvarez dijo que “estamos investigando lo que ha pasado, han visto que gente infiltrada ha participado de todo esto”.

“Todo esto es resultado de un gobierno malagradecido con la polic√≠a”, asegur√≥ a la radio privada Erbol el exmayor de polic√≠a, David Vargas, quien en 2003 comand√≥ un mot√≠n en contra del gobierno derechista de Gonzalo S√°nchez de Lozada y por el que fue dado de baja.

Al caer la noche había tranquilidad en La Paz y otros regimientos policiales, aunque los uniformados amenazaron con endurecer sus protestas en las próximas horas si no tienen atención del gobierno.

Desde Quito, el presidente ecuatoriano Rafael Correa, compar√≥ este caso con la rebeli√≥n policial que enfrent√≥ en 2010, tambi√©n por reivindicaciones laborales, en una sublevaci√≥n que dej√≥ 10 muertos y que seg√ļn el mandatario fue instigada por opositores y algunos medios para sacarlo del poder.

“Ojal√° all√° (en Bolivia) no haya sucedido lo mismo, y si no ha sido as√≠, ojal√° no se trate de utilizar esta revuelta como aqu√≠ se la quiso utilizar: se indujo la revuelta y se trat√≥ de utilizarla para dar un golpe de Estado”, sostuvo.

“No podemos excluir que (los sucesos en Bolivia) sean acciones inducidas”, a√Īadi√≥.

El ministro de Interior, Carlos Romero, quien ejerce el mando pol√≠tico y administrativo sobre la Polic√≠a, dijo que el reajuste de sueldos, como piden los uniformados, “implica m√°s de 100 millones de bolivianos (unos 14 millones de d√≥lares) y que no es f√°cil resolver las cosas”.

Tendencias Ahora