Notas
Ribery disputa, por fin, su primera final de la Liga de Campeones
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El franc√©s Franck Ribery, suspendido en la final europea de 2010, cuenta ya las horas para disputar su primera final de la Liga de Campeones, este s√°bado ante el Chelsea en M√ļnich con el Bayern, antes de afrontar con su selecci√≥n la Eurocopa-2012 en Polonia y Ucrania.

El 22 de mayo de 2010 permanece en la memoria de Ribery como una de las fechas m√°s tristes de su carrera, por la derrota de su Bayern ante el Inter de Mil√°n italiano (2-0) en la final de la ‚ÄėChampions‚Äô en Madrid.

El atacante franc√©s abandon√≥ la concentraci√≥n de su selecci√≥n, previa al Mundial de Sud√°frica, para asistir, impotente desde la grada, a la derrota de sus compa√Īeros en Espa√Īa, en un partido que no pudo jugar porque hab√≠a sido expulsado en la semifinal ante el Lyon.

Iron√≠a del destino o no, fue precisamente sobre el c√©sped del estadio Santiago Bernabeu donde el Bayern regres√≥ en la vuelta de las semifinales de esta campa√Īa 2011-2012 a la final del m√°ximo torneo europeo.

El astro franc√©s por fin tiene su so√Īada final, en una segunda oportunidad que espera no despediciar, en una temporada donde el equipo b√°varo aspiraba a lo m√°ximo, pero donde se ha visto relegado al subcampeonato tanto en la Bundesliga como en la Copa de Alemania.

A sus 29 a√Īos, ha firmado estad√≠sticamente su mejor temporada desde su llegada a Baviera en 2007 (12 goles y 21 asistencias en la Bundesliga), siendo respetado esta vez s√≠ por las lesiones, no como en campa√Īas anteriores.

El jugador francés sufrió recientemente una humillación dolorosa con el 5-2 que recibió su equipo ante el Borussia Dortmund en la final de la Copa de Alemania, y llegó incluso a soltar alguna lágrima por la enorme decepción, algo que no quiere repetir este sábado en un duelo clave en el Allianz Arena.

“Es el partido m√°s importante de mi carrera”, afirm√≥, dispuesto a seguir el ejemplo de su compatriota y amigo Eric Abidal, que fue el franc√©s que se coron√≥ campe√≥n de Europa hace un a√Īo en Londres con el Barcelona.

El Bayern espera un Chelsea ultradefensivo, al modo del equipo que consigui√≥ frenar precisamente al Bar√ßa en las semifinales del mes de abril (1-0 en Stamford Bridge, 2-2 en la vuelta en Catalu√Īa).

Por ello, Ribery tendr√° que ser especialmente r√°pido, h√°bil en el regate e inteligente en la b√ļsqueda de espacios si quiere ser determinante.

En caso de conquistar la ‚ÄėChampions‚Äô, a√Īadir√≠a este gran √©xito a un palmar√©s personal donde hasta ahora destacan los torneos nacionales en Alemania, especialmente los ‚Äėdobletes‚Äô Bundesliga-Copa de 2008 y 2010.

Esta temporada tambi√©n ha sido el a√Īo en el que Ribery ha aprendido a sentirse c√≥modo, gracias en gran medida al conciliador y veterano entrenador Jupp Heynckes, con el que ha congeniado mucho mejor que con el anterior t√©cnico, el explosivo e irascible Louis Van Gaal.

La grada de M√ļnich le dedica sonoras ovaciones a la m√≠nima ocasi√≥n, algo que contrasta con el recelo con el que se le recibe todav√≠a en Francia, donde no se olvida su pol√©mico papel en la rebeli√≥n interna que vivieron los ‚ÄėBleus‚Äô en Knysna, en plena concentraci√≥n en el Mundial sudafricano, donde el equipo cay√≥ eliminado en la primera fase.

Consciente de que es un momento de ‘todo o nada’, Ribery sabe que s√≥lo noventa minutos, o algo m√°s si hay prolongaci√≥n, le separan de su gran sue√Īo.

Tendencias Ahora