Notas
Miles de manifestantes afganos acusan a soldados de EEUU de quemar el Cor√°n
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Miles de afganos manifestaban violentamente el martes ante la mayor base estadounidense de Afganist√°n, cerca de Kabul, acusando a las tropas extranjeras de haber quemado ejemplares del Cor√°n.

Miles de personas se concentraron ante la base de Bagram, a 60 km al norte de la capital, informó un fotógrafo de la AFP.

El comandante en jefe de la Fuerza Internacional para Afganist√°n de la OTAN (ISAF), el general norteamericano John Allen, present√≥ sus “excusas” al “noble pueblo de Afganist√°n” despu√©s de “informaciones” indicando que “soldados de la base de Bagram se desembarazaron en forma incorrecta de un n√ļmero importante de documentos isl√°micos, incluyendo a Coranes”.

El general Allen no confirmó sin embargo si se habían quemado ejemplares del Corán, tal y como asegura la policía afgana. Ordenó una investigación.

“Hemos tenido conocimiento de estos actos, hemos intervenido inmediatamente y los hemos detenido. Los documentos recuperados ser√°n inmediatamente entregados a las autoridades religiosas competentes”, a√Īadi√≥ el general Allen.

Las profanaciones del libro sagrado del islam, u otros actos considerados como blasfemos por los musulmanes, por parte de soldados extranjeros, que tienen lugar a menudo en Afganist√°n, desencadenan sistem√°ticamente manifestaciones violentas.

“Hay al menos 2.000 personas, se manifiestan porque se han quemado ejemplares del Cor√°n en el interior de la base”, declar√≥ a la AFP un oficial de la polic√≠a.

Sediq Sediqqi, portavoz del ministerio del Interior, confirm√≥ la manifestaci√≥n y a√Īadi√≥ que se hab√≠an enviado refuerzos a Bagram para prevenir todo exceso de violencia.

Otra concentraci√≥n de unas 500 personas tuvo lugar en Kabul, cerca de las principales bases de la OTAN en la capital, en la carretera de Jalalabad, pero ya se hab√≠a dispersado a finales de la ma√Īana (hora local), declar√≥ a la AFP el portavoz de la polic√≠a, Ashamat Estanakzai.

“Investigamos con profundidad este incidente y tomaremos las medidas necesarias para asegurarnos de que esto no volver√° a ocurrir. Les aseguro (…) les prometo (…) que este acto no era para nada intencional”, indica el comunicado del general Allen.

“Quer√≠a agradecerles a los afganos que nos hubieran ayudado a descubrir este error y ayudado de inmediato a corregirlo”, concluye el texto, cuya franqueza parece querer limitar excesos que podr√≠an producirse por la noche.

Los ofensas al islam, a las tradiciones afganas o simplemente a las reglas elemantales de conducta por parte de la tropas de la OTAN, son relativamente frecuentes en Afganist√°n.

A principios de enero, un vídeo de cuatro marines estadounidenses orinando sobre los cadáveres de presuntos talibanes fue colgado en internet y levantó una enorme polémica, aunque no provocó ninguna manifestación en Afganistán.

Unos días después, un militar afgano que mató a cuatro soldados franceses e hirió a otros 15 justificó su acto por lo ocurrido en el vídeo.

Otras im√°genes, que muestran a soldados brit√°nicos pidiendo a ni√Īos afganos que les toquen los genitales a trav√©s de su ropa, tambi√©n “asquearon” al gobierno afgano pero no perturbaron el orden p√ļblico.

En abril de 2011, diez personas murieron y decenas de personas resultaron heridas en manifestaciones durante varios días después de que el pastor estadounidense Terry Jones quemara un Corán en Florida.

Tendencias Ahora