Notas
Blatter admite ‘errores’ recientes en la FIFA pero pide pasar p√°gina
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El presidente de la Federaci√≥n Internacional de F√ļtbol (FIFA), Joseph Blatter, admiti√≥ este s√°bado en Tokio que se cometieron “errores” recientemente, en un a√Īo marcado por esc√°ndalos de corrupci√≥n en su organismo, pero pidi√≥ pasar p√°gina y pensar en no repetirlos en un futuro.

Blatter, de 75 a√Īos, viaj√≥ a Jap√≥n con motivo de la reuni√≥n del Comit√© Ejecutivo de la FIFA en los √ļltimos d√≠as y la final del Mundial de Clubes en Yokohama, el domingo entre el Barcelona espa√Īol y el Santos brasile√Īo.

El dirigente suizo fue preguntado por la AFP sobre si se arrepent√≠a de algo de lo hecho este a√Īo, en el que la FIFA estuvo en el centro de la pol√©mica por acusaciones de corrupci√≥n, y dijo que s√≠, pero que no se puede “vivir lament√°ndose”.

“Hay que afrontar las cosas con optimismo. Tengo que guardar energ√≠as para mirar hacia el futuro. Estoy convencido de que podemos avanzar”, afirm√≥, apuntando que hab√≠a pedido a los miembros de la FIFA que pasaran p√°gina y no se dedicaran a debatir sobre el pasado.

Al hablar de esos “errores”, destac√≥ que el mayor de ellos fue que el proceso de atribuci√≥n de los Mundiales de 2018 y 2022, finalmente otorgados a Rusia y Catar, se hiciera de manera conjunta.

“El pasado es el pasado, ahora toca mirar hacia adelante”, insisti√≥.

La designaci√≥n de los Mundiales de 2018 y 2022 tuvo lugar el 1 de diciembre de 2010 en Z√ļrich y estuvo en el centro de sospechas de corrupci√≥n, que llev√≥ a la FIFA a suspender incluso a varios de sus miembros.

Al abordar lo ocurrido en la primera mitad de 2011, Blatter reconoci√≥ que “el barco no estaba en aguas tranquilas”, pero celebr√≥ haber podido “llevarlo a puerto”.

Con ello hac√≠a alusi√≥n a las pol√©micas relacionadas con su reelecci√≥n en el Congreso de la FIFA el 1 de junio, donde su rival Mohamed Bin Hammam, responsable del f√ļtbol asi√°tico, se retir√≥ a √ļltima hora, acusado de sobornos y despu√©s suspendido por este asunto.

El da√Īo sufrido por la imagen del organismo llev√≥ a la FIFA a promover “reformas” y “transparencia”, aunque Blatter se vio en noviembre de nuevo en un hurac√°n medi√°tico, tras unas palabras que fueron consideradas racistas y que obligaron al suizo a pedir disculpas p√ļblicas.

“Dir√≠a que no, no hay racismo. Quiz√°s haya alg√ļn jugador que tiene frente a otro una palabra o un gesto que no son correctos, pero el jugador que se ve afectado por ello tendr√≠a que decir que es un juego. Estamos en un juego y, al final del juego, nos damos la mano”, hab√≠a comentado a la CNN.

Esas palabras provocaron un gran revuelo internacional, especialmente en el f√ļtbol ingl√©s, y Blatter pidi√≥ perd√≥n, reafirmando su compromiso en la lucha contra el racismo.

Tendencias Ahora