Notas
Salida de Estados Unidos de territorio de Irak podr√≠a beneficiar a Ir√°n seg√ļn analistas
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La retirada militar estadounidense de Irak, despu√©s de nueve a√Īos de presencia, inquieta a las monarqu√≠as del Golfo porque podr√≠a reforzar la influencia de Ir√°n en toda esta regi√≥n estrat√©gica, coinciden analistas.

“La salida estadounidense de Ir√°n sin dudas crea un vac√≠o”, afirm√≥ Abdel Aziz Saqr, quien dirige un centro de investigaciones sobre el Golfo. “Los estadounidenses eran una presencia tranquilizadora para sus aliados, con los que tienen acuerdos de seguridad”, dijo este especialista saudita a la AFP.

Esa presencia “aseguraba una estabilidad ante la capacidad militar estadounidense”, a√Īadi√≥, para indicar su convicci√≥n de que con la salida de Estados Unidos habr√° “un refuerzo de las actividades militares y de espionaje de Ir√°n en Irak”.

En la visi√≥n de Saqr, Ir√°n no ser√° “una amenaza directa para Irak” pero podr√≠a utilizar ese pa√≠s como una base para amenazar a los pa√≠ses del Golfo, en momentos en que el gobierno iran√≠ parece esta “perdiendo su aliado sirio”, ya que el r√©gimen de Damasco es acorralado por manifestaciones sin precedentes.

La proximidad ideológica entre el gobierno de Irak, dominado por los chiitas, y el de Irán favorece los lazos entre las dos partes, que coinciden por ejemplo en la defensa del régimen sirio.

El primer ministro de Irak, Nuri al Maliki, manifestó el lunes su desacuerdo con el presidente estadounidense Barack Obama con relación a Siria, afirmando que no se sentía en el derecho de reclamar la salida del presidente sirio Bashar al Asad, como lo hace el jefe de Estado en Washington.

El ejército estadounidense deberá completar antes del fin de 2011 su retirada de Irak, para dejar apenas 157 militares y 763 civiles que ayudarán a entrenar las fuerzas iraquíes bajo el control de la embajada de Estados Unidos en Bagdad.

El propio general Robert Caslen, comandante de la oficina responsable por la cooperación de seguridad en Irak (OSCI), admitió que las fuerzas iraquíes no parecen totalmente listas a tomar el relevo.

“Las fuerzas de seguridad iraqu√≠es han adquirido en los √ļltimos a√Īos la capacidad de administrar las amenazas interiores (…) Pero a√ļn no adquirieron la aptitud de controlar las amenazas externas”, dijo el jefe militar a la AFP.

El jefe del Estado Mayor de Irak, Babaker Zebari, reconoci√≥ que el pa√≠s ser√° “incapaz de ejecutar la totalidad de sus misiones de defensa externa antes de una fecha estimada entre 2020 y 2024″, seg√ļn un informe estadounidense.

Sami al Faraj, especialista en Irán y director del Centro de Estudios Estratégicos de Kuwait, minimiza la capacidad militar de Irán ante la sofisticación del armamento occidental en los países árabes del Golfo.

“Ir√°n puede, por ejemplo, movilizar naves en los corredores mar√≠timos, que har√≠a estallar el precio de los seguros para las cargas de petr√≥leo”, dijo, pero no realizar verdaderas operaciones militares, a√Īadi√≥.

Otro analista kuwait√≠, Sami al Nisf, apunt√≥ que “la retirada estadounidense ocurre en circunstancias dif√≠ciles, (…) y se se inicia un conflicto religioso o √©tnico en Siria, eso tendr√≠a repercusiones en Irak”.

Tendencias Ahora