Notas
Anders Behring Breivik, sin remordimientos al reconstruir la matanza de Utoya en Noruega
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Anders Behring Breivik, el autor confeso del doble ataque que dej√≥ 77 muertos el pasado 22 de julio en Noruega, no mostr√≥ ning√ļn arrepentimiento durante la reconstrucci√≥n de la matanza, inform√≥ la polic√≠a este domingo.

Estaba afectado, “pero no mostr√≥ ning√ļn remordimiento por sus actos”, explic√≥ el fiscal Paal-Fredrik Hjort Kraby a un grupo de periodistas en Oslo, al d√≠a siguiente de que la polic√≠a llevara al detenido a la isla de Utoya, donde fallecieron 69 personas, la mayor√≠a adolescentes.

Behring Breivik también accionó un coche bomba aparcado cerca de la sede del gobierno noruego en la capital, provocando la muerte de otras 8 personas.

El fiscal dijo que la policía concluyó que era vital para la investigación llevar al detenido a la isla, después de preguntarse si era justo para las familias de las víctimas.

“Toda investigaci√≥n demuestra que volver a la escena del crimen ayuda a recordar. (Bhering Breivik) nos dio mucha m√°s informaci√≥n de la que ten√≠amos antes, pese a las 50 horas de interrogaci√≥n (previas)”, afirm√≥ Hjort Kraby.

“Sentimos que ahora tenemos una perspectiva general bastante buena de c√≥mo muri√≥ o fue disparada cada persona, pese a que sigue habiendo detalles por conocer”, a√Īadi√≥.

El fiscal contó a la AFP que algunos de los que murieron se ahogaron al intentar alcanzar un lugar seguro nadando.

El traslado de Behring Breivik a la isla, situada a 40 kilómetros de Oslo, se llevó a cabo el sábado por la tarde, primero en coche y luego utilizando el mismo barco que el detenido usó el día de la matanza.

El viaje se realiz√≥ bajo fuertes medidas de seguridad, manteniendo a Behring Breivik esposado dentro del barco y controlando constantemente sus movimientos en la isla, seg√ļn la polic√≠a.

Tanto el autor confeso de los hechos, su abogado Geir Lippestad, como los agentes de la polic√≠a llevaron chalecos antibalas, al tiempo que varios helic√≥pteros sobrevolaron la zona por miedo a un intento de “ataque para vengarse”, informaron medios locales.

Behring Breivik consigui√≥ “volver a ese d√≠a”, cuando atac√≥ a un campamento de verano de las juventudes socialistas, explic√≥ el fiscal a la AFP

“Se acord√≥ de nuevas cosas”, asegur√≥, a√Īadiendo que no hubo incoherencias en sus actos, excepto “algunas veces que camin√≥ en direcci√≥n contraria, aunque luego se correg√≠a”.

“Todo lo que dijo fue grabado y filmado”, explic√≥ el fiscal, agregando que el material ser√° utilizado como prueba durante el juicio.

Hjort Kraby también confirmó que Behring Breivik fue sometido a varios escáneres los días posteriores a su arresto por miedo a que se hubiera tragado un explosivo o un mando a distancia, tal y como anunció la prensa local el fin de semana.

“Est√°bamos tratando a un hombre que hab√≠a accionado una bomba y que cometi√≥ muchos m√°s cr√≠menes en Utoya, por lo que tuvimos que pensar en todas las opciones, incluyendo que se hubiese tragado un dispositivo”, explic√≥.

El fiscal afirm√≥ que la polic√≠a estaba preocupada por que Behring Breivik intentara suicidarse, “pero el examen fue realizado con precisi√≥n y no encontramos nada”.

Tendencias Ahora