Notas
Ropa catalítica: sofisticado vestido de noche lucha contra la contaminación
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La ropa podría convertirse en un futuro próximo en un arma para luchar contra la contaminación en las grandes ciudades, gracias a una innovadora de tecnología que absorbe las partículas nocivas y purifica el aire.

Puede parecer ciencia ficci√≥n, pero los impulsores de la llamada “ropa catal√≠tica” tienen ya un prototipo, un sofisticado vestido de noche impregnado con un catalizador, fruto de una inhabitual colaboraci√≥n entre la moda y la qu√≠mica, que fue presentado en estos d√≠as en Londres.

El elegante modelo lleva incorporada la misma tecnología que los cristales autolavables, es decir una capa formada por nanopartículas de dióxido de titanio, un compuesto químico altamente reactivo que en presencia de luz solar y oxígeno genera unas moléculas llamadas radicales libres.

“En una ventana autolavable, esto convierte la suciedad en jab√≥n y cuando llueve se limpia, pero en el vestido estos radicales libres reaccionan con los √≥xidos de nitr√≥geno (que liberan al aire los veh√≠culos motorizados) y los convierten en nitratos” inocuos, explic√≥ a la AFP uno de los coart√≠fices del proyecto, Tony Ryan, profesor de qu√≠mica de la Universidad de Sheffield (norte).

Si queda alg√ļn contaminante adherido a la prenda, basta con meterla en la lavadora para que se vayan con el agua en el desag√ľe, como ya sucede con la ropa normal, aseguran sus promotores.

Pese a que los temores que suscita entre algunos expertos el creciente uso de nanopartículas, los promotores sostienen que la reacción sería inofensiva para la persona que llevara puesta la ropa y que el aire a su alrededor sería más puro.

“Cada persona tendr√≠a una peque√Īa nube de aire limpio cuando se desplazara”, agreg√≥ Ryan, que trabaj√≥ en estrecha colaboraci√≥n con la artista y dise√Īadora Helen Storey, profesora del London College of Fashion.

Ambos estiman que si un mill√≥n de los ocho millones de londinenses usara todo el tiempo este tipo de ropa, se podr√≠a reducir de “al menos 5%, incluso a lo mejor 10%”, la cantidad de √≥xidos de nitr√≥geno.

Estos gases invisibles son generados por los veh√≠culos motorizados, y en especial por los di√©sel, y las autoridades municipales estiman que contribuyen cada a√Īo a la muerte prematura de unas 4.300 personas en la capital brit√°nica.

“La poluci√≥n relacionada con el tr√°fico sigue siendo uno de los problemas m√°s apremiantes de las zonas urbanas”, dijo Frank Kelly, catedr√°tico de Salud Medioambiental del King’s College de Londres. “Es un problema para el que no tenemos soluci√≥n t√©cnica”, agreg√≥.

La ropa catal√≠tica podr√≠a formar parte del remedio, pero la dificultad para los creadores del concepto, que no es m√°s que una nueva aplicaci√≥n de una tecnolog√≠a que se utiliza ya en el hormig√≥n o la pintura, radica en convencer a un n√ļmero de gente suficiente para que la use.

Por eso acaban de lanzar una campa√Īa en las redes sociales Facebook y Twitter, acompa√Īada de un v√≠deo protagonizado por la modelo Erin O’Connor y con m√ļsica del grupo Radiohead, para que los internautas contribuyan a dar forma al experimento.

Porque el catalizador, que est√° todav√≠a en fase de desarrollo, podr√≠a aplicarse a la ropa de m√ļltiples maneras, en la fabricaci√≥n, con un aerosol como en el prototipo o utilizando un aditivo con el suavizante en la lavadora.

Hasta que el gran p√ļblico adopte esta tecnolog√≠a, deber√≠a conocerse m√°s sobre los posibles efectos nocivos de las nanopart√≠culas, objeto actualmente de numerosos estudios.

“Supongo que hay un mont√≥n de riesgos potenciales. Todav√≠a no sabemos demasiado sobre la toxicolog√≠a de las nanopart√≠culas”, estim√≥ Gesa Staats, investigadora de la Facultad de Ciencias Biom√©dicas de la Universidad del Ulster, que estudia los efectos de estos nuevos materiales en las enfermedades neurodegenerativas.

“O sea que creo que es demasiado pronto para ponerlo en la ropa”, agreg√≥.

Tendencias Ahora