Notas
Habitantes de Juan Fern√°ndez realizan actividades en memoria de fallecidos por tsunami
Publicado por: Alejandro Arias
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas
Grupo de la armada y amigos que ayudaron a la instalación de la escultura

Grupo de la armada y amigos que ayudaron a la instalación de la escultura

La comunidad del archipiélago de Juan Fernández realizó una serie de actividades para recordar la memoria de quienes ya no están, porque sucumbieron a los embates de la ola, con romerías, procesiones y ofrendas arrojadas al mar.

Pero hubo otros, como los familiares del desaparecido periodista espa√Īol, Miguel Mar√≠n, de 29 a√Īos, que quisieron conmemorar la fecha de manera distinta, y m√°s intima.

Es as√≠ que ellos instalaron una escultura, en el sector de Puerto Franc√©s, el mismo sitio donde hace un a√Īo, Miguel se encontraba con su suegro acampando, cuando la ola se fue encima del campamento arrastr√°ndolo con todo a su paso.

Kentia Puigg, la novia del joven periodista, habló sobre el difícil proceso que significa tener que enfrentar la pérdida de un ser querido, sin tener la certeza de donde podrán estar sus restos.

A un a√Īo de la desgracia, reci√©n el padre de Miguel Mar√≠n, quien se llama exactamente igual que su hijo, pudo pisar suelo isle√Īo para cerrar lo que el mismo se√Īal√≥ como un ciclo.

Mar√≠a Ang√©lica P√©rez, era una artista gr√°fica del Museo de Bellas Artes. A sus 37 a√Īos, lleg√≥ a Juan Fern√°ndez con su novio, Crist√≥bal Sotomayor, de vacaciones.

Esa noche tr√°gica, ambos dorm√≠an en una caba√Īa, cuando de repente, el agua comenz√≥ a inundar la habitaci√≥n y comenz√≥ la pesadilla.

Ambos fueron arrastrados por las aguas, el pudo salvarse. Ella no.

Cristóbal, recuerda con dolor esos minutos, y esa amarga certeza que tuvo en el momento, de que nunca más volvería a ver a María Angélica.

Son parte de las historias y los lamentos que a√ļn rondan en el archipi√©lago de Juan Fern√°ndez.

Y aunque la comunidad no ha sido muy participativa de los actos organizados por la municipalidad insular, todos llevan un luto interior que queda demostrado en los m√°s adultos, que a√ļn sienten temor de bajar al borde costero, en la bah√≠a de Cumberland, por miedo a ese mar inclemente y enga√Īoso.

URL CORTA: http://rbb.cl/5hnt
Tendencias Ahora