Notas
“No llevo escolares”: el maltrato cotidiano en el sistema de transporte Coronel-Lota
Publicado por: Christian Leal
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas
Imagen: Mauricio Villagr√°n (CC)

Imagen: Mauricio Villagr√°n (CC)

Si usted piensa tomar un bus para viajar a Coronel-Lota, VIII Regi√≥n, tiene b√°sicamente 2 posibilidades: viajar ‚Äútranquilo‚ÄĚ (buses hacinados, exceso de velocidad, una ruta pr√°cticamente inutilizable y un cobrador de modales poco delicados, pero tranquilo) o ser estudiante y padecer otro tipo de viaje en micro.

La TNE, vigente en todo el pa√≠s las 24 horas del d√≠a y todo el a√Īo (excepto febrero solamente) m√°s que un beneficio, parece una carga: se convierte en un letrero que parece decir con letras grandes: INMUNDO. El estudiante es un verdadero leproso: “Al√©jese de m√≠, no me lleve, ins√ļlteme. Tiene toda la libertad para hacerlo”.

Desde hace varios a√Īos ya que los abusos en contra de los estudiantes en el transporte p√ļblico son una constante. El recorrido Coronel-Lota es un caso emblem√°tico: los “cobradores” -no permitidos por ley- los acosan diariamente. De manera humillante, les proh√≠ben subir al bus bloque√°ndoles la entrada; si logran subir, los intimidan yendo hasta sus asientos para obligarlos a ponerse en pie. Pese a que la TNE es v√°lida toda la semana, s√≥lo se puede usar hasta el viernes. M√°s all√° de las 9 de la noche, los conductores molestan a los estudiantes con una actitud agresiva al ver la tarjeta. ‚Äú¬ŅA esta hora andabai estudiando?‚ÄĚ, los interrogan. Y generalmente acaban fuera de la micro.

Un servidor, estudiante de Pedagog√≠a en Espa√Īol, tuvo el privilegio de ser tratado con tal gentileza por tomar el bus “tarde” (¬Ņ9 de la noche?). En mi negativa a bajarme del bus habiendo pagado ya mi pasaje, el conductor abandon√≥ la cabina (en serio), fue a mi asiento, me arrebat√≥ el pase de las manos y se lo llev√≥. (¬°Si, yo tambi√©n me asust√©!). Evidentemente, tuve que llamar a Carabineros (quienes, aunque acogieron mi llamada, no aparecieron). Nadie puede retener un documento ajeno por fuerza, menos de ese modo. Luego de una hora de tensi√≥n, 5 cuadras m√°s all√° de mi paradero, el conductor se dign√≥ soltar mi pase. Tuve suerte: hay quienes no han vuelto a ver su pase escolar.

Los abusos de este tipo vienen no son novedad. El control policial es escaso (aunque, ¬Ņno es absurdo que se necesite control policial?); no existe fiscalizaci√≥n; los cobros abusivos (casi 3 veces lo que vale un viaje igual de largo en Concepci√≥n) son el pan de cada d√≠a. De este modo, una de las comunas con mayor desempleo en Chile, Lota, paga uno de los pasajes m√°s caros.

Como era l√≥gico, fui a la SEREMITT a hacer la respectiva denuncia por mi caso. Me trataron muy bien, se escandalizaron sanamente, se pusieron de mi parte y me dijeron que esperara y que me llamar√≠an para avisar sobre novedades en mi caso. ¬ŅSer√° demasiado infantil conservar la ilusi√≥n de que me llamen, a 5 meses de aquello?

No hay nada que hacer. El sentimiento es de verdadera impotencia ¬ŅLicitaci√≥n? S√≠, tome asiento y espere. Los medios no est√°n demasiado preocupados. La discriminaci√≥n a los estudiantes; la intimidaci√≥n, la violencia verbal y los cobros indebidos son pr√°cticas ILEGALES que se cometen a vista y paciencia de todos. Ya empez√≥ el verano, y los universitarios que estudian en enero deber√°n sufrir la peor parte (y los que descansan tambi√©n: ¬Ņacaso se deja de ser estudiante por tener vacaciones?).

El mes sin TNE, por ley, es febrero solamente. Sí: el reglamento existe, y es claro… Pero en Ruta 160, Los Alces, Expreso del Carbón, Expreso 2000, Sotral y Playa Blanca, parece no tener demasiada importancia cuando tienes el poder de dejar a un estudiante tirado en medio de la nada si se te antoja. Los derechos de los estudiantes son atropellados diariamente como los pobres perros de la carretera.

En un pa√≠s que pretende mejorar las condiciones de la educaci√≥n, aceptar esta carga de estr√©s para secundarios y universitarios resulta, por lo menos, inconsecuente. Muchos estudiantes se atreven, pero, yo me pregunto, ¬Ņalguna de las autoridades, tendr√° el valor suficiente para parar la micro de una vez? Ojal√° esta pregunta sea por fin respondida, y que no se contin√ļe dejando tirados en el paradero a los estudiantes chilenos.

Marco Salas Opazo
Estudiante de 4¬ļ a√Īo de Pedagog√≠a en Espa√Īol
Universidad de Concepción

URL CORTA: http://rbb.cl/5qr3
Tendencias Ahora