Notas
La OTAN pone la primera piedra para salir de Afganist√°n en 2014
Publicado por: Alberto Gonzalez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La OTAN puso el s√°bado la primera piedra de su salida de Afganist√°n al adoptar una estrategia para ceder el control de la seguridad entre 2011 y 2014 a las autoridades afganas, nueve a√Īos despu√©s de lanzar una guerra que todav√≠a no ha sido ganada contra los talibanes.

“Hemos lanzado el proceso para que los afganos recuperen el control en su propia casa”, declar√≥ el secretario general de la Alianza Atl√°ntica, Anders Fogh Rasmussen, en el segundo y √ļltimo d√≠a de una cumbre de la organizaci√≥n en Lisboa.

“El objetivo es que las fuerzas afganas controlen el pa√≠s para fines de 2014″, tras un proceso que se iniciar√° en el primer semestre de 2011 de forma gradual y “distrito por distrito”, precis√≥ Rasmussen.

Estados Unidos y sus aliados reunidos en el seno de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) tienen desplegados unos 140.000 soldados en Afganist√°n, enzarzados en una lucha contra los talibanes y sus aliados de Al Qaida.

Los talibanes, derrocados del poder por la coalici√≥n internacional liderada por Estados Unidos a fines de 2001, reaccionaron este s√°bado a las decisiones tomadas en Lisboa al asegurar que la OTAN est√° “condenada a la derrota”.

El plan adoptado por los 28 dirigentes de la OTAN, el resto de 20 países miembros de la ISAF y el presidente afgano, Hamid Karzai, prevé que a medida que se traspase el control de la seguridad a las fuerzas afganas, las tropas extranjeras se vayan retirando del país.

Estados Unidos, que cuenta con un contingente de 100.000 efectivos, tiene previsto empezar a reducir su presencia en julio de 2011.

Pero los líderes de la OTAN quisieron dejar claro que el plan no supone una retirada total o sistemática del contingente extranjero después de 2014.

“Nos quedaremos despu√©s de la transici√≥n con un papel de apoyo”, dijo Rasmussen, tras suscribir con Karzai un “acuerdo a largo plazo entre la OTAN y Afganist√°n cuya validez se prolongar√° despu√©s de la misi√≥n de combate”.

“Que quede claro, si los talibanes o quien sea quieren echarnos del pa√≠s, que se olviden. Nos quedaremos todo el tiempo que sea necesario para finalizar nuestro trabajo”, asegur√≥ Rasmussen.

“Todav√≠a tenemos muchos duros combates por delante” en Afganist√°n, advirti√≥ por su parte un alto responsable de la Casa Blanca, precisando que el presidente Barack Obama todav√≠a no ha decidido cambiar la naturaleza militar de la misi√≥n sobre el terreno.

Los ataques de la insurgencia han hecho de 2010 el a√Īo m√°s mortal para las tropas aliadas, con 654 soldados fallecidos. Desde que se inici√≥ la campa√Īa en 2001, m√°s de 2.200 efectivos perdieron la vida en el pa√≠s.

Con el fin de garantizar el √©xito del proceso de “transici√≥n”, Obama pidi√≥ a los aliados el compromiso de enviar equipos suplementarios de instructores para formar a las fuerzas afganas.

Canadá ya indicó esta semana que su presencia militar de casi un millar de soldados será suplantada por una misión de instrucción y Portugal avanzó el sábado que desplegará unos 40 entrenadores más.

La OTAN conf√≠a en obtener suficientes fondos y entrenadores militares para aumentar el n√ļmero de efectivos en las fuerzas afganas de 256.000 a 306.000 en los pr√≥ximos doce meses.

Por su parte, Karzai aprovechó la cumbre para reiterar su llamamiento a Estados Unidos de que reduzca la intensidad de sus operaciones militares, especialmente las nocturnas conducidas por sus fuerzas especiales.

“Espero que las dificultades desaparecer√°n a medida que avancemos”, declar√≥ Karzai a la prensa, interrogado sobre la cuesti√≥n.

Paralelamente, la OTAN abrió este sábado en la capital portuguesa una reunión con el presidente ruso, Dimitri Medvedev, con quien impulsó su cooperación sobre Afganistán.

Mosc√ļ acord√≥ extender el acuerdo por el que permite el paso por su territorio de provisiones militares no letales de la Alianza hacia Afganist√°n, indic√≥ Rasmussen.

La cumbre entre la Organizaci√≥n del Tratado del Atl√°ntico Norte (OTAN) y Rusia es la primera desde el conflicto de agosto de 2008 en Georgia, cuyo gobierno, aliado de Estados Unidos, se enfrent√≥ durante cinco d√≠as a dos provincias separatistas apoyadas por Mosc√ļ.

Tendencias Ahora