Notas
Estudio londinense postula que las personas noct√°mbulas son m√°s inteligentes que las diurnas
Publicado por: Gabriela Ulloa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas
Imagen | Johan Viirok en Flickr

Imagen | Johan Viirok en Flickr

Si en las noches sientes que el trabajo te rinde de mejor forma y est√°s con m√°s energ√≠a, pese a que despu√©s debas pelear con la almohada para conciliar el sue√Īo… ¬°No es tu culpa! ya que eres una persona con un elevado coeficiente intelectual y, seg√ļn un estudio, tu inteligencia te impide invocar a Morfeo.

As√≠ lo postul√≥ Satoshi Kanazawa junto a un grupo de investigadores de la Escuela de Econom√≠a y Ciencia Pol√≠tica de Londres, quienes descubrieron que las preferencias del sue√Īo y el tiempo de una persona dependen de su intelecto.

Precisamente, el estudio asegura que quienes poseen un coeficiente intelectual más alto son propensos a ser noctámbulos -es decir, son más activos de noche y se duermen más tarde- y, por el contrario, aquellos que tienen uno más bajo suelen realizar actividades en el día e ir temprano a la cama.

¬ŅA qu√© se debe este fen√≥meno? Como indic√≥ Kanazawa, nuestros ancestros eran generalmente diurnos hasta que las personas consideradas inteligentes gestaron una ‚Äúnueva preferencia evolutiva‚ÄĚ hacia actividades nocturnas, la cual se manifiesta en un nivel cognitivo m√°s complejo de gente que ejerce una profesi√≥n, profesa una religi√≥n o lleva esta particular forma de vida.

Asimismo, otra corriente postula que las preferencias de sue√Īo obedecen en algunos casos a factores de la gen√©tica, lo que explicar√≠a por qu√© los murci√©lagos necesitan dormir cerca de 20 horas al d√≠a, c√≥mo ciertas aves logran dormir en pleno vuelo o que a ello se debe que las vacas alcancen el sue√Īo con los ojos abiertos.

Pero, como indicaron en FayerWayer, todo tiene sus pro y sus contras: si bien el que te duermas a la hora que canta el gallo es un símbolo de inteligencia, también puede influir negativamente en tu vida ya que los noctámbulos son menos fiables y además son propensos a sufrir depresión, tener adicciones y desarrollar trastornos alimenticios.

Tendencias Ahora