Notas
Nuevas huelgas y protestas en batalla decisiva contra reforma de Sarkozy
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los sindicatos franceses se juegan el martes el todo por el todo en una nueva jornada de manifestaciones y huelgas contra la reforma de la jubilación del presidente conservador Nicolas Sarkozy, que podría radicalizarse con la participación de los estudiantes.

“En funci√≥n de nuestra capacidad para mantener los √≠ndices de movilizaci√≥n, esto puede durar todav√≠a un momento”, advirti√≥ Bernard Thibault, secretario general de la CGT, primer sindicato de Francia.

“Hoy habr√° una movilizaci√≥n muy grande. Es incomprensible que el gobierno no se mueva frente a los reclamos de los sindicatos”, sostuvo Fran√ßois Chereque, secretario general de la CFDT (reformista), segundo sindicato franc√©s.

Las tres anteriores jornadas de manifestaciones -7 y 23 de septiembre y 2 de octubre- movilizaron en cada ocasi√≥n de de 2,5 millones a tres millones de personas, seg√ļn los sindicaros, y de 900.000 y 1,2 millones, seg√ļn la polic√≠a.

Unas 244 manifestaciones fueron convocadas para el martes en todo el país.

La manifestación parisina, encabezada por los principales líderes sindicales y en la que participará la dirigencia de la oposición de izquierda, arrancará a las 13H30 locales (11H30 GMT) desde Montparnasse, sur de la capital.

“El gobierno buscar√° el desgaste, d√≠a tras d√≠a”, afirm√≥ el l√≠der cegetista al diario Le Parisien antes de considerar que “lo que importa, es que la acci√≥n sea prolongada. Eso nos garantizar√° el √©xito”, agreg√≥.

Las huelgas del martes -respaldadas por el 69% de los franceses seg√ļn una encuesta del instituto CSA- podr√≠an ser prolongadas por las asambleas generales previstas para el mi√©rcoles, dando lugar a un “escenario que angustia al El√≠seo”, presidencia francesa, seg√ļn el diario Liberation (izquierda).

En el transporte ferroviario circulaba un tren de gran velocidad de cada tres entre París y el interior del país mientras el tráfico era casi normal hacia otros países europeos.

Pero en el aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle, el 30% de los vuelos fueron anulados y en Orly el 50%, seg√ļn la Direcci√≥n General de la Aviaci√≥n Civil (DGAC).

El metro parisino circulaba sin demasiadas complicaciones, a diferencia de los trenes de cercanías en la capital y del transporte urbano en provincia.

Tanto sindicatos como gobierno prestarán atención al seguimiento de la huelga en un sector clave de la economía, como son las refinerías, pues al menos diez de las 12 están en huelga.

También observarán el alcance de la movilización entre los estudiantes secundarios y universitarios, que se perfilaba importante.

A primera hora, el ministerio de Educación indicó que unos 300 colegios de todo el país estaban bloqueados.

El principal sindicato de estudiantes universitarios, la UNEF, llam√≥ a una jornada de “facultades desiertas”.

La administraci√≥n p√ļblica y la educaci√≥n, as√≠ como los sectores portuario, qu√≠mico, energ√©tico y metal√ļrgico estaban llamados a sumarse a la huelga contra una reforma que pondr√° fin a un r√©gimen de jubilaciones considerado como un “s√≠mbolo” de la presidencia del socialista Fran√ßois Mitterrand, a inicios d elos a√Īos 80.

Pese al rechazo en las calles de esta reforma, la m√°s importante de la presidencia de Sarkozy, los senadores de la mayor√≠a gobernante de derecha UMP y los centristas aprobaron entre el viernes y el lunes, en una carrera contrarreloj, los dos art√≠culos m√°s pol√©micos: el aumento de 60 a 62 a√Īos de la edad m√≠nima legal para jubilarse y el incremento de 65 a 67 a√Īos de la edad para cobrar una jubilaci√≥n completa.

La cámara alta prevé concluir el examen del proyecto esta semana, antes de las manifestaciones convocadas por los sindicatos para el sábado próximo.

El gobierno espera que el Parlamento apruebe definitivamente la reforma antes de fines de octubre y que el fin de semana largo del Día de Todos los Santos, desinfle la movilización social.

Tendencias Ahora