Notas
Vicepresidente colombiano asegura que las FARC son una amenaza para la seguridad mexicana
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La guerrilla FARC representa una amenaza a la seguridad de M√©xico por la alianza que desde hace a√Īos estableci√≥ con los c√°rteles de la droga mexicanos y por ser un factor desestabilizador, advirti√≥ el vicepresidente de Colombia, Francisco Santos, en entrevista con la AFP.

“Gran parte de la amenaza que hay en M√©xico en la seguridad tiene como una de sus anclas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia” (FARC), dijo Santos, entrevistado en la capital mexicana.

Los cárteles mexicanos se han apoderado de un gran segmento del negocio de la cocaína, en el que la guerrilla marxista tiene una fuerte participación en la producción, procesamiento y comercialización, afirmó.

“Lo que ha habido son alianzas para desarrollar m√°s el negocio” del narcotr√°fico, sostuvo el n√ļmero 2 del gobierno de √Ālvaro Uribe.

El funcionario está en México desde el martes encabezando la delegación colombiana que busca ganar la sede de los juegos Panamericanos 2015 para Bogotá, pero se da tiempo para hablar sobre la cooperación entre ambos países y reunirse con empresarios y estudiantes mexicanos.

Santos se neg√≥, “por respeto a la soberan√≠a mexicana”, a hacer p√ļblica la manera en que miembros de la guerrilla colombiana se habr√≠an introducido en M√©xico, aunque no descart√≥ que la inteligencia de su pa√≠s haya informado sobre ello a sus contrapartes mexicanas.

“No se puede perder de vista el factor de desestabilizaci√≥n” que es FARC, a√Īadi√≥, reiterando el deseo de su gobierno de que M√©xico la declare organizaci√≥n “terrorista”, como ya hicieron Estados Unidos, Canad√° y la Uni√≥n Europea.

El rechazo a esa petición por parte de México provocó en 2004 un roce diplomático que terminó con el retiro abrupto del embajador colombiano.

Por otra parte, Santos defendi√≥ la cooperaci√≥n en materia de seguridad que su pa√≠s ha mantenido desde hace a√Īos con Estados Unidos y m√°s recientemente con M√©xico.

“Si el Estado se apertrecha en la soberan√≠a, est√° partiendo con un flanco de debilidad muy fuerte. La lucha contra esta delincuencia tiene que ser trasnacional”, porque los delincuentes no reconocen soberan√≠as, afirm√≥.

Como ejemplo de esta cooperaci√≥n, mencion√≥ el acuerdo firmado en agosto para que 10.000 polic√≠as mexicanos se capaciten en territorio colombiano para la lucha contra los c√°rteles de la droga, cuyas disputas provocaron m√°s de 14.000 muertes en los √ļltimos tres a√Īos en M√©xico, seg√ļn cifras oficiales.

Ante la creciente violencia y la sensación de impunidad con la que opera el crimen organizado, el gobierno mexicano tiene unos 50.000 militares y miles de policías desplegados desde 2006 en todo el territorio.

La cooperaci√≥n internacional ampliar√° la capacidad del Estado para combatir el narcotr√°fico, pero “eso requiere tiempo, requiere voluntad pol√≠tica y desafortunadamente a veces requiere pagar un costo dif√≠cil”, consider√≥ Santos.

Y ese costo, advirti√≥, puede convertirse en “actos atroces” que escalan hacia atentados contra la sociedad civil, como el del 15 de septiembre de 2008 en la ciudad de Morelia (oeste), que dej√≥ ocho muertos y m√°s de 100 heridos y es considerado el primer ataque terrorista en M√©xico.

Tendencias Ahora