Matan a otro oso en los Pirineos, el tercero de 2020: residentes critican reintroducción de especie

Creditos: Gobierno de Aragón
Por Emilio Lara
La información es de Agence France-Presse

La información es de Agence France-Presse

Lunes 30 noviembre de 2020 | Publicado a las 13:35 · Actualizado a las 13:43

visitas
visitas

Las autoridades españolas comunicaron la muerte por disparo de un oso en los Pirineos, llevando a tres el número de plantígrados fallecidos desde comienzo de 2020 en esta cordillera entre España y Francia.

“Muere la osa Sarousse como consecuencia de un disparo” en el valle de Bardají, tuiteó el domingo por la noche el gobierno regional de Aragón, indicando que hay una investigación abierta al respecto.

El cazador que disparó el arma “ha alegado actuar en defensa propia”, precisaron las autoridades, que anunciaron la realización de una autopsia este lunes.

El incidente se produce días después de la detención de un hombre en el marco de la investigación de la muerte del oso Cachou, un macho de seis años hallado muerto en abril en el valle de Arán español por causas todavía no desveladas.

En junio, otro oso murió por arma de fuego cerca de una estación de esquí en el sur de Francia, pero la investigación está en punto muerto.

En los últimos 20 años, las autoridades francesas y españolas han hecho un esfuerzo para reintroducir con especímenes eslovenos el oso pardo en los Pirineos, de donde estuvo a punto de extinguirse.

Pero en los territorios afectados la presencia del oso es criticada e incluso combatida.

En agosto de 2019, las autoridades locales del valle de Arán pidieron la “retirada inmediata” del oso Cachou después de que este atacara rebaños y caballos.

Del lado francés, muchos agricultores se declaran abiertamente contrarios a este animal.

Por su lado, las asociaciones animalistas defienden la presencia de esta especie en los Pirineos y piden reemplazar los ejemplares muertos por nuevos plantígrados.

“2020 es un año negro para el oso en los Pirineos, más de un 5% de su población fue matada por el humano”, señalaron las asociaciones francesas Ferus y Pays de l’Ours-Adet en un comunicado conjunto.

En España, donde otra osa falleció por un disparo en la región de Castilla y León, la ministra de Transición Ecológica Teresa Ribera aseguró trabajar “para aclarar lo ocurrido” y “por la protección de la biodiversidad”.

Ver los comentarios

Lo último