Tierna broma del veterano maestro Vicente Bianchi conquistó al público de Olmué

Betho Chiloe CNE-50 ‏| @BethoCarcamo
Publicado por
Envíanos tu corrección

Este domingo es la cuarta y última jornada del Festival del Huaso de Olmué, por lo que su cierre debía tener la altura apropiada. Y qué mejor que hacerlo con un sentido homenaje al consagrado director y compositor Vicente Bianchi, que a sus 96 años es toda una institución dentro del mundo artístico nacional.

La transmisión comenzó con una revisión de la vida del maestro, cuyas obras más recordadas son las musicalizaciones de los poemas de Pablo Neruda, con las que incluso ganó la edición 1998 de la competencia de la canción del Festival de Viña del Mar.

Luego le rindieron tributo campeones de cueca y bailarines del Bafona, mientras la fuerza estuvo a cargo de la melodiosa voz de Consuelo Schuster, en cuya voz vibraron sus tonadas.

Sin embargo el momento cúlmine fue, desde luego, cuando el propio Vicente Bianchi acompañado de su hijo Alejandro, subió hasta el escenario de Olmué para recibir personalmente el homenaje.

Pese a que el director caminaba dificultosamente ayudado de un bastón, hizo gala de su humor para reírse del tiempo que le tomó llegar hasta los animadores: “Yo soy como la justicia, tardo, pero llego”, bromeó en medio de las carcajadas y la ovación del público.

“Esta es una ciudad muy grande, que ya la he recorrido bastante. Espero seguir consiguiendo esos aplausos para terminar mis años, que son 96 ya los que tengo”, añadió luego con humildad.

En tanto, su hijo Alejandro agradeció conmovido a la Municipalidad de Olmué y a TVN por el homenaje a su padre. “Nos tiene llorando emocionados”, dijo antes de retirarse junto a él, en medio de los vítores del público.

“A veces es como si tuviera 69, no 96 años”

Luego, en conversación con Radio Bío Bío, Bianchi siguió haciendo gala de su lucidez pese a sus años.

“Rara vez uno se siente extraordinariamente bien. Yo he ido a muchas partes, algunas muy grandes, pero este mundo de gente acá que me ha aplaudido, hace que me vaya feliz”, señaló.

El director aprovechó de “disculparse” (bien entre comillas) por su dificultad para caminar. “El problema es que hace 10 meses me caí y tuve que operarme de la cadera. No encuentro la hora de poder volver a caminar normalmente, así que esto no es por pose”, aclaró.

Finalmente, Bianchi tuvo algunas palabras para quien fuera su compañero artístico en la creación de sus obras.

“Lástima que ya no tengo a mi coautor, Pablo Neruda. Él se fue antes que yo. pero mientras mi cabeza esté buena, seguiré en esto. Si a veces es al revés, no es como que tuviera 96 años, sino 69″, sentenció entre risas.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Atractivos Turisticos