Sociedad
S√°bado 13 abril de 2019 | Publicado a las 16:45
"Werwolf": as√≠ fueron los cr√≠menes de los ni√Īos terroristas que estuvieron con Hitler hasta el final
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Era 1944 y las esperanzas del mundo estaban centradas en lo que podían hacer los ejércitos ruso y estadounidense, los cuales habían irrumpido en Europa Central y avanzaban a paso firme hacia Berlín, capital de Alemania y ciudad ícono del Nacionalsocialismo.

Por ese entonces, los norteamericanos se habían abierto paso por Normandía (Francia) y el ejército rojo llegaba hasta el país germano por medio de la zona este.

Por ese a√Īo ya se preve√≠a que la pr√≥xima gran batalla tendr√≠a a Berl√≠n como frente principal, por lo que Hitler y sus generales ordenaron a sus hombres retirarse de los frentes en el exterior y centrar toda su artiller√≠a y poder militar en la capital.

En ese tiempo, las denominadas Juventudes Hitlerianas alcanzaban un n√ļmero de cerca de 2 millones de personas, todas de entre 12 y 18 a√Īos de edad, quienes hab√≠an jurado lealtad a Hitler antes de que comenzara la guerra.

Ya a fines de 1945, de acuerdo al libro Berlín: La Caída, desde Alemania no se veía favorable el desenlace de la guerra, por lo que desde las esferas más altas de poder se ideó un plan de sabotaje que, a priori, resultaba devastador.

Werwolf | Wikimedia Commons
Werwolf | Wikimedia Commons

Fue en octubre de ese a√Īo cuando el integrante de las SS Hans Pr√ľtzmann decidi√≥ crear un grupo de ni√Īos que fuera capaz de combatir de igual a igual contra los rusos en Berl√≠n: La Werwolf (hombres lobo en alem√°n).

Este grupo ten√≠a como objetivo ser la √ļltima esperanza de Alemania para contener a los rusos durante la batalla de Berl√≠n, para lo que fueron entrenados por meses por las SS en t√©cnicas de guerra aprendidas en Mosc√ļ y Ucrania.

No obstante, la situaci√≥n gener√≥ curiosidad y repudio entre las fuerzas aliadas, ya que los integrantes de las Werwolf eran peque√Īos de entre 12 y 14 a√Īos, que ten√≠an nula experiencia en combate.

De acuerdo al medio espa√Īol ABC, el entrenamiento de estos ni√Īos consisti√≥ en saber manejar granadas, francotiradores de alcance medio y armas para derribar aviones, que no se comparaban con la artiller√≠a rusa.

Para el historiador Antony Beevor, las t√©cnicas de combate que le fueron ense√Īadas a los ni√Īos resultaron in√ļtiles cuando tuvieron que usarlas en combate. La raz√≥n era obvia, ellos no ten√≠an experiencia manejando explosivos.

Juventudes Hitlerianas | Wikmedia Commons
Juventudes Hitlerianas | Wikmedia Commons

‚ÄúLos programas de instrucci√≥n inclu√≠an t√©cnicas de sabotaje con latas de sopa de rabo de buey¬†Heinz¬†que hac√≠an explotar con detonadores en forma de l√°piz capturados a los brit√°nicos‚ÄĚ, indic√≥.

Desempe√Īo menor dentro de la guerra

Fue a mediados de abril de 1945 cuando el ej√©rcito rojo lleg√≥ hasta Berl√≠n para intentar dar con el paradero de Hitler por la fuerza. La historia se√Īala que las Werwolf eran una fuerza que ya estaban entrenadas para el combate, aunque sus resultados fueron magros.

Para Beevor, los ni√Īos no fueron capaces siquiera de intimidar a los sovi√©ticos en los duelos, quienes incluso se habr√≠an re√≠do de los pocos recursos que ten√≠an para atacar.

De esta forma, se estima que ellos no lograron nada m√°s que derribar un avi√≥n con un ca√Ī√≥n antimisiles y derribar un par de lugares estrat√©gicos de los enemigos, aunque sin mucha suerte en el combate frente a frente.

De acuerdo a un reporte del diario espa√Īol El Pa√≠s, los ni√Īos tuvieron un entusiasmo desmesurado en el inicio de las batallas, aunque pasadas unas horas muchos de ellos comenzar√≠an a desertar por miedo.

‚ÄúMuchos de ellos aprovecharon para marcharse a casa cuando sus superiores los enviaron a preparar actos terroristas‚ÄĚ, expresaron.

Sin ir m√°s lejos, el citado medio constata que para los rusos, los ni√Īos eran ‚Äúun mal chiste‚ÄĚ preparado por los alemanes hacia ellos. Por lo que en muchas ocasiones dudaron del verdadero esp√≠ritu combativo de los Nazis.

Werwolf | Wikimedia Commons
Werwolf | Wikimedia Commons

‚ÄúLos camaradas alemanes s√≥lo tomar√≠an al asalto una estaci√≥n ferroviaria si lograsen comprar billetes para acceder a los andenes‚ÄĚ, habr√≠an sido parte de las bromas que crearon los sovi√©ticos.

Lo cierto es que, de acuerdo a relatos de los propios nazis, una de las √ļltimas veces que se vio a Hitler fuera de su b√ļnker en Berl√≠n fue para felicitar a un grupo de no m√°s de 20 ni√Īos por su “valor”.

En ese entonces, se cree que el l√≠der alem√°n entreg√≥ reconocimientos a cada uno de los ni√Īos que fueron parte de la Werwolf. Junto con eso, aprovech√≥ de hablar contra sus generales, culp√°ndolos directamente a ellos por haber perdido la guerra.

Finalmente, fue el l√≠der de la SS Alemanas, Heinrich Himmler, quien orden√≥ a los menores salir del campo de batalla y los oblig√≥ a incursionar en lo que fue la propaganda pol√≠tica anticomunista y contra los “traidores”.

De acuerdo al citado medio espa√Īol, la decisi√≥n de Himmler no fue para resguardar la vida de los j√≥venes. En el fondo, el jerarca se encontraba profundamente decepcionado del desempe√Īo de la Werwolf, por lo que los envi√≥ a realizar otras tareas.

Una milicia contra los desertores

De acuerdo a un reporte del medio ABC, luego que las fuerzas de ni√Īos fueron sacadas del campo de batalla las Juventudes Hitlerianas comenzaron a utilizarlas como una organizaci√≥n de intimidaci√≥n contra el propio pueblo alem√°n.

De esta forma, las Werwolf utilizaron maniobras como el sabotaje, asesinato e intimidación hacia personas que consideraran, a simple vista, como traidoras hacia el régimen, pese a que éste se caía a pedazos.

Hitler saludando a las Werwolf | Wikimedia Commons
Hitler saludando a las Werwolf | Wikimedia Commons

Seg√ļn el citado medio, los ni√Īos tambi√©n fueron usados para escribir mensajes en los muros del centro de Berl√≠n, donde expresaban su repudio contra quienes quer√≠an darse por vencidos antes de que el combate finalizara de forma total.

“¬°Traidor, ve con ojo, la Werewolf te observa!”, se habr√≠a le√≠do en algunas calles de la capital alemana. Otros mensajes advert√≠an: “Sabemos que tras la derrota no habr√° ninguna oportunidad de que Alemania vuelva a levantarse como hizo tras 1918”.

El Servicio de Historia y Armas de Francia (SHAT) indica en uno de sus informes que desde abril de 1945, cuando Berl√≠n apenas soportaba el constante ataque ruso, el gobierno central alem√°n dio una orden, llamando a todos los menores de 15 a√Īos a unirse a la milicia de Hitler.

“Todo bolchevique, todo ingl√©s, todo estadounidense que pise nuestro suelo deber√° convertirse en objetivo de nuestro movimiento”, advert√≠an en ese entonces.

Ejército Rojo tomando el centro de Berlín | Wikimedia Commons
Ejército Rojo tomando el centro de Berlín | Wikimedia Commons

Posteriormente, se√Īala el documento franc√©s, Himmler dio la orden de matar a toda persona que llamara a la poblaci√≥n a rendirse o dar alg√ļn apoyo a los militares sovi√©ticos para concluir r√°pido el conflicto.

“Debe abatirse a todos los varones que habiten en una casa en que se despliegue la bandera blanca. Todo hombre mayor de catorce a√Īos ser√° considerado responsable de sus actos”, indicaban.

Se estima que el 2 de mayo de 1945 se produjo el cese de hostilidades entre rusos y alemanes, produciéndose la caída de Berlín y, a posterior, el fin de la guerra en Europa.

Se estima que fue el Ej√©rcito Rojo el que detuvo todas las operaciones de la Werwolf en Berl√≠n. La mayor√≠a de los ni√Īos fueron sometidos a castigos severos, mientras que los l√≠deres de las juventudes hitlerianas fueron llevados a juicios.

Adem√°s, se cree que muchos de ellos se suicidaron con disparos en la cabeza antes de ser tomados como rehenes.

A√Īos despu√©s de la guerra, el mito de las Werwolf fue tomado para la creaci√≥n de comic e historias de acci√≥n en Estados Unidos. Su producci√≥n tuvo su peak durante las d√©cadas de los 60 y 70.

Tendencias Ahora