Sociedad
S谩bado 23 junio de 2018 | Publicado a las 15:19
La cruda historia de Theresa Knorr, la madre que mat贸 y tortur贸 a sus hijos
Publicado por: Bernardita Villa
驴Encontraste alg煤n error? Av铆sanos visitas

En 1993, una joven de 23 a帽os identificada como Terry Knorr, lleg贸 hasta la polic铆a de Utah (Estados Unidos) para denunciar el asesinato de dos de sus hermanas y contar los aberrantes maltratos que sufr铆an por parte de su madre. Las autoridades no le creyeron y la contactaron con un psiquiatra, quien tambi茅n desech贸 su historia.

Con el objetivo de lograr justicia, la mujer busc贸 la ayuda del programa de televisi贸n American Most Wanted, quienes la pusieron en contacto con detectives de Place County, California, donde a帽os antes fue encontrado un cuerpo sin vida (y hasta entonces sin identificar) de una de sus hermanas. En ese lugar se inici贸 una investigaci贸n, que finalmente dio con la responsable de todo: Theresa Knorr, la madre de Terry.

13 d铆as despu茅s, Knorr fue arrestada por la polic铆a bajo los cargos de homicidio, conspiraci贸n para cometer dichos asesinatos y homicidio por tortura. Aunque se declar贸 inocente en un principio, luego se retract贸 y acept贸 su culpa, bajo la condici贸n de no ser condenada a pena de muerte.

Wikimedia Commos
Wikimedia Commos

驴Qui茅n es Theresa Knorr?

Theresa naci贸 en Sacramento, California, en el seno de una familia de clase media, que perdi贸 todo cuando su padre fue diagnosticado con Parkinson y tuvo que renunciar a su trabajo como asistente de quesero en una lecher铆a local. Esto provoc贸 que el hombre cayera en una profunda depresi贸n y se desquitar谩 con su esposa e hijos.

La madre de Knorr se las arregl贸 para solventar los gastos de la familia, pero muri贸 por una falla card铆aca cuando Theresa ten铆a 15 a帽os.

La mujer y sus hermanos quedaron en la completa ruina, por lo que cuando conoci贸 a Clifford Sanders, un hombre cinco a帽os mayor que ella, pens贸 que hab铆a encontrado una forma de independizarse.

En 1962, con s贸lo 16 a帽os, dej贸 el colegio, qued贸 embarazada de su primer hijo (Howard) y se cas贸 con el hombre, el primero de cuatro fallidos matrimonios.

La relaci贸n, sin embargo, estaba lejos de ser ideal. Theresa se obsesion贸 con una supuesta infidelidad de su esposo y lo acus贸 de maltratarla f铆sicamente.

Aunque acudi贸 a la polic铆a por los supuestos maltratos, no quiso presentar cargos en contra de Sanders, lo cual pudo haber prevenido lo que vino despu茅s.

Tras una fuerte discusi贸n, el hombre le inform贸 que se ir铆a de la casa. Theresa, quien estaba embarazada de su segunda hija (Sheila), no fue capaz de soportar esto y cegada por la ira le dispar贸 por la espalda con una escopeta, mat谩ndolo al instante.

En el juicio tambi茅n se declar贸 inocente y se帽al贸 que actu贸 en defensa propia, porque su marido era violento y la maltrataba, algo que fue refutado por la familia de 茅l e incluso su propia hermana. Finalmente, fue absuelta. Ten铆a 18 a帽os.

The Afflicted
The Afflicted

La madre Monstruo

Tras aquel episodio, la mujer comenz贸 a beber m谩s de la cuenta y a descuidar a sus dos peque帽os hijos, a quienes dejaba por d铆as al cuidado de las parejas que ten铆a en el momento.

En 1966, se cas贸 con el soldado Robert Knorr, adopt贸 su apellido y tuvo cuatro hijos m谩s (Suesan, William, Robert y Terry). Se separaron en 1970 y como venganza, Theresa prohibi贸 al hombre ver a los ni帽os.

Tras ello se cas贸 en dos oportunidades m谩s con el trabajador ferroviario Ronald Pulliam y con el editor del diario Sacramento Union Chester “Chet” Harris. Ambas relaciones se desintegraron en cuesti贸n de meses, debido a los celos de la mujer, su alcoholismo y a la despreocupaci贸n por sus hijos.

Para su cuarto divorcio, la mujer acaba de cumplir 30 a帽os y sus problemas con el trago estaba fuera de control y empezando a dejar consecuencias en su cuerpo.

Comenz贸 a subir mucho de peso y su car谩cter se volvi贸 a煤n m谩s agresivo y vol谩til. Si antes descuidaba a sus hijos y los golpeaba ocasionalmente, ahora los castigaba de forma inhumana.

Los hijos de Theresa Knorr
Los hijos de Theresa Knorr

No s贸lo no los dejaba salir de su departamento de dos dormitorios, en Sacramento, sino que los apart贸 completamente del mundo para que no contaran lo que ocurr铆a en la casa.

Entre otras cosas, la mujer castigaba a los ni帽os apagando cigarros en su piel, someti茅ndolos en el suelo de la cocina y arrojando cuchillos cada vez que se enojaba.

Pese a que todos eran maltratados, Theresa se ensa帽贸 con sus dos hijas mayores. Suesan y Sheila, quienes se estaban convirtiendo en adolescentes atractivas, comenzaron a despertar la envidia de su madre, quien a cada minuto perd铆a m谩s y m谩s su belleza.

Theresa, quien estaba celosa de la cercana relaci贸n que Suesan hab铆a tenido con su 煤ltimo esposo, comenz贸 a acusarla de ser una bruja que la estaba maldiciendo para hacerla engordar, por lo que en una ocasi贸n, la oblig贸 a comerse una olla entera de comida caliente, la cual deposit贸 en sus piernas para quemarla.

Tras recibir una gran golpiza, Suesan huy贸 de casa y acudi贸 a la polic铆a en busca de ayuda, pero los uniformados creyeron la versi贸n de la madre, quien asegur贸 que la joven sufr铆a de problemas mentales, por lo que la enviaron nuevamente a casa.

Como era de esperar, Theresa se veng贸 de Suesan y la golpe贸 hasta el cansancio con guantes de cuero. No conforme con eso, oblig贸 a que sus propios hermanos tomaran turnos para azotarla.

Pero el castigo no termin贸 ah铆, porque luego la amarr贸 a la cama y la alimentaba s贸lo dos veces al d铆a hasta que tuvo que jurar que no volver铆a a escapar.

The Afflicted
The Afflicted

La bala que mat贸 a Suesan

En 1982, tras una pelea donde Suesan segu铆a negando haberla hechizado para engordar, Theresa le dispar贸 en el hombro. En estado cr铆tico, la mujer oblig贸 que sus otros hijos la trasladaran a la tina de ba帽o, donde la cur贸 y cuid贸 para evitar llevarla al hospital. Aunque se recuper贸 por completo, la bala nunca sali贸 de su pecho, lo que m谩s tarde le costar铆a la vida.

Dos a帽os m谩s tarde, Theresa y Suesan se volvieron a enfrentar lo cual termin贸 con la joven siendo atacada con unas tijeras. Nuevamente, la madre se neg贸 a llevarla a un hospital, por lo que fue nuevamente tratada en casa.

Cansada de los malos tratos, la mujer de 18 a帽os logr贸 convencer a su mam谩 de dejarla irse a vivir a otra cuidad, pero Knorr le puso la condici贸n que le permitiera sacar la bala alojada en su hombro para eliminar la evidencia del hecho y que no la fuera a denunciar a la polic铆a. Desesperada por irse, Suesan acept贸.

Theresa orden贸 a su hijo de 15 a帽os realizar el procedimiento con un cuchillo de cocina. A la joven le dio pastillas antipsic贸ticas y alcohol como anestesia, lo que provoc贸 que perdiera el conocimiento y despertara al d铆a siguiente con un dolor insoportable.

The Afflicted
The Afflicted

En los d铆as siguientes desarroll贸 septicemia, pero los聽antibi贸ticos e ibuprofeno que le dio su mam谩 no surtieron efecto, y ella empeor贸.

Los gritos de dolor eran tan fuerte, que Theresa 鈥損or miedo a que los vecinos la escucharan- los acall贸 poniendo cinta adhesiva a la boca de su hija y la at贸 de manos y pies.聽Posteriormente sac贸 a la joven de la casa, con la ayuda de sus hijos William (17) y Robert (16), y la llev贸 a un puente cerca de Place County, California, donde la quem贸 viva.

El final de Sheila

Tras la muerte de Suesan, el resto de los hijos de Theresa cayeron presas del p谩nico, especialmente Sheila, la hija favorita de la mujer. La joven de 19 a帽os era obligada a prostituirse para ayudar econ贸micamente a su familia, lo que le permit铆a entrar y salir del departamento cuando quisiera.

Con el tiempo, Knorr comenz贸 a imaginar que su hija estaba embarazada y que adem谩s le hab铆a contagiado una enfermedad de transmisi贸n sexual a trav茅s del ba帽o que todos usaban. Cuando la chica no confes贸, la golpe贸 con fuerza y luego la encerr贸 en un peque帽o armario junto al ba帽o, donde casi no pod铆a respirar.

Theresa prohibi贸 a sus otros hijos dejar salir a su hermana y darle agua o comida. D铆as despu茅s, la joven muri贸 dentro del cl贸set y su madre dej贸 su cuerpo descomponi茅ndose all铆.

The Afflicted
The Afflicted

Cuando el olor era imposible de respirar, la mujer decidi贸 sacar a su hija del lugar y junto a sus hijos William y Robert, llevaron su cuerpo a unas monta帽as lejanas donde la abandonaron en una caja.

Preocupada porque los vecinos alertaran a la polic铆a por el olor, la mujer orden贸 a sus hija menor Terry que vertiera liquido de encendedores por todo el departamento para quemarlo con la evidencia del crimen. Lo curioso es que si bien el lugar ardi贸 en llamas, el cl贸set qued贸 intacto.

El escape

Tras la muerte de Sheila en 1986, la familia se separ贸 y todos tomaron diferentes rumbos, excepto Robert, quien sigui贸 junto a su madre hasta que fue condenado a 16 a帽os por matar al due帽o de un bar durante un robo.

El mayor de los hermanos, Howard, abandon贸 a la familia muchos a帽os antes de todo lo ocurrido y jam谩s volvi贸 a contactarse con ellos. William, en tanto, se fue a vivir con su novia y Terry, utiliz贸 la documentaci贸n de su hermana mayor para alejarse de su madre.

En 1993, Terry, quien ya no pod铆a con la culpa de todo lo ocurrido, decidi贸 acudir a la polic铆a para denunciar a su madre. Aunque en Utah (Estados Unidos) no la escucharon, s铆 lo hicieron en el programa de televisi贸n American Most Wanted, quienes la pusieron en contacto con detectives de Place County, California.

The Afflicted
The Afflicted

La polic铆a de California logr贸 vincular la denuncia con dos cuerpos de mujeres sin identificar que hab铆an sido encontrados a帽os atr谩s, lo que permiti贸 el arresto de Theresa Knorr y sus hijos Robert y William.

Robert testific贸 contra su madre y obtuvo una sentencia de tres a帽os por ser c贸mplice en la muerte de su hermana, veredicto que cumpli贸 paralelamente con la condena que previamente ten铆a. En 2016 fue nuevamente sentenciado a ocho a帽os de prisi贸n por distribuci贸n y posesi贸n de pornograf铆a infantil.

Por su parte, William fue dejado en libertad bajo palabra.

Aunque la mujer se declar贸 inocente, luego acept贸 los cargos bajo la condici贸n de no ser condenada a muerte. Finalmente fue sentenciada a dos cadenas perpetuas, aunque en 2027 podr铆a apelar para obtener libertad bajo palabra.

Actualmente tiene 72 a帽os y su historia ya fue llevada al cine en 2010, en la pel铆cula The Afflicted, tambi茅n conocida como Another American Crime.

Tendencias Ahora