Recientemente el Gobierno anunció la promulgación de una ley para la labor permanente del Sistema Táctico de Operación Policial, más conocido como Plan STOP. En el ámbito tecnológico, el Ejecutivo detalló que implementará cámaras de seguridad para los barrios más críticos a nivel nacional y pondrá foco en mitigar el robo de vehículos, lo que se suma a la inversión de $56.200 millones que se informó en el último aniversario de Carabineros, novedades que se perciben como tácticas concretas para enfrentar el crimen organizado.

Estas medidas se complementan con el Plan Antiencerronas así como con la creación de un ministerio de Seguridad Pública, en el marco de la modernización de las policías. Vemos un gasto no menor, y anuncios relevantes en cortos períodos de tiempo, donde la autoridad busca dar señales sobre lo importante que es el resguardo de la ciudadanía, sobre todo cuando múltiples estudios han revelado una baja en los delitos, pero un incremento en los niveles de violencia.

En este plano, las inversiones deben ser estratégicas. Chile podría implementar tecnologías de punta en materia de comunicaciones de misión crítica, tal como lo han hecho los países desarrollados. De hecho, vecinos como Perú y Argentina ya han implementado estándares abiertos como TETRA que permiten la convergencia de plataformas con la idea de dar respuesta a una emergencia y mayor prevención del delito en tiempo récord.

El país tiene todas las condiciones para la implementación de tecnologías más avanzadas y competitivas, lo cual permite un costo beneficio a favor de la población. En definitiva, se están dando pasos para mejorar en seguridad pública, sin embargo hay que canalizar bien la energía para conseguir que la inversión tenga retornos positivos porque la tranquilidad y el resguardo de las personas no tiene precio.

Sería relevante la adquisición de soluciones de tecnología convergentes que permitan la escalabilidad de los proyectos en el futuro y que permita comunicaciones eficientes, en tiempo real, que contemple el envío de videos de forma unificada, ya que la convergencia tecnológica e integración de plataformas servirán además para recuperar la confianza de la ciudadanía porque la tecnología también llega a apoyar y reforzar la labor policial.

No podemos desconocer que el Ejecutivo ha puesto las primeras piedras para pavimentar un mejor camino en seguridad pública y superar los magros niveles en la materia. En este contexto esperamos que el próximo Gobierno siga construyendo sobre esa base y mirando el ejemplo internacional de cerca.

Luis Pérez
Presidente de grupo Hytera para Latinoamérica Sur