Región Metropolitana
Viernes 30 agosto de 2019 | Publicado a las 12:07 · Actualizado a las 14:59
"Era dulce y cari√Īoso": psiquiatra que atendi√≥ a "Cisarro" a√ļn cree que el joven puede rehabilitarse
visitas

En prisi√≥n preventiva ha permanecido durante el √ļltimo mes Crist√≥bal Cabrera (21) -joven que es conocido como el “Cisarro”-, luego que fuera acusado de participar en el delito de robo con violencia al interior de la vivienda de un carabinero en Buin. Sumado a esto, esta semana debi√≥ ser internado de urgencia luego que un reo lo apu√Īalara en el t√≥rax.

Esta detenci√≥n se suma a un largo historial delictual que comenz√≥ cuando el joven ten√≠a 9 a√Īos, y se vio involucrado en robos a casas habitadas. Para poder ayudarlo, fue derivado a la Unidad de Hospitalizaci√≥n Psiqui√°trica del Luis Calvo Mackenna en 2010.

En conversaci√≥n con LUN, el psiquiatra que lo atendi√≥, Rodrigo Paz, record√≥ que cuando el joven lleg√≥ hasta el lugar era “un s√≠mbolo de la delincuencia juvenil, el que sal√≠a en la tele pateando y que efectivamente era s√ļper agresivo, violento y sin control de sus impulsos. Al hospital, de hecho, lleg√≥ escupiendo”.

“Hicimos una evaluaci√≥n intensiva, con un equipo multidisciplinario de profesionales y llegamos a la conclusi√≥n de que Crist√≥bal padec√≠a un grave trastorno an√≠mico, con descontrol de impulsos, adicto a la marihuana y al alcohol, y que su participaci√≥n en estos delitos se pod√≠a entender por su descontrol y porque ven√≠a de una familia sumamente disfuncional”, a√Īadi√≥.

Apoyo sicoterapéutico

De esta manera, Crist√≥bal recibi√≥ apoyo sicoterap√©utico de una psic√≥loga especializada y tratamiento farmacol√≥gico. “Logramos que mirara cr√≠ticamente esa identidad de ‘ni√Īo choro’ para que a partir de ah√≠ pudiera vislumbrar otras identidades posibles”, explic√≥ Paz.

Tras recibir esta ayuda, el adolescente comenz√≥ a asistir a la Escuela de F√ļtbol de la Universidad de Chile y retom√≥ los estudios que hab√≠a abandonado en segundo b√°sico. “¬ŅQu√© consecuencias tuvo esto? Que no delinquiera en casi cuatro a√Īos”, asegur√≥ Paz. Sin embargo, agreg√≥ que esta situaci√≥n dur√≥ “hasta que el Estado nuevamente lo abandon√≥”.

En 2011 la unidad cerr√≥ y el joven fue trasladado al centro del Sename de Playa Ancha, lugar donde sigui√≥ su tratamiento m√©dico que fue interrumpido antes de que cumpliera 14 a√Īos, al ser puesto en libertad. Desde ah√≠ que ning√ļn organismo monitore√≥ su estado y volvi√≥ a participar en una serie il√≠citos.

“Demostramos que pod√≠amos sacar adelante a Crist√≥bal”

Consultado por la actualidad del joven Paz reconoci√≥ que “es bien triste esto. Muy indignante, pero sobre todo muy triste. Porque nosotros demostramos que pod√≠amos sacar adelante a Crist√≥bal”.

Adem√°s, mencion√≥ que despu√©s de la terapia, Crist√≥bal era “un chiquillo dulce, cari√Īo, que quer√≠a ser futbolista. Al frente de nosotros funcionaba la Casa Nacional del Ni√Īo, con ni√Īos con problemas neurol√≥gicos muy graves, y ellos llegaban a golpear la puerta para preguntar por Crist√≥bal, quer√≠an jugar con √©l. Crist√≥bal ten√≠a una cosa muy paternal con ellos a los 11 a√Īos”.

“Por otro lado, era un ni√Īo que no quer√≠a dormir solo y ten√≠a que dormir con un oso de peluche. Ese es el Crist√≥bal que conoc√≠. Sin tratamiento m√©dico aparece el ‘Cisarro’: violento, impulsivo. Cuando se transforma en ‘Cisarro’ no mide nada, no hay riesgo, no hay consecuencias, es pura agresividad”, a√Īadi√≥.

Paz asegur√≥ que a√ļn es posible que Crist√≥bal se rehabilite, instancia para la cual indic√≥ que “el Estado deber√≠a querer invertir en √©l. Medicarlo, terapiarlo, tratar a su familia. Una vez que est√© tratado, relocalizar a esa familia en un espacio donde puedan tener una vida sin tener que delinquir. Se los digo a todos: detr√°s de este ‘Cisarro’ hay un ni√Īo, un joven, que se llama Crist√≥bal, que a√ļn puede rehabilitarse. Quiz√°s esta sea nuestra √ļltima oportunidad”.

Tendencias Ahora