Nacional
Martes 02 octubre de 2018 | Publicado a las 15:59 · Actualizado a las 16:06
Revelan contenido de cartas que advertían abusos de Laplagne y que Ezzati habría desestimado
Publicado por: Valentina Gonz√°lez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El panorama del cardenal Ricardo Ezzati es complicado. Cartas enviadas el 2011 comprueban que fue advertido de las acusaciones por abuso sexual contra el sacerdote Jorge Laplagne.

Se trata una carta enviada por el entonces canciller Hans Kast en marzo de ese a√Īo en la que ped√≠a iniciar una investigaci√≥n y tomar alguna cautelar contra Laplagne, adjuntando un testimonio en su contra, seg√ļn consign√≥ La Tercera. Pese a esto, Ezzati permiti√≥ cerrar la investigaci√≥n desformalizada.

A pesar que hay imputaciones contra Laplagne desde 2010, la Iglesia reci√©n este a√Īo comenz√≥ una indagatoria formal en su contra, pese a que por un decreto de 2010, Ra√ļl Hasb√ļn qued√≥ a cargo de la indagatoria informal contra Laplagne.

En ese momento, Kast le env√≠a un correo a Hasb√ļn con el contacto del denunciante, mail que es respondido agradeciendo haber hecho llegar la informaci√≥n. Asimismo, le indica que revisar√° el caso con el entonces vicecanciller √ďscar Mu√Īoz, hoy indagado por abuso y estupro en una investigaci√≥n que tambi√©n tiene como imputado a Ezzati como encubridor.

En mayo de 2010 la v√≠ctima llega a la casa de Hasb√ļn a prestar declaraci√≥n por segunda vez, instancia en que indica que el abuso “ocurri√≥ cuando ten√≠a 15 a√Īos de edad, a mediados de 2005″.

El documento de la Iglesia se√Īala que se le conmin√≥ acudir a la justicia civil, lo que ha sido desmentido por la v√≠ctima.

‚ÄúLas personas capaces de aportar antecedentes y guardar la confidencialidad, muy cercanas al investigado, no confirieron verosimilitud a la denuncia. Sin embargo, una de ellas solicit√≥ hace poco una segunda entrevista. En ella no cambi√≥ sustancialmente su primer testimonio, pero s√≠ dijo percibir ahora hechos nuevos o mirar los antiguos con una mirada m√°s perspicaz. Aport√≥ 4 datos de posibles testigos. Uno de ellos ser√≠a un muchacho que tras un per√≠odo de gran cercan√≠a al p√°rroco se habr√≠a retirado por completo de la parroquia aduciendo ‚Äėtener odio‚Äô porque el sacerdote le habr√≠a pedido ‚Äėacostarse con √©l‚Äô. Pedir√© a este joven que se presente a testimoniar, como tambi√©n su hermano, que fue seminarista presentado por el mismo P.Jorge L.”

Este es parte del texto escrito en diciembre de 2010 a Ezzati y Err√°zuriz.

Tres meses m√°s tarde, en marzo de 2011, Kast recibe el testimonio contra Laplagne. Se trata de la declaraci√≥n de una religiosa de la Congregaci√≥n Ap√≥stoles del Sagrado Coraz√≥n de Jes√ļs.

De acuerdo al documento, al que accedi√≥ La Tercera PM, ella relata su madre le confes√≥ que un ac√≥lito acus√≥ a Laplagne de tocarlo de forma “impropia y abusivamente”.

Tambi√©n coment√≥ que a otra religiosa le hab√≠an reportado otro caso por abuso: ‚ÄúLa hermana le pregunt√≥ si ya hab√≠a denunciado esto ante la justicia civil, pero √©l le habr√≠a dicho que no, porque en el Arzobispado la habr√≠an dicho que primero deb√≠a cerrarse el proceso can√≥nico‚ÄĚ.

“Es necesario abrir una investigaci√≥n previa”

“Pienso que es necesario abrir una Investigaci√≥n Previa conforme lo pide el can. 1717, que no se demore mucho para discernir la verosimilitud de este asunto considerando que se trata de dos hechos en diferentes lugares y tiempos. Quiz√°s haya que considerar alguna medida pastoral y/o cautelar. Se hace por otro lado urgente abrir un Departamento en la Arquidi√≥cesis que pueda recibir estas denuncias ya que la Canciller√≠a tiene m√ļltiples otras tareas y es prioritario atender cada denuncia que pueda llegar a la Curia‚ÄĚ.

Esta fue la carta escrita a Ezzati con copia a Fernando Chomalí, en que advierte que hay dos casos distintos.

En enero de ese a√Īo, Fernando Ramos le escribe a Mu√Īoz cont√°ndole que “con don Ricardo estuvimos viendo el informe que preparaste del caso Laplagne con los datos recibidos de Chill√°n. Para seguir adelante ser√≠a bueno que te juntaras con el joven, quien te escribi√≥ para expresarle cercan√≠a, preocupaci√≥n porque est√© acompa√Īado por ps. Hay que decirle que la persona que estudio el asunto no pudo concluir que se iniciara un proceso pero que si √©l conoce otros antecedentes que por favor los proporcione‚ÄĚ.

Pese a esto, en 2015 el caso se cierra sin considerar los antecedentes aportados por Kast. Mu√Īoz Toledo y Hasb√ļn para cerrar la causa se remitieron al reporte de un sacerdote y sic√≥logo chillanejo que vincul√≥ las declaraciones de las v√≠ctimas a una “distorisi√≥n” ocasionada por los reportajes de abuso de Fernando Karadima.

Existe ‚Äúposibilidad de distorsi√≥n perceptiva y cierto protagonismo mit√≥mano a causa de las insistencias y cargas medi√°ticas de esos d√≠as‚ÄĚ, se√Īal√≥.

Tendencias Ahora