Nacional
Martes 24 julio de 2018 | Publicado a las 18:46 · Actualizado a las 07:25
Como imputado por encubrimiento es citado a declarar Ricardo Ezzati por Fiscalía de Rancagua
Publicado por: Guido Focacci
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Con fecha de hoy, el arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, fue citado por la Fiscalía Regional de Rancagua para declarar en calidad de imputado el próximo 21 de agosto, por la eventual responsabilidad que podría tener en el delito de encubrimiento de abusos sexuales perpetrados por el clero chileno.

‚ÄúReitero mi compromiso y el de la Iglesia de Santiago con las v√≠ctimas, con la b√ļsqueda de la verdad y con el respeto a la justicia civil. Tengo la convicci√≥n de que nunca he encubierto ni he obstruido a la justicia, y como ciudadano cumplir√© con mi deber de aportar todos los antecedentes que contribuyan a esclarecer los hechos‚ÄĚ, afirm√≥ Ezzati mediante un comunicado emitido por el Arzobispado.

La citaci√≥n judicial se conoce dos d√≠as despu√©s de revelarse el contenido de una carta -hallada en un allanamiento efectuado al Obispado de Rancagua- escrita por el actual obispo em√©rito Alejandro Goic y dirigida a Ezzati, en la que indicaba ‚Äúnadie hoy puede mantener en silencio los abusos a menores. Quien lo hace se pone en situaci√≥n de tercero y tambi√©n de c√≥mplice‚ÄĚ.

Esta misiva, encontrada en medio de la investigación a cargo del fiscal Emiliano Arias, revela que Goic cuestionó el tratamiento que Ezzati le dio a los casos de abuso sexual cometidos por sacerdotes.

Crisis en la Iglesia Católica chilena

La Iglesia Cat√≥lica chilena vive un aut√©ntico calvario a ra√≠z de las denuncias de v√≠ctimas de abusos sexuales que desde 1960 ha salpicado a un total de 158 obispos, sacerdotes y laicos, seg√ļn datos de la Fiscal√≠a.

En total, 266 personas, entre ellas 178 menores y adolescentes, habrían sido víctimas de abusos sexuales por miembros ligados a la Iglesia Católica chilena, que vive una de sus peores crisis.

Desde que las denuncias de las víctimas arreciaron y amargaron la visita del papa Francisco a Chile en enero, el pontífice decidió tomar el caso en sus propias manos y envió en dos ocasiones a su hombre de confianza, el arzobispo de Malta Charles Scicluna, para entrevistarse con víctimas y posibles encubridores.

En mayo invitó a Roma a víctimas de abusos sexuales del clero y a todos los obispos chilenos, quienes al final del encuentro con el Papa presentaron su dimisión en bloque. Por el momento, el papa solo ha aceptado la de cinco prelados. Cuatro de ellos están acusados de encubrir o ignorar las denuncias de abusos sexuales de sus subordinados.

La semana pasada entr√≥ en la c√°rcel el sacerdote √ďscar Mu√Īoz, mano derecha de monse√Īor Ezzati en el obispado de Santiago, acusado de abusar y violar a siete menores.

Autoinculpado en enero, los detalles de los abusos de Mu√Īoz se revelaron luego de que el expediente del caso fuera uno de los archivos incautados por la fiscal√≠a chilena en un sorpresivo operativo que realiz√≥ en oficinas de los arzobispados de Santiago y Rancagua el 13 de junio.

Tendencias Ahora