Nacional
Viernes 05 abril de 2019 | Publicado a las 09:16 · Actualizado a las 09:41
T√©trico y preocupante: hallan mu√Īecas con genitales perforados para uso sexual en cerro de Quilpu√©
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

‚ÄúLa pregunta es: ¬Ņqu√© clase de hue√≥n desviado est√° viniendo a nuestros cerros? (‚Ķ) ¬ŅEn qu√© trabajar√°? ¬ŅY si cuida ni√Īos?‚ÄĚ. Ese es un extracto del mon√≥logo de un joven que grab√≥ un perturbador video en el cerro El Retiro de Quilpu√©.

Seg√ļn consigna La Estrella de Valpara√≠so, el material audiovisual fue captado el pasado lunes por Felipe Hidalgo, junto a un grupo de amigos. En el registro se puede ver a dos mu√Īecas que podr√≠an haber sido utilizadas por alguien para masturbarse.

En efecto, una de ellas tenía los genitales perforados, mientras que la segunda tenía las caderas dislocadas y unos zapatos de tacos de aguja improvisados.

Junto a los juguetes había un espejo roto, además de fluidos que darían cuenta de una especie de fetichismo.

Seg√ļn dijo Felipe al matutino porte√Īo, al descender del cerro habl√≥ con un carabinero. ‚ÄúLe coment√© que ten√≠a evidencias y me interesaba que en su labor preventiva se acercaran a la comunidad para abordar la situaci√≥n‚ÄĚ, sostuvo.

‚ÄúLo mismo hice con la Fiscal√≠a, pues al existir fluidos, o directamente semen con restos de sangre, podr√≠an ordenar an√°lisis para saber si hay un menor involucrado, pero tomaron mis datos y me dijeron que llamar√≠an. A√ļn no lo hacen‚ÄĚ, a√Īadi√≥.

Fetichismo, masoquismo y pedofilia

En tanto, profesionales consultados por el medio local coinciden en que se trataría de fetichismo.

‚ÄúComo en el video analizado no se usan mu√Īecas inflables (que tienen cuerpo de mujer), sino que los objetos son mu√Īecas infantiles con ropas de princesas; es altamente probable que estemos frente a ped√≥filo(s), masoquista (hay palos) y fetichista, por el uso de espejos y ropa de princesas‚ÄĚ, asegur√≥ la terapeuta sexual y sic√≥loga, Eileen Burgos.

Por su parte, Christian Haring, subdirector del Hospital Siqui√°trico El Salvador de Valpara√≠so, coincidi√≥ con el perfil y explic√≥ que el fetichismo clasifica como enfermedad ‚Äúsiempre y cuando sea una conducta recurrente durante al menos seis meses, necesaria para la excitaci√≥n sexual y que afecte la vida social o laboral del sujeto‚ÄĚ.

‚ÄúEn el caso de que √©sta no afecte la vida social o laboral del paciente, se considera simplemente como una manifestaci√≥n de su sexualidad‚ÄĚ, sentenci√≥ el especialista.

Tendencias Ahora