A raíz del conflicto que se desarrolla desde hace algunos días en Valparaíso entre los “trabajadores eventuales” del puerto con las operadoras privadas TPS y TCVAL, la empresa propietaria del crucero francés “Le Boreal” decidió que este navío finalmente atraque en el terminal portuario de San Antonio.

El transatlántico se encuentra en reparaciones al interior del dique flotante “Sociber III” en Valparaíso y este sábado 24 de noviembre tenía planificado iniciar un viaje desde Chile hacia Argentina desde el puerto de la comuna. Sin embargo, la línea de cruceros “Ponant” decidió iniciar la travesía desde San Antonio.

La decisión sorprendió a los trabajadores, quienes incluso se comprometieron a atender al crucero si es que llegaban a un acuerdo con las empresas operadoras, a quienes les dieron un plazo de dos días para escuchar sus demandas.

Así lo confirmó el Presidente del Sindicato de Estibadores de Valparaíso, Pablo Klimpel.

Los trabajadores acordaron el último plazo en una asamblea que se realizó anoche en el Muelle Prat de Valparaíso. Esto luego de sostener una reunión con el alcalde Jorge Sharp, a la que estaban invitadas autoridades de las empresas involucradas en el conflicto, las que no asistieron a la cita.

Al respecto, el jefe comunal porteño dijo que si hubiesen asistido, este crucero hubiese sido atendido en el puerto de la ciudad con total normalidad.

Desde EPV, se explicó que prefirieron no aceptar una “invitación improvisada” a conversar con dirigentes que han avalado una situación que generó una pérdida de más de $320 millones de pesos hasta la fecha.

En tanto desde el Congreso, el senador Ricardo Lagos Weber valoró la iniciativa de distintos actores políticos en ser mediadores en este conflicto, pero criticó los dichos del presidente de EPV, Raul Celis, ya que a su juicio, este conflicto en Valparaíso no genera beneficio alguno para San Antonio.

En paralelo, una segunda reunión, pero a puertas cerradas, se realizó en la sede del Gobierno Regional encabezada por el intendente Jorge Martínez, donde habrían asistido ejecutivos de las empresas involucradas en este conflicto con los trabajadores.