Región de los Ríos
Viernes 22 mayo de 2020 | Publicado a las 14:03 · Actualizado a las 19:06
Las voces sobrevivientes del sismo más grande de Chile: Decían que Valdivia había desaparecido
Por Yessenia M√°rquez
La información es de Cristian Cerna
visitas

El 22 de mayo de 1960 fue una fecha que cambió a Valdivia para siempre. A las 15:11 horas, el sismo más grande conocido por la historia azotó el sur del país, cobrando la vida de miles de personas. Hoy, quienes vivieron la tragedia recuerdan como sucedió.

El movimiento tuvo una magnitud de 9.5 grados en la escala de Richter y hasta el momento no existe un consenso respecto a la duración de este, por lo que se debate que su duración se extendió entre los cinco y 10 minutos, los que parecieron una eternidad para quienes lo vivieron.

Jos√© Vega Pacheco ha vivido toda su vida a un costado de la ruta que une Valdivia con Niebla, frente al lugar donde hoy permanece sumergido el vapor ‚ÄúCanelos‚ÄĚ.

En su memoria a√ļn vive el recuerdo del fuerte movimiento y c√≥mo las olas arrasaron posteriormente con todo. “Fui a buscar agua a la vertiente, iba por la mitad del camino, y mand√≥ el sacudon la tierra, y ca√≠ con balde y todo”, relat√≥ el hombre quien despu√©s vio como “la primera subida que hubo empez√≥ a sacar las casas, me acuerdo como si hubiera sido ayer”.

cartaabierta.cl (c)
cartaabierta.cl (c)

El barco “Canelos” y el recuerdo de uno de sus tripulantes

En 1960, el “Canelos”, una nave a vapor que era propiedad de la Naviera ¬ęHaverbeck & Skalweit¬Ľ, lleg√≥ el 16 de mayo al puerto de Corral para recibir una carga de madera, harina y surtidos que deb√≠an trasladarse hacia el norte.

Sin embargo, el 22 de mayo tras el tsunami que siguió al terremoto, las olas azotaron una y otra vez la embarcación, arrastrándola hasta el interior de la bahía.

Uno de los tripulantes del barco, Juan Torres Torres, asegura que la embarcaci√≥n ten√≠a sus motores apagados, manifest√≥ que “sentimos que parece le pegaban como con piedras al barco. Fue una locura, uno corr√≠a pa’ all√°, otro pa’ ac√°, quer√≠a soltar las amarras del barco”.

Luego, vio como una de las casas era arrastrada por la fuerza del agua. “Pas√≥ por al lado del barco, iba una se√Īora con una guagua, ped√≠a clemencia, ayuda. Estaba buscando un cordel para tirarle, cuando vi que la casa sucumbi√≥, se perdi√≥”, indic√≥ Torres.

A esa misma hora, Manuel Ortiz Mansilla estaba abordo de la lancha de pasajeros Prat, cruzando de Niebla hacia Corral, seg√ļn indic√≥ “la lancha se sacud√≠a como cuna. Salimos, subimos al cerro y la mar se empezaba a llevar casas, ferias que hab√≠an ah√≠ (…) mi liceo que estaba ah√≠ tambi√©n”.

comillas
Pas√≥ por al lado del barco, iba una se√Īora con una guagua, ped√≠a clemencia, ayuda. Estaba buscando un cordel para tirarle, cuando vi que la casa sucumbi√≥
- Juan Torres
 Terremoto de 1960, memoriachilena.cl (c)

Terremoto de 1960, memoriachilena.cl (c)

“Valdivia hab√≠a desaparecido”

El 22 de mayo de 1960, Orlando Garay Mar√≠n era voluntario del Cuerpo de Bomberos. Con el paso del tiempo, a√ļn mantiene en su memoria como la gente se sosten√≠a de los √°rboles para no caer al suelo y como se derrumbaban las casas y edificios, y como con el desplome de la catedral, la Plaza de la Rep√ļblica, en el centro de Valdivia, se inund√≥ de polvo.

“Una persona trajo una radio portatil, las primeras. Ten√≠a esa radio fuerte y estaban escuchando una radio de Santiago, y a mi me emocion√≥ tanto cuando dijo el locutor que hab√≠a sido en Valdivia, ‘Valdivia hab√≠a desaparecido’, dijo. La gente gritaba ‘no, no, estamos vivos’, todos lo sentimos aqu√≠ en el coraz√≥n”, record√≥ Garay.

comillas
La gente gritaba ‘no, no, estamos vivos’, todos lo sentimos aqu√≠ en el coraz√≥n
- Orlando Garay

En tanto, Ren√© Monsalve Bahamondes, recuerda lo dif√≠cil que fue vivir los meses siguientes, enfrentando el fr√≠o y la lluvia. “En Las √Ānimas al menos se cayeron los puentes y nos fuimos a un campamento (…) No eran viviendas, eran latas paradas y eso era todo”.

Esta tarde, desde las 15:11 horas, las sirenas de los cuarteles de Bomberos y las campanas de las parroquias valdivianas sonarán al unísono para conmemorar la tragedia que costó la vida a unas 2.300 personas, dejó cerca de 3 mil heridos y 2 millones de personas sin hogar.

Leopoldo Castedo (C)
Leopoldo Castedo (C)
Tendencias Ahora