El machi Celestino Córdova decidió deponer su huelga seca luego de dialogar con autoridades de Gobierno.

En específico, el comunero tomó la determinación tras la visita del subsecretario de Justicia, Sebastián Valenzuela, y del director Nacional de Gendarmería, Christian Alveal, quienes llegaron hasta el Hospital de Nueva Imperial, con el objetivo de conversar con Córdova.

Según la vocera del comunero, Giovanna Tabilo, hubo un pequeño acercamiento con el Gobierno y que lo ocurrido es un avance.

En ese sentido, para deponer la huelga seca se llegó a un acuerdo, consistente en un permiso para realizar ceremonia espiritual dos veces al mes, además de visita conyugal todas las semanas, tanto para condenados como imputados cuando pase la pandemia.

A lo anterior, se suma además la posibilidad de mantener la reja abierta que mantiene separados a estos en la cárcel de Temuco, con el objetivo de permitir la libre convivencia de los comuneros mapuches que se encuentran al interior del recinto penitenciario.

De acuerdo a Tabilo, lo ocurrido es un primer acercamiento para llegar a un acuerdo total entre las partes.