Nacional
Lunes 14 mayo de 2018 | Publicado a las 13:28 · Actualizado a las 13:35
Proyecto de ley sobre salud mental podría obligar a drogadictos a tratarse
Publicado por: Matías Vega
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Comisión de Salud anunció el inicio de la tramitación del proyecto de ley en segundo trámite sobre la protección de la salud mental, haciendo especial énfasis en la necesidad de actualizar las normas referentes al tratamiento de adictos.

Todo esto, tras reunirse con la Asociación de Familiares Angustiados (AFA) a la comisión, quienes trabajan con pacientes adictos a la pasta base.

En la oportunidad acordaron, entre otras cosas, incluir los tratamientos no voluntarios de desintoxicaci√≥n en el proyecto, tras coincidir en que permitir a los adictos decidir si se someten al proceso o no ser√≠a un “contrasentido”, como lo calific√≥ el presidente de la comisi√≥n, el senador Guido Guirardi.

Respecto de esto, el presidente de la AFA, Stefano Gonz√°lez, argument√≥ que “la adicci√≥n a la pasta base es terminal porque la persona termina en la c√°rcel o muerta, internada dif√≠cil porque actualmente los tratamientos tienen el car√°cter voluntario, lo que hace que los pacientes dejen la terapia cuando quieran”.

Camas

Otro problema que se abord√≥ fue la falta de camas, por lo que la senadora Jacqueline Van Rysselberghe sostuvo que “la salud mental es el pariente pobre en cuanto a atenci√≥n porque se destinan muy pocas camas a estos pacientes y el diagn√≥stico precoz de enfermedades asociadas no es visto como una prioridad”.

El senador Francisco Chahu√°n, por su parte, lament√≥ la situaci√≥n considerando que “s√≥lo queda recurrir a la buena voluntad de la Iglesia o de entidades como la comunidad terap√©utica Hogar La Roca, porque en la red p√ļblica no hay forma de acceder a prestaciones”.

Seg√ļn la AFA, actualmente el Gobierno subsidia 20 camas para estos tratamientos, lo que equivale a $11 millones de pesos.

Su propuesta al respecto es que el Estado cancele la mitad de esas camas y el 50% de otras 20, aumentando en un 33% la oferta de tratamiento residencial y disminuyendo con ello la lista de espera.

Es decir, de concretarse la idea, quedarían 10 camas subsidiadas completamente por el Estado y 20 en la que éste aportaría la mitad del dinero.

Tendencias Ahora