Vida
“No soy due√Īa de casa, soy gestora de familias”: El honesto manifiesto de una madre
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Ser due√Īa de casa es una tarea ardua y estresante que pocos entienden. Algunas mujeres dedican tiempo completo a esta labor y otras tratan de compatibilizarlo con un trabajo fuera de casa, el asunto es que en cualquiera de los casos significa sacrificio, cansancio, entrega, improvisaci√≥n y aplicar sinf√≠n de habilidades.

Angie Campanelli -madre de dos ni√Īos, esposa, productora de televisi√≥n, amante del fitness, emprendedora y viajera, seg√ļn su propia autodefinici√≥n- escribi√≥ una columna al respecto en el diario electr√≥nico Huffington Post, donde relata por qu√© nunca debe menospreciarse la labor de organizar una casa.

“Anoche fui a ver a una natur√≥pata. Mientras habl√°bamos sobre el estilo de vida que llevaba, levant√≥ una ceja, estir√≥ los hombros y me pregunt√≥ por el estr√©s personal.

Empec√© a dar vueltas a muchas cosas. ¬ŅEstoy hablando demasiado? ¬ŅVoy muy r√°pido (es algo que me suele pasar)? ¬ŅPor qu√© me ha preguntado por el estr√©s en concreto? ¬ŅParezco una de esas personas? ¬ŅNo estoy estresada? ¬ŅDeber√≠a estarlo?

Respond√≠ r√°pidamente: “Antes, con un trabajo a tiempo completo, sol√≠a tener mucho estr√©s, pero ahora me quedo en casa con mis dos hijos, as√≠ que las cosas se han calmado un poco“.

¬°Eso es! ¬ŅNo?

La natur√≥pata empez√≥ a enumerar los s√≠ntomas de niveles altos de estr√©s, y yo los iba confirmando mentalmente: Aj√°. S√≠. S√≠. Comprobado. Eso es…

Y hoy he decidido empezar a prestar atención a esos momentos irritantes y tensos en los que el corazón me late a toda velocidad y me puede la desesperación.

Normalmente empiezan a las 5:50 de la ma√Īana (m√°s o menos, depende de qui√©n me despierte) y no paran.

Mientras escribo este post, empapada con el apestoso aceite de regaliz negro (para producir leche materna), puedo decir que estoy m√°s estresada ahora que antes de tener hijos.

Antes de profundizar, quiero a√Īadir una aclaraci√≥n: este art√≠culo no es una queja de mi vida como madre (que es la mejor aventura en la que me he embarcado) ni tampoco es una infravaloraci√≥n de las personas que tienen un trabajo distinto al de la paternidad.

Desde el momento en el que me despierto (si es que he dormido, porque mi hijo de 5 meses todavía se despierta con frecuencia para comer) estoy de un lado para otro (literalmente no paro).

Como madre de un ni√Īo de dos a√Īos acr√≥bata y electricista y un beb√© de 5 meses, me encuentro en estado de “alerta m√°xima/c√≥digo naranja/alerta terrorista grave” durante todo el d√≠a. Y s√© que no soy la √ļnica. La mayor√≠a de Madres Amas de Casa (MAC) puede corroborarlo. Mi marido pasa fuera de casa 14 horas al d√≠a, as√≠ que soy la responsable de todo lo que concierne al bienestar de nuestra familia.

Rebbeca L (CC) Flickr
Rebbeca L (CC) Flickr

Eso significa que no s√≥lo entretengo a los ni√Īos (que es lo que algunas personas creen que hacen las MAC todo el d√≠a mientras comen bombones y corren por el parque). Sigo una rutina de dormir/jugar/dar de comer que no se puede interrumpir bajo ning√ļn concepto.

Muchas veces tengo un ojo puesto en el reloj, lo que me impide vivir el momento de verdad, mientras los otros dos (s√≠, a veces me da la sensaci√≥n de que soy una horrible mam√° monstruo de tres ojos) vigilan a mis hijos para evitar que coman arena o se atraganten con ella, que cojan pa√Īuelos del suelo para com√©rselos, que mi hijo mayor se suba a caballito encima del peque√Īo, etc√©tera.

En los escasos momentos en los que te relajas, aunque sea durante un segundo, acaba pasando algo de lo que te arrepientes seriamente (ya he estado en urgencias dos veces y he aprendido la lección).

Ya que mi naturópata me ha ayudado a descubrir que padezco estrés, me gustaría presentar una moción para cambiar el anticuado acrónimo Madres Amas de Casa (MAC) por algo más apropiado, algo que sea digno, meritorio y apropiado.

Mi marido, al que hace poco se le ha acabado la licencia por paternidad de cuatro meses (eso le ha abierto los ojos, nuestra relaci√≥n nunca hab√≠a sido tan respetuosa y fuerte), y yo hablamos de todo lo que tiene que hacer un padre que se queda en casa con los ni√Īos todos los d√≠as.

Hemos dado con el t√©rmino “gestor de familias”. Vale, s√≠, lo m√°s probable es que ya exista, pero espero que todos los padres que cuidan de sus hijos durante todo el d√≠a cambien sus curr√≠culum para incluir el cargo gestor de familias.

Mi nuevo currículum debería incluir -y lo hará- algo parecido a esto (después de los cargos de producción de televisión y de mi máster):

Gestora de familias. Marzo de 2014 – actualmente. Funciones desempe√Īadas: organizaci√≥n, finanzas, planificaci√≥n de comidas, seguridad de dos ni√Īos, primeros auxilios, investigaci√≥n, educaci√≥n, observaci√≥n en desarrollo, bibliotecaria, encargada, ama de casa/limpiadora, entrenadora, corredora de marat√≥n, arquitecta (esos muebles de Ikea…), elaboraci√≥n de presupuestos, arbitraje, salvavidas, almacenamiento en estanter√≠as, etc.

Para todos aquellos que pertenezcan al sector de la gestoría de familias, que no les sorprenda ni se sentan solos cuando no aguanten despiertos un viernes por la noche o no puedan ir al gimnasio después de meter a sus hijos en la cama. Cuando se desglosa todo, nos damos cuenta de que es genial que haya personas que estén a cargo de mantener con vida a los humanos en miniatura todos los días. Es un trabajo incalculable, no se tiene mucho contacto con más adultos y las pausas para el café normalmente se interrumpe.

Dicho esto, ¬Ņcu√°n afortunada soy de poder criar a una personita 24 horas al d√≠a, 7 d√≠as a la semana? Es un privilegio que agradezco enormemente. Lo √ļnico que pido es que dejen de decir esas tonteras de las MAC. Paso muy poco tiempo en casa durante el d√≠a. Y, si estoy en ella, lo m√°s probable es que quiera arrancarme los ojos y salir.

Tendencias Ahora