Internacional
California en alerta para proteger indocumentados de Trump
Publicado por: Diego Vera La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Faltan tres semanas para que Donald Trump asuma oficialmente la presidencia de Estados Unidos y la progresista California tiene la armadura puesta, lista para enfrentar cualquier esfuerzo del nuevo gobierno por expulsar inmigrantes indocumentados.

El magnate republicano prometió echar del país a al menos tres millones de inmigrantes ilegales con antecedentes criminales y construir un muro en la frontera con México.

Pero con miras a su juramentaci√≥n el 20 de enero, varias “ciudades santuario” de este estado del oeste estadounidense, donde 2,8 millones de indocumentados est√°n protegidos de persecuci√≥n, ya comienzan a construir las trincheras.

“Hemos escuchado los insultos, las mentiras y las amenazas… Si quieren llegar a ellos [los indocumentados], tendr√°n que pasar por encima de nosotros”, lanz√≥ por estos d√≠as el jefe de la asamblea legislativa de California, Anthony Rendon, dem√≥crata y de ascendencia mexicana.

As√≠, y aunque Trump amenaz√≥ durante la campa√Īa con cortar importantes y vitales fondos federales a las “ciudades santuario” –que se calcula son unas 300 en todo el pa√≠s– las autoridades municipales parecen no tener intenci√≥n de apoyar cualquier iniciativa anti-inmigraci√≥n del nuevo gobierno.

Lo dijo Ed Lee, alcalde de San Francisco: “est√° en nuestro ADN ser una ciudad santuario”. Lo mismo el alcalde de Los √Āngeles, Eric Garcetti, que quiere abrir un fondo de 10 millones de d√≥lares para dar asistencia legal gratuita a los indocumentados, la mayor√≠a hispanos.

Adem√°s, el nuevo fiscal general del estado, una especie de ministro de Justicia, es el excongresista Xavier Becerra, hijo de inmigrantes mexicanos y el primer latino en ocupar el cargo.

“Si quiere enfrentarse con un estado progresista que est√° preparado para defender sus derechos e intereses, que venga”, lanz√≥ Becerra, considerado por la prensa estadounidense como el “bulldog” de la administraci√≥n del gobernador Jerry Brown, que por su lado ha dicho que resistir√° a cualquier intento de Trump en alterar sus pol√≠ticas contra el calentamiento global, defensa de derechos laborales e inmigraci√≥n.

Los miembros del legislativo californiano, de mayor√≠a dem√≥crata, aprobaron una resoluci√≥n en la que se “implora” al nuevo presidente y al Congreso republicano que “desarrolle pol√≠ticas racionales de inmigraci√≥n” y evite “deportaciones masivas”.

Siempre bajo ataque

El jefe de la polic√≠a de Los √Āngeles, Charlie Beck, dijo hace mes y medio que sus oficiales no participar√°n de ninguna operaci√≥n federal para deportar inmigrantes ilegales.

“No es nuestro trabajo y no lo vamos a hacer nuestro trabajo”, indic√≥.

Pero m√°s all√° de sus intenciones, el poder municipal nada puede hacer para impedir redadas. En 2015, de los 235.413 deportados (59% con r√©cord criminal), 6.869 fueron capturados en Los √Āngeles, seg√ļn datos que la autoridad federal de migraci√≥n (ICE) envi√≥ a la AFP.

De all√≠ que Ron Gochez, de la organizaci√≥n pro-inmigrantes Uni√≥n del Barrio, valora el esfuerzo de las autoridades locales pero lo consider√≥ “simb√≥lico”. “No hay nadie que los pueda parar, no queremos que por estos discursos la gente se conf√≠e y deje de protegerse”, indic√≥.

Gochez, estadounidense de ascendencia mexicano-salvadore√Īa, no olvida por ejemplo los 2,5 millones de deportados que hubo en los ocho a√Īos del gobierno de Barack Obama, m√°s que con cualquier otro presidente de Estados Unidos y bautizado por algunas organizaciones como “Deportador en jefe”.

“Sin importar quien est√© en la Casa Blanca, los inmigrantes siempre estar√°n bajo ataque”, zanj√≥ Gochez.

Obama prometi√≥ en 2012 una reforma migratoria, pero el Congreso republicano la impidi√≥. Aprob√≥ s√≠ a trav√©s de una orden ejecutiva –sin pasar por el Congreso– el programa DACA, que permite a j√≥venes que llegaron a Estados Unidos ilegalmente cuando eran ni√Īos, estudiar en la universidad, trabajar y tener un permiso de conducir.

Pero Trump ya amenaz√≥ con eliminar el programa, aunque tras la elecci√≥n matiz√≥ sus palabras, prometiendo, sin dar detalles, “hallar una soluci√≥n que dejar√° a la gente feliz y orgullosa”.

Expertos coinciden en que California, con Becerra al frente, podr√≠a tener el papel opositor que el muy republicano estado de Texas, fronterizo con M√©xico, asumi√≥ durante los ochos a√Īos de Obama con varias demandas en la justicia en temas como salud y medio ambiente, adem√°s de inmigraci√≥n.

Mientras, la gente est√° con miedo y espera ansiosa las nuevas pol√≠ticas. Uni√≥n del Barrio viene promoviendo charlas informativas para los indocumentados, que seg√ļn cifras del departamento de Seguridad Interior, sumaron 11,4 millones en todo el pa√≠s en 2012, 59% mexicanos (6,7 millones).

Manifestaciones contra Trump fueron convocadas para cuando asuma el cargo el 20 de enero, en varias ciudades del pa√≠s, incluida Los √Āngeles.

“No nos vamos a quedar de brazos cruzados, estaremos organizados. Si no nos defendemos nosotros mismos, ¬Ņqui√©n entonces?”, declar√≥ a la AFP.

URL CORTA: http://rbb.cl/fj1c
Tendencias Ahora