Artes y Cultura
Miércoles 04 septiembre de 2019 | Publicado a las 00:33 · Actualizado a las 21:52
Funk carioca: la música brasileña que se aproxima como tendencia al género urbano en Chile
visitas

El funk urbano o carioca, que nace en las favelas de Río de Janeiro, alcanza éxito en la población juvenil del gigante sudamericano y ya comienza a ganar seguidores en países como Argentina, México y Chile. Es tanto el impacto que están generando los artistas de este género que los videos de los artistas brasileños sobrepasan ya las 1000 millones de visualizaciones y en nuestro país ya se están masificando las producciones locales.

El funk carioca gana cada vez más adeptos en Latinoamérica. Este ritmo musical que nació en los noventa como una manifestación cultural de las favelas de Río de Janeiro está marcando terreno en las producciones locales y ya comienza a sonar como uno de los ritmos favoritos para el verano que se aproxima. Y es que pese a que hoy sin duda el reggaetón y el trap dominan la escena musical latina, en países como Brasil sus habitantes son fieles consumidores de la producción local y el funk carioca se ha vuelto su género urbano predominante.

Hasta la fecha ya son varios los latinos que han coqueteado con el funk carioca, algunos colaborando como J Balvin en el éxito “Bum Bum Tam Tam” del brasileño Mc Fioti:

Y otros re-versionando y fusionando temas con el reggaetón, como Maluma en la canción “Corazon”, junto a su intérprete original, el carioca Nego do Borel:

Inicios del funk en Brasil

El funk es un género musical que nació entre mediados y finales de los años ‘60, en Estados Unidos, gracias a músicos principalmente afroamericanos que fusionaron el soul, el jazz, el R&B y ritmos latinos, para crear una nueva forma musical rítmica y bailable. Este ritmo se convirtió en una tendencia internacional llegando a países como Brasil e incluso Chile.

Muchos años después, a inicios de los años 90, se tejía en Brasil, específicamente en Río de Janeiro, un movimiento musical underground que se reunía en los galpones y gimnasios de las favelas de la ciudad a disfrutar su propio funk, una variación del hip-hop (o Miami Bass) que, a su vez, era una variación de la música funk del americano James Brown.

En esas fiestas en galpones y gimnasios de Río, uno de los DJs, Malboro, presentó en sociedad lo que estaba pasando en estas reuniones, a través del álbum “Funk Brasil”, una de las piedras fundacionales del movimiento funk (llamado simplemente funk en Brasil y con el apellido “carioca” para el resto del mundo):

Evolución del Funk Carioca en el 2000

Si en los años ‘90 el funk carioca aún era un privilegio de las comunidades marginales, en el cambio de siglo el ritmo se propagó y el funk se volvió una fiebre masiva, llegando incluso la presencia femenina al género, con artistas como Deize Tigrona y Tati Quebra-Barraco.

En cuanto al sonido, que antes usaba bases de músicas norteamericanas, comenzó a apropiarse de una forma que vendría a llamarse tamborzão, el famoso “golpe” del funk carioca que dejaba su origen americano en el pasado.

Desde que existe, el funk carioca ha sido muy estigmatizado. Tanto por sus letras, que hablan muchas veces desde el sexismo o relatando episodios de violencia; así como por sus orígenes, pues en las primeras fiestas del género se hacían «corredores», instancia en la que dos grupos rivales, de diferentes favelas, se enfrentaban: bailando. Pero muchas veces las batallas terminaban en peleas y de ahí las leyes en Brasil fueron muy estrictas para llevar a cabo bailes funk en las calles de Río de Janeiro.

Hasta septiembre del 2009, fecha en la que se derogó la ley que imponía reglas severas para la realización de bailes funk. Además, se firmó el proyecto de ley que definía al funk como un movimiento cultural y musical de carácter popular: sus artistas pasaron a ser considerados agentes de cultura popular.

Apogeo en Brasil acercándose a Chile

Desde que surgió, el funk carioca ha tenido muchas variantes: Funk Proibidão, creado dentro de las favelas de Río de Janeiro (muy censurado por cantar sobre sexo explícito y crímenes); Funk Melody, con un ritmo inspirado en el R&B norteamericano y letras sin connotación sexual o el Funk Ostentação, creado en Sao Paulo con letras que describen estilos de vida lujosos con muchas mujeres, automóviles y dinero. Por nombrar algunas, pues hay tantas variaciones como materiales audiovisuales y canales en Youtube mostrando a todo el mundo lo que se crea en Brasil.

La escena en Brasil es amplia y en ella destacan artistas como MC Fioti, que con su éxito “Bum Bum Tam Tam” sobrepasa las 1300 millones de visualizaciones:

Otro de los artistas de renombre en el país del Amazonas es MC Kevinho, quien con tan sólo 20 años ya bordea las mil millones de reproducciones con su canción “Olha a Explosão”:

Chile no se queda atrás. El 22 de Septiembre del 2017 el sello Desafio Music junto al fallecido artista Kevin Martes 13, Fran C y Jonakapazio crearon Perigoso, el primer Funk Carioca en Chile, el que superó todas la expectativas y ya sobrepasa las 5 millones de visitas:

Tras el éxito de Perigoso, el 24 de Diciembre del mismo año se estrenó el éxito urbano “Jarabe”, una mezcla de funk carioca y reggaeton que sobrepasa las 10 millones de visualizaciones en Youtube. Este tema marcó un nuevo hito en Chile, pues por primera vez jóvenes productores y artistas presentaron un contenido de calidad sin mostrar armas ni contenido ofensivo:

El sello discográfico Desafío Music continúa trabajando funk carioca, dándole la visión del sello a todos los artistas que se incorporan. “El funk que hacemos está mezclado con reggaetón y trap que es el estilo que trabajamos desde antes, pero desarrollamos conceptos que se asemejan a la realidad, en las letras los artistas hablan de amor, peleas, experiencias de vida y fiesta”, comentó a BioBioChile Ignacio Parra, del sello discográfico Desafio Music.

Una de las últimas producciones del sello es “Bang” del rapero El Shaaki y “Pequeño Gigante” del reconocido freestyler El Barto, cuyo video a sólo tres meses de su lanzamiento ya rodea las dos millones de reproducciones.

“La mezcla de estilos es una tendencia y estamos seguros que en 2020 este género urbano dará mucho de qué hablar en los principales club’s y discotecas urbanas”, señala Parra, encargado de marketing del sello. Además adelanta que seguirán la linea de funk carioca, “se aproxima un estreno que dejará a todos REDY, palabra que hace referencia a estar listo para bailar y gozar de la buena música (y además es el título de la canción). En esta nueva producción estarán presentes Fran C, El Fusok, Jonakapazio, El Barto, Youngteflai, El Chito Is back, El Shaaki, Fat Broka, Sponer, El Menor de los Freestyle, Dani Salvador, Borrarish y en homenaje con las voces de Kevin Martes 13 sumando trece artistas urbanos que representaran el funk carioca en Chile”, enfatizó.

Para conocer más sobre la producción local de este género, puedes visitar el sitio web de Desafio Music en este link. Para profundizar y entender la cultura funk carioca, puedes leer esta nota de Vice que recomienda 5 documentales sobre la historia de cómo surgió el género.

Tendencias Ahora