Internacional
Abdelhamid Abaaoud, el probable autor intelectual de los atentados en París
Publicado por: Carlos Villavicencio
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Abdelhamid Abaaoud, sospechoso de ser el instigador de los atentados de Par√≠s, es un yihadista belga de 28 a√Īos miembro activo de la organizaci√≥n Estado Isl√°mico, que se encontrar√≠a en Siria, desde donde se burlar√≠a de las fuerzas de seguridad europeas desde hace a√Īos.

Abaaoud naci√≥ en 1987 en la comuna bruselense de Molenbeeck. Se hace llamar Abu Omar Susi, nombre de la regi√≥n del suroeste de Marruecos de la que es originaria su familia, o Abu Omar al Baljiki (Abu Omar ‘el belga’).

“Era un tontito” que hostigaba a sus compa√Īeros y profesores o se hac√≠a agarrar por robar billeteras, cont√≥, pidiendo el anonimato, un ex compa√Īero de clase al tabloide popular belga La Derni√®re Heure.

Abaaoud ahora en la mira de los investigadores franceses y belgas, que “no excluyen” que sea el “instigador” de las masacres de Par√≠s del viernes que dejaron 129 muertos y m√°s de 350 heridos, reivindicadas por la organizaci√≥n Estado Isl√°mico.

El sospechoso clave de estos ataques, activamente buscado, Salah Abdeslam, que también residió en Molenbeeck, y su hermano, Brahim, que se hizo estallar el viernes en París, conocían a Abaaoud. Los tres tienen expedientes criminales de la policía belga.

No es la primera vez que el nombre de Abu Omar ‘el belga’ aparece en una investigaci√≥n. A principios de 2014 estuvo en las tapas de los diarios belgas por haber llevado a Siria a su hermano Yun√©s, de 13 a√Īos, apodado “el yihadista m√°s joven del mundo”.

Apareci√≥ poco despu√©s en un video de EI. Ten√≠a una imp√ļber barba y llevaba un gorro de tipo afgano. Ante una c√°mara que lo muestra al mando de una camioneta que transporta cad√°veres mutilados, Abaaoud se ufana de las atrocidades que dice cometer.

Instigador

“Antes, tir√°bamos jet-ski, cuatriciclos, remolques repletos de regalos, equipaje para ir de vacaciones a Marruecos. Ahora tiramos infieles, los que nos combaten, los que combaten al islam”, se ufana, con una sonrisa, en una mezcla de √°rabe y franc√©s.

Tiene el perfil de alguien de “la clase media”. Los que vienen de entorno pobre no hacen jet-ski o se pasean en cuatriciclo, subray√≥ este martes le peri√≥dico flamenco De Morgen, que asegura que el padre envi√≥ a su hijo a un buen colegio de la comuna residencial de Uccle, en el sur de Bruselas.

Abaaoud, el m√°s conocido de los casi 500 j√≥venes belgas que partieron a combatir a Irak y Siria, est√° tambi√©n vinculado a la “c√©lula de Verviers”.

En Verviers, ciudad del este de B√©lgica, la polic√≠a belga lanz√≥ el 15 de enero, una semana despu√©s de los atentados de Par√≠s, una operaci√≥n que apuntaba a desmantelar un ataque “inminente”. Dos de los sospechosos murieron.

Abaaoud no estaba en el lugar. Pero a principios de febrero reivindic√≥ en una entrevista que le atribuye Dabiq, la revista del grupo Estado Isl√°mico, que “planific√≥” estos ataques frustrados.

“Logramos finalmente llegar a B√©lgica. Logramos obtener armas y encontrar un escondite al mismo tiempo que planificamos las operaciones contra los ‘cruzados’”, habr√≠a declarado.

Seg√ļn la prensa belga, Abaaoud hab√≠a sido localizado en Grecia desde donde comunicaba con dos de los yihadistas muertos en Verviers. La polic√≠a griega no logr√≥ detenerlo en una redada que organiz√≥ en Atenas.

“Pude irme y llegar a El Sham (que designa en √°rabe a la Gran Siria, o su capital Damasco, NDLR) a pesar de la cacer√≠a de tantos servicios secretos”, celebr√≥ en la revista.

La justicia sospecha que incit√≥ a un yihadista franc√©s detenido el 11 de agosto de regreso de Siria a que ataque “un objetivo f√°cil” como una sala de conciertos.

En julio fue condenado en Bruselas, en ausencia, a 20 a√Īos de prisi√≥n en un juicio por las filiales de reclutamiento de yihadistas belgas para Siria.

Tendencias Ahora