Internacional
La ONG Sea Shepherd indemnizará a cazadores de ballenas en Japón
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La organización ecologista Sea Shepherd acordó pagar 2,55 millones de dólares a los operadores de los balleneros japoneses por infringir una prohibición judicial de acercarse a sus barcos, indicaron este miércoles las partes implicadas.

La suma se destinar√° al Instituto Japon√©s de Investigaci√≥n de Cet√°ceos (ICR en sus siglas en ingl√©s) as√≠ como al armador Kyodo Senpaki, que llevaron a cabo misiones de “investigaci√≥n cient√≠fica” ballenera por cuenta de Jap√≥n.

A pesar de la prohibici√≥n de la caza comercial y de las protestas internacionales, Jap√≥n quiere seguir capturando cet√°ceos en sus costas, en el Pac√≠fico Noroeste y en la Ant√°rtida, pretextando el “inter√©s cient√≠fico” de sus campa√Īas.

La justicia estadounidense emitió a finales de 2012 una orden que prohibía a Sea Shepherd -o a cualquiera que actuara con ella- a acercarse a menos de 500 metros de los balleneros japoneses.

Pero los activistas de la organizaci√≥n con sede en Estados Unidos continuaron con sus campa√Īas de acoso a principios de 2013, provocando enfrentamientos en alta mar. Las autoridades japonesas llegaron a calificar en numerosas ocasiones de “terroristas” los m√©todos utilizados por Sea Shepherd.

En un comunicado publicado el mi√©rcoles, el ICR, subvencionado por el Estado, salud√≥ este acuerdo extrajudicial alcanzado la semana pasada y dijo esperar que permita “prevenir las injerencias irresponsables de Sea Shepherd en nuestras investigaciones cient√≠ficas”.

La abogada de Sea Shepherd, Claire Loebs Davis, precisó, en otro comunicado que la organización no admite sin embargo su culpabilidad.

“Despu√©s de m√°s de dos a√Īos de litigio, estamos muy contentos de terminar con este contencioso”, se√Īal√≥ la letrada. Sea Shepherd quiere ahora dedicar sus esfuerzos a lidiar con otra demanda interpuesta por Jap√≥n, que pide una orden de alejamiento permanente contra la organizaci√≥n.

Ser√°, seg√ļn la abogada, la oportunidad de demostrar que las actividades del ICR japon√©s son “peligrosas e ilegales”.

Jap√≥n tuvo que renunciar a la campa√Īa de caza 2014/15 en la Ant√°rtica tras un fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

El principal órgano judicial de la ONU dictaminó en marzo de 2014 que Japón perseguía en realidad fines comerciales amparándose en una exención científica prevista por la moratoria de 1986 sobre la caza de ballenas.

Tendencias Ahora