Internacional
Caso Nisman entra en semana clave con el colaborador de la víctima como imputado
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La investigación de la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman entró en una semana decisiva luego que se imputara a su colaborador, Diego Lagormasino, por haberle prestado el arma que lo mató, mientras la ex esposa duda de la investigación.

Esta muerte ha tendido un manto de sospechas expresadas por el oficialismo, la oposici√≥n y la ciudadan√≠a, que convoc√≥ para el lunes a las 20H00 (23H00 GMT) una protesta frente a la casa de Gobierno y en las afueras de la residencia presidencial de Olivos, para pedir “Justicia por Nisman este 26E”.

Entre tanto, en la fiscal√≠a la prensa aguarda este lunes a la ex esposa de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, madre de sus dos hijas de 7 y 15 a√Īos, ello tras manifestar al diario El Cronista que “hay algunas cuestiones que me preocupan acerca de la investigaci√≥n”.

Recordemos que el fiscal de 51 a√Īos, apareci√≥ muerto de un tiro en la cabeza en el ba√Īo de su apartamento en Buenos Aires el domingo de la semana pasada, horas antes de comparecer ante el Congreso para detallar una grave denuncia contra el Gobierno.

Desde hac√≠a 10 a√Īos era titular de la fiscal√≠a especial AMIA, encargada de investigar el atentado contra la mutual jud√≠a en 1994, el m√°s grave en la historia argentina, con 85 muertos y 300 heridos.

El miércoles antes de morir, Nisman denunció por encubrimiento a la presidenta Cristina Kirchner y al canciller Héctor Timerman, entre otros, por la negociación con Irán que derivó en el memorándum de entendimiento que firmaron ambos países para encontrar a los responsables de aquel atentado. Varios juristas sostuvieron que la denuncia carece de pruebas sólidas.

“Se trata de una denuncia rid√≠cula, bochornosa”, dijo este lunes An√≠bal Fern√°ndez, secretario general de la Presidencia. Nisman “No puede haber escrito semejante cosa”.

Un arma prestada, sin custodia, un imputado

Lagomarsino, el colaborador que hasta ahora parece ser la √ļltima persona en haber visto con vida a Nisman, le prest√≥ el arma Bersa calibre 22 de la que sali√≥ la bala que lo mat√≥.

El joven inform√°tico, quien declar√≥ a la justicia que llev√≥ el arma al departamento a pedido del propio Nisman, est√° imputado por prestar el arma de fuego, delito penado con entre 1 a 6 a√Īos de prisi√≥n.

En una entrevista, Lagomarsino cont√≥ que el fiscal le pidi√≥ el arma porque el ex agente de inteligencia, Antonio “Jaime” Stiuso, le recomend√≥ que se cuidara de su custodia y que se ocupara de la seguridad de sus hijas.

El gobierno levant√≥ sospechas sobre el papel que pudo haber desempe√Īado Stiuso, removido de la c√ļpula de la Secretar√≠a de Inteligencia en diciembre. √Čste trabajaba estrechamente con Nisman desde que el fiscal fue designado en 2004 para investigar el atentado a la AMIA.

Nisman tenía diez custodios para su protección, pero el domingo de su muerte ninguno reparó a tiempo que el fiscal llevaba varias horas sin salir de su apartamento.

Seg√ļn la prensa local, las declaraciones de estos polic√≠as han revelado contradicciones, y uno de ellos, el de mayor confianza, lo persuadi√≥ en los √ļltimos d√≠as de que no se comprara un arma.

Yom HaShoah, lejos del Gobierno

La comunidad jud√≠a argentina, con unos 300.000 integrantes, la mayor en Am√©rica Latina, no participar√° el martes del acto por el D√≠a de Conmemoraci√≥n del Holocausto en la Canciller√≠a, a cargo de Timerman, seg√ļn decidieron las autoridades comunitarias.

Los motivos fueron “el desacuerdo con el Memor√°ndum firmado con Ir√°n, la muerte dudosa del fiscal Nisman y la molestia con el canciller Timerman”, dijeron portavoces a la Agencia Jud√≠a de Noticias (AJN).

“No iremos porque realizaremos un acto en la AMIA”, inform√≥ a la AFP Ariel Cohen, presidente de la federaci√≥n de comunidades jud√≠as y Tesorero de AMIA.

Julio Schlosser, presidente de la DAIA, organizaci√≥n que nuclea unas 140 entidades jud√≠as, indic√≥ que “es un momento sensible” y afirm√≥ a la AFP que con la denuncia y la muerte de Nisman “se generaron dudas en toda la comunidad”.

Ambos dirigentes recalcaron que estuvieron “en desacuerdo desde el primer momento con la firma, en enero de 2013, del Memor√°ndum firmado con Ir√°n”, que interpretaron como un error en la pol√≠tica exterior de Kirchner.

“Que sea la justicia que decida si (la denuncia) es cierta o no” dijo Schlosser a la AFP tras aclarar que “la DAIA no juzga, no condena pero tampoco absuelve”.

Tendencias Ahora