Nacional
Concepci√≥n: Barristas de la ‘U’ marcharon en protesta por gesti√≥n de Azul Azul y Plan Estadio Seguro
Publicado por: Tom√°s Mosciatti
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Durante la jornada de este sábado la barra de hinchas de la Universidad de Chile, realizó una manifestación por el centro de Concepción exigiendo la eliminación del Plan Estadio Seguro y la creación de un sistema de seguridad en acuerdo con los Hinchas. Además, piden a Azul Azul rebajas en el precio de las entradas para los partidos.

Los manifestantes desplegaron el lienzo de la barra y lanzaron panfletos, interrumpiendo de forma parcial el tránsito en una marcha autorizada por la Gobernación, sin que se registraran incidentes.

La movilizaci√≥n fue convocada hace unos d√≠as por la barra “Los de Abajo” a fin de protestar contra Azul Azul, sociedad an√≥nima encargada de la administraci√≥n de la Universidad de Chile, y adem√°s solicitaron poseer una mayor injerencia en las decisiones que se tomen dentro del plantel deportivo.

En el comunicado tambi√©n llaman a solicitar una revisi√≥n del plan Estadio Seguro, referente a la participaci√≥n de los hinchas de los equipos, puesto que seg√ļn se√Īalan, el plan no ha cumplido con los objetivos principales, y que por el contrario, representa un retroceso.

Cristian Silva, vocero de la barra en la regi√≥n, se√Īal√≥ que quiere un plan de seguridad que sea realizado en conjunto con los hinchas para evitar abusos.

Los hinchas manifestaron su descontento con Azul Azul, debido al alto precio que han alcanzado las entradas para los partidos, seg√ļn Leonardo Figueroa, eso genera mal comportamiento de los barristas y no deja ingresar a la familia a los eventos deportivos.

Los organizadores estiman que más de 600 personas llegaron a la marcha que culminó con un banderazo en la Plaza Independencia.

Victor Salazar | Agencia UNO

Victor Salazar | Agencia UNO

A continuaci√≥n lee el comunicado emitido por la barra “Los de Abajo”

LA HINCHADA AZUL SE MANIFIESTA ESTE 4 DE OCTUBRE

‚ÄúFrente al estado actual del f√ļtbol chileno en general y la situaci√≥n que vive la Universidad de Chile en particular, los hinchas azules hemos decidido organizarnos y manifestarnos para decir con voz fuerte y clara: BASTA. Nos rehusamos a ser marginados y violentados. Rechazamos el silencio impuesto. Nos negamos a seguir aceptando que pasen a llevar nuestros derechos. Por esto exigimos:

-Más democracia en el Club. Nos levantamos desde las cenizas de lo que alguna vez fue un Club para luchar por su reconstrucción y democratización. Esto es: más participación y que el club vuelva a pertenecer a la gente. Demandamos, amparados por la historia, que el Club Universidad de Chile vuelva a tener espacios de participación que permitan a los hinchas incidir en sus destinos. Buscamos contar con voz y voto, como siempre fue. Nos resistimos a la idea de que sean once personas que nadie eligió, encerradas siempre entre cuatro paredes y de espalda a la gente, quienes controlen algo que cruza los corazones de tantos millones de bullangueros a lo largo de todo el país.

-Revisi√≥n del Plan Estadio Seguro con participaci√≥n de hinchas. Porque no ha cumplido con sus objetivos y no constituye un avance, sino que, muy por el contrario, ha sido un retroceso en materia de cuidado y respeto al hincha, incurriendo constantemente en violaciones a sus derechos. Esta revisi√≥n debe ser hecha de cara al p√ļblico, de forma clara y transparente. Si ha de haber un mecanismo que resguarde la seguridad de los hinchas en los estadios, √©ste no puede darse a costa de sus derechos y la dignidad. Si ha de haber un Plan de resguardo, los hinchas debemos y queremos ser participantes activos en su construcci√≥n. Asimismo, creemos necesario el regreso de elementos como bombos, lienzos y banderas gigantes, por ser inofensivos y parte del folklore propio del f√ļtbol

-No m√°s detenciones arbitrarias e injustificadas con la consiguiente aplicaci√≥n del Derecho de Admisi√≥n por parte de las concesionarias. Los infames c√≥digos 101 y 102 ya han dejado afuera de las canchas a varios camaradas, de manera arbitraria, poco clara y muy injusta. Se ha sabido incluso de montajes perpetrados por Carabineros en colusi√≥n con Azul Azul para sacar de los estadios a determinados hinchas o grupos de hinchas. Queremos claridad al respecto. Lo m√≠nimo que el hincha merece es respeto y procesos donde prime la transparencia y no las antojadizas artima√Īas de los due√Īos del espect√°culo.

-M√°s respeto y menos represi√≥n en los ingresos a los estadios. Exigimos que los ingresos mismos sean dignos de personas, tanto en su disposici√≥n log√≠stica como en el trato por parte de funcionarios de seguridad y carabineros. Basta ya de vej√°menes. El sistema de venta de entradas tambi√©n debe estar mejor normado, pues es inadmisible que hinchas se queden fuera por no contar con los medios t√©cnicos para adquirir un boleto. Las √ļltimas pol√≠ticas de Azul Azul, lejos de invitar a la familia a los estadios, han servido como un elemento disuasivo y la ha ahuyentado. Esto, la segregaci√≥n social, tambi√©n constituye un vejamen que nos estamos dispuestos a seguir aceptando.

-Rechazamos la apropiaci√≥n que ha hecho Azul Azul de la ‚Äúmarca‚ÄĚ Los de Abajo. La sola concepci√≥n de Los de Abajo como una ‚Äúmarca‚ÄĚ ya es condenable, por cuanto es un patrimonio hist√≥rico y social que pertenece a millones de personas a lo largo de muchos a√Īos y en todo Chile; la apropiaci√≥n del nombre es, por lo tanto, un acto de una bajeza indecible que no estamos dispuestos a tolerar.

Por todo lo anterior es que hacemos un ferviente llamado a todas y todos los hinchas de Universidad de Chile que sientan como algo necesario alzar la voz contra todas estas injusticias. El pr√≥ximo 4 de octubre llevaremos el aguante y la rebeld√≠a desde el tabl√≥n hacia las calles en una marcha donde toda la familia azul diga basta a los abusos. Demostraremos en todas las regiones que pasamos de la inconformidad a la rabia y que transformaremos esa rabia en lucha y esa lucha en cambios favorables para todos los hinchas azules‚ÄĚ.

Tendencias Ahora