Notas
Con clase y se√Īor√≠o Konstantin Chudovsky cierra ciclo de sinfon√≠as de Beeethoven
Publicado por: Johnny Teperman
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El joven maestro ruso Konstantin Chudovsky, director titular de la Orquesta Filarm√≥nica de Santiago, complet√≥ con el Concierto n√ļmero 9 de la Temporada Internacional 2014 en el Teatro Municipal de Santiago, el ciclo de las nueve sinfon√≠as de Ludwig van Beethoven, con una conducci√≥n impecable de las n√ļmeros 2 y 4 del genio de Bonn, quiz√°s las menos representativas de su magia de autor inmortal, pero iguales en calidad y precisi√≥n de composici√≥n de toda una √©poca de la m√ļsica selecta, cl√°sico-rom√°ntica en este caso.

La celebraci√≥n de las nueve sinfon√≠as de Ludwig van Beethoven cerr√≥ con la Sinfon√≠a n. ¬ļ 2 en re mayor, op. 36 y la Sinfon√≠a n. ¬ļ 4 en si bemol mayor, op. 60. Escrita en 1802, dedicada a Karl Alois, el Pr√≠ncipe de Lichnowsky, uno de los patronos relevantes en la vida del autor, la Segunda Sinfon√≠a es una obra que muestra un car√°cter alegre, que ha desconcertado a los seguidores del compositor, puesto que se contradice con los amargos momentos por los que pasaba. Ya aquejado por la incipiente sordera que m√°s tarde lo privar√≠a completamente de o√≠do, el compositor contemplaba la muerte. Y sin embargo, he aqu√≠ una ‚Äúsinfon√≠a sonriente‚ÄĚ, como dir√≠a el compositor Hector Berlioz, su mentor, que parece desmentir toda depresi√≥n y desafiar la relaci√≥n entre vida y obra que ha plagado el mito beethoveniano desde hace m√°s de doscientos a√Īos.

Descrita por Robert Schumann como una ‚Äúesbelta doncella griega entre dos gigantes n√≥rdicos‚ÄĚ, la Cuarta Sinfon√≠a de Beethoven ha sido ignorada a favor de sus tit√°nicas predecesora y antecesora (la tquinta y la tercera). La p√©rdida ha sido completamente nuestra: sutiles gui√Īos a Haydn, su maestro, se mezclan con efusiones de patetismo Rom√°ntico y toques de humor, creando una obra de incomparable gracia y nobleza. Prueba de ello son las palabras de Berlioz, inveterado admirador de Beethoven, que dijo del segundo movimiento que parec√≠a ‚Äúhaber nacido de un suspiro del arc√°ngel Miguel, cuando, arrebatado por acceso de melancol√≠a, contemplaba el universo, de pie sobre el umbral del emp√≠reo‚ÄĚ.

Director y m√ļsicos formaron ne esta oportunidad, una eficiente y sensible unidad de estilo y calidad, con brillantez de solistas y di√°logos entre familias instrumentales, para representar lo mejor posible al esp√≠ritu de la m√ļsica de Beethoven, en aplaudida velada.

El concierto comenz√≥ con selecciones de uno de los puntos m√°s altos de la m√ļsica nacional, la Suite Latinoamericana del compositor Luis Advis, con una orquesta y un director que abordaron un verdadero juguete musical, r√≠tmico y alegre, a ratos de expresi√≥n bailable.

En esta obra, los ritmos latinoamericanos de la milonga, la tonada, el vals peruano y la conga alternan con pasajes que recuerdan al romanticismo alem√°n, dando cuenta del magistral dominio y fusi√≥n de distintos lenguajes musicales por parte del compositor. Chudovsky y la orquesta lo reflejaron plenamente y el p√ļblico lo disfrut√≥ en gran medida.

URL CORTA: http://rbb.cl/asfr
Tendencias Ahora