Nacional
Seremi de Salud e Intendencia cursan ocho sumarios y decomisan una tonelada de carne en Franklin
Publicado por: Agencia UPI
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Ante la cercanía de las Fiestas Patrias, durante una visita que realizaron este martes al matadero Franklin, el intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, y el seremi de Salud, Carlos Aranda, la Autoridad Sanitaria cursó sumarios a ocho carnicerías de 34 que visitó, entregando recomendaciones en 23 locales y decomisando una tonelada de carne.

En la oportunidad, el intendente y el seremi de Salud lanzaron la campa√Īa “S√ļmate al 18 en Santiago”, que contempla una serie de fiscalizaciones en carnicer√≠as, supermercados, venta de empanadas y chicha, circos, y recomendaciones para elevar volantines de forma segura.

Orrego expres√≥ que se comienza la campa√Īa “para que todos los capitalinos puedan pasarlo bien y de forma segura durante las fiestas patrias en la Regi√≥n Metropolitana”.

“Como Intendencia queremos entregarles recomendaciones para que estas fiestas sean sin√≥nimo de diversi√≥n y relajo. Tambi√©n fiscalizaremos para evitar accidentes, problemas de seguridad e intoxicaciones”, manifest√≥.

La Seremi de Salud comenz√≥ la campa√Īa de fiscalizaci√≥n de Fiestas Patrias, el 18 de agosto, y ya ha inspeccionado 117 establecimientos y cursado alrededor de 20 sumarios sanitarios.

Del total de esas inspecciones, “se han decomisado m√°s de 300 kilos de carne; especialmente de vacuno, como tambi√©n de cecinas. Este a√Īo, esperamos fiscalizar m√°s de 2.000 establecimientos al finalizar nuestra campa√Īa el 21 de septiembre”, detall√≥ el seremi.

A su vez, el intendente Orrego, formuló un llamado a los consumidores a adquirir su carne en lugares establecidos que estén bajo la supervisión de las instituciones competentes.

“Cuando usted compra la carne en comercios seguros, tiene el respaldo de que ese negocio ha sido fiscalizado y cuenta con las condiciones b√°sicas para la venta del producto en buen estado. El consejo es que no se arriesgue y prefiera comprar en locales autorizados”, manifest√≥.

Por su parte, el seremi de Salud dijo que el comercio establecido debe cumplir una serie de requisitos que buscan salvaguardar la salud de las personas.

“Realizamos todos los chequeos y mediciones para controlar que la cadena de fr√≠o se mantenga en los productos que se expenden en estos negocios, as√≠ como para supervisar su temperatura. Es importante que los vendedores puedan siempre acreditar la procedencia de la carne. Adem√°s, las carnicer√≠as deben mantener las condiciones higi√©nicas √≥ptimas, tanto del local como del personal, as√≠ como un programa y registro vigente de control de plagas”, manifest√≥ la Autoridad Sanitaria.

Aranda también aconsejó a las personas sobre cómo elegir productos para prevenir enfermedades relacionadas al consumo de carnes.

“Cuando compremos carnes, siempre tenemos que hacer caso a nuestros sentidos; hay que verificar el producto con la vista, que est√©n bien almacenados en una vitrina o g√≥ndola refrigerada, que la carne tenga color y aspecto normal y que al olfato no sea desagradable y que sea resistente al tacto; o sea que al punzarla, vuelva r√°pidamente a su estado normal”, ense√Ī√≥ Aranda.

Las autoridades hicieron un llamado a la poblaci√≥n a denunciar en la Oficina de Informaci√≥n de Reclamos y Sugerencias (OIRS) de la Seremi de salud RM si detecta alguna irregularidad en las carnicer√≠as, o ingresar la informaci√≥n en los formularios disponibles en el sitio web de la instituci√≥n (www.arsm.cl) o al tel√©fono de “Salud Responde” 600 360 7777.

Las principales deficiencias sanitarias que se han constatado en las fiscalizaciones a carnicerías, son problemas estructurales en pisos, muros, cielos, maquinarias y superficies de trabajo; aseo deficiente en instalaciones y equipos (moledoras, vitrinas, sierra de corte de huesos, etcétera; expendio en vitrina de carne molida a granel; manipuladores sin indumentaria (cofia o gorro y delantal), o con adornos en las manos (reloj, anillos, pulseras).

También, presencia de vectores (roedores, cucarachas, moscas, etcétera; existencia de productos con fechas de vencimiento caducada; presencia de productos cárnicos con sus características organolépticas alteradas; manipulación de productos en malas condiciones de higiene y temperatura; elaboración de productos cárneos (longanizas, prietas, queso de cabeza, etcétera), sin contar con Resolución Sanitaria para esa actividad o no acreditar la documentación del origen de dichos productos.

Hans Scott | Agencia UNO

Hans Scott | Agencia UNO

Tendencias Ahora