Vida
Las verdaderas razones por las que las mujeres fingen orgasmos, seg√ļn la ciencia
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Alrededor de un 68% de las mujeres ha fingido un orgasmo alguna vez en su vida, seg√ļn un reciente estudio de la Universidad de Kansas (Estados Unidos) recogido por la revista de ciencias Muy Interesante.

Pero seg√ļn la misma investigaci√≥n, esto no es necesariamente malo, pues permitir√≠a a algunas mujeres tener m√°s confianza y autoestima por haber actuado de forma altruista, ya que la mayor√≠a de las f√©minas simula el cl√≠max para incrementar el placer de su compa√Īero, sin esperar nada a cambio.

Otro sondeo realizado por investigadores de la Temple University en Philadelphia (Estados Unidos) y publicado en la revista académica Archives of Sexual Behaviour, determinó que existen 4 causas diferentes por las que las mujeres fingen orgasmos y éstas son:

1. ‚ÄúEnga√Īo altruista‚ÄĚ: Con el objetivo de aumentar la satisfacci√≥n del compa√Īero.

2. ‚ÄúTerminar el acto sexual‚ÄĚ: Para acelerar el cl√≠max masculino.

3. ‚ÄúMiedo e inseguridad‚ÄĚ: Para disimular disfunciones sexuales como la falta de deseo o anorgasmia.

4. ‚ÄúAumentar la excitaci√≥n propia‚ÄĚ: Porque resulta placentero, excitante o morboso.

Estos resultados fueron obtenidos tras entrevistar a 481 mujeres heterosexuales, de entre 18 y 32 a√Īos, y sexualmente activas.

Las conclusiones de este estudio se condicen con lo se√Īalado por otro realizado por la Universidad Central de Lancaster en Inglaterra, el cual determin√≥ que 1 de cada 4 mujeres gritan mientras tienen sexo para motivar a los hombres y, 9 de cada 10 confiesa que finge los orgasmos para subir el autoestima de sus parejas.

La solución no es fingir

Sin embargo, para los expertos la soluci√≥n para una mejor vida sexual no es fingir. Diana Resnicoff, licenciada en psicolog√≠a y sex√≥loga cl√≠nica que se desempe√Īa como secretaria cient√≠fica de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana (S.A.S.H.) afirma que simular un orgasmo agranda los problemas sexuales en la pareja y tapa la insatisfacci√≥n de una mujer, lo que puede llevarla a sentir ‚Äúaversi√≥n o rechazo por su compa√Īero sexual‚ÄĚ.

‚ÄúEs importante pensar que el orgasmo no es el √ļnico fin al que van destinados todos los encuentros sexuales, si bien es algo deseable, saludable y posible‚ÄĚ, dijo Resnicoff.

A lo anterior, agreg√≥ que ‚ÄúPara ello es conveniente que previamente la mujer aprenda a explorar su propio cuerpo, conocer el tipo de estimulaci√≥n y las zonas er√≥genas propias que m√°s le facilitan la excitaci√≥n y el placer, y aprender a comunicarse sexualmente con su pareja sin inhibiciones‚ÄĚ.

Seg√ļn la experta, las mujeres deben dejar de ver el orgasmo como el √ļnico objetivo a la hora de tener sexo.

‚ÄúEl placer no es algo que surja en t√©rminos de todo o nada, sino que comprende una serie de grados intermedios, de los cuales se pueden obtener gratas experiencias‚ÄĚ, indic√≥.

A ello, Resnicoff agreg√≥ que ‚ÄúCompartir un momento de intimidad con la pareja, dar y recibir caricias, besarse, poner en marcha todos y cada uno de los sentidos, estimularse toda la piel y no s√≥lo los genitales, es m√°s que placentero por s√≠ mismo‚ÄĚ.

Tambi√©n reflexion√≥ que ‚ÄúEl encuentro sexual implica un proceso, no un destino prefijado llamado orgasmo al que hay que llegar a toda costa. Es m√°s, si la meta se convierte en una obligaci√≥n, los viajeros pueden sentirse tan presionados y tensos que acaban bloque√°ndose incluso antes de comenzar la aventura‚ÄĚ.

Tendencias Ahora