Notas
Pol√©mica por dichos de Berlusconi: “Para los alemanes, los campos de concentraci√≥n nunca existieron”
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Silvio Berlusconi “meti√≥ la pata” otra vez este s√°bado cuando intentaba hacer una cr√≠tica al socialista Martin Schulz, su ‘bestia negra’ y candidato a presidir la Comisi√≥n Europea.

“Para los alemanes, los campos de concentraci√≥n nunca existieron”, dijo el ex primer ministro italiano.

Berlusconi recordaba ante un grupo de sus partidarios una escena que data de 2003, en la cual fue contestado en el parlamento europeo y √©l, en respuesta, aconsej√≥ a Schulz, entonces diputado, que asumiera su rol de “kapo” (guardi√°n en jefe) en las pel√≠culas sobre los campos de concentraci√≥n nazis.

“Yo no quer√≠a insultarlo, pero eso caus√≥ esc√°ndalo, porque para los alemanes los campos de concentraci√≥n nunca existieron. El de Katyn (campo sovi√©tico en el que fueron masacrados miles de polacos) s√≠, pero los (campos) alemanes no”, asegur√≥ Berlusconi.

“Est√° este se√Īor que se llama Schulz, al cual le hice involuntariamente una campa√Īa extraordinaria, un se√Īor que no tiene simpat√≠a ni por Berlusconi ni por Italia: votar por la izquierda significa votarlo a √©l”, advirti√≥ quien fuera apodado ‘il cavaliere’ (hasta que renunciara a este m√©rito de la Orden del Trabajo, antes de que se lo retiraran), que vive momentos bajos.

Las declaraciones de Berlusconi fueron inmediatamente denunciadas por el presidente del Partido de los Socialistas Europeos (PSE), Serguei Stanichev, quien las calific√≥ como “despreciables”.

Stanichev llamó a los dirigentes del PPE (Partido Popular Europeo), el cual integra Forza Italia la formación de Berlusconi, así como a su candidato a la presidencia de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, a condenarlas.

“Estos comentarios son un insulto al pueblo alem√°n en su conjunto, no s√≥lo para Martin Schulz. Tambi√©n es un intento c√≠nico para distraer (al electorado) de los verdaderos problemas que son sobre todo la necesidad de creaci√≥n de mayor empleo y de crecimiento econ√≥mico en Europa”, a√Īadi√≥.

Las palabras de Berlusconi fueron relegadas a un rango de ‘torpeza’ en la prensa italiana y los medios pol√≠ticos. David Sassoli, jefe de la delegaci√≥n del Partido Dem√≥crata (centro-izquierda) en el parlamento europeo, las atribuy√≥ a “una tasa de alcoholemia elevada”.

“Tras declaraciones tan delirantes, ¬Ņc√≥mo har√°n los diputados de Forza Italia para ser acogidos en el seno del parlamento europeo y trabajar junto a los representantes de la Alemania democr√°tica, nacida de las cenizas de los campos de concentraci√≥n?”, se pregunt√≥.

El primer secretario del Partido Socialista Franc√©s, Jean-Christophe Cambad√©lis, tambi√©n denunci√≥ en un comunicado “una nueva provocaci√≥n de un hombre llegado al poder ali√°ndose con la extrema derecha”.

Por su parte, el consejero y estratega pol√≠tico del ex primer ministro italiano, Giovanni Toti, replic√≥ que “cualquier ocasi√≥n es buena para atacar a Silvio Berlusconi (…) Me parece poco correcto transformar un an√°lisis hist√≥rico hecho por el presidente (de Forza Italia) Berlusconi en el marco de un razonamiento complejo, e instrumentalizarlo con fines estrictamente pol√≠ticos…”.

Tendencias Ahora