Notas
Consorcio de agricultores critica a opositores de la ‘Ley Monsanto’ que “confunden a la poblaci√≥n”
Publicado por: Dennys Salazar
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El gerente general del Consorcio de la Papa, Luis Miquel, criticó duramente a los grupos que se oponen a la concreción de la Ley de Obtentores Vegetales (o Ley Monsanto), aduciendo que tienen claros fines políticos por lo que desinforman a la población vinculando la iniciativa legal con la transgénica y otros argumentos que aseguró nada tienen que ver con la realidad.

Miquel aseguró que lo que busca el Upov 91 y su reglamentación es proteger a aquellos que se dedican a producir nuevas variedades de semillas, cuestión que no ponen en riesgo el patrimonio fitogenético del país.

En este contexto, explic√≥ que como consorcio han tomado la iniciativa de producir nuevas variedades de semillas, tal como el Instituto de Investigaciones Agropecuaria (Inia), sin embargo, su experiencia no ha sido buena debido a la pirater√≠a, la que deja por los suelos inversiones que ascienden a los $1.200 millones por cada nuevo tipo de semilla lograda, adem√°s de a lo menos dos a√Īos de investigaci√≥n.

De acuerdo a Miquel, trabajar la transgenia es una decisión de cada país, no dependiendo del UPOV 91, relatando que existen países que lo han ratificado y su ley de semilla no permite tal práctica, así como otros, como Argentina, que trabajan con la antigua norma de UPOV 78 y que ejecutantransgénicos sin tapujos.

Por todo es que reiter√≥ que no se debe confundir a la poblaci√≥n, menos a√ļn extremar los efectos en la comercializaci√≥n de las semillas tras la creaci√≥n de la reglamentaci√≥n del UPOV 91. De hecho asegur√≥ que su efecto ser√° dar protecci√≥n tanto comercial como sanitaria a los peque√Īos y medianos productores.

El representante de los cientos de agricultores asociados descart√≥ que se afecte el patrimonio fitogen√©tico del pa√≠s, reiterando que para que una semilla sea patentada debe ser nueva, distinta y estable, cuesti√≥n que puede ser verificada a trav√©s de los distintos registros gen√©ticos existentes en diversas instituciones p√ļblicas y de investigaci√≥n.

Por esta raz√≥n es que estim√≥ que lo que se dice se trata de inventos que lo √ļnico que logran es frenar la investigaci√≥n nacional en la materia, por lo que llam√≥ a ver el tema con altura de miras, no dispar√°ndose en los pies y afectar el desarrollo de la agricultura nacional.

Miquel concluyó con que finalmente el entrabar la ley de semillas y el UPOV 91 es desproteger la investigación nacional e impedir la creación de semillas que respondan a las exigencias actuales de la agricultura, tanto en sus perspectivas internas como externas.

Tendencias Ahora