Notas
Brasil: Aumenta la tensión en protestas contra multimillonarios gastos del Mundial 2014
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Más de 200.000 personas protestaron el lunes en las principales ciudades de Brasil contra los multimillonarios gastos del Mundial-2014, incluido en Rio de Janeiro, una de las sedes de la Copa Confederaciones, donde hubo escenas de caos con saqueos, vandalismo y enfrentamientos con la policía.

Un peque√Īo grupo de manifestantes intent√≥ invadir la Asamblea Legislativa de Rio, en el centro de la ciudad. Tiraron fuegos artificiales, c√≥cteles molotov y piedras contra polic√≠as militares apostados en el edificio, constat√≥ la AFP.

La polic√≠a intent√≥ dispersarlos con gases lacrim√≥genos y balas de goma, as√≠ como con balas de plomo al cielo. Unos 80 polic√≠as a√ļn est√°n refugiados dentro de la Asamblea, y cinco resultaron heridos, seg√ļn la polic√≠a militar.

En todo el país, los manifestantes convocados a través de las redes sociales y sin liderazgo político o social definido, denuncian el alza del precio del transporte y piden más inversiones en este sector, así como en salud y en educación.

En Brasilia, m√°s de 200 manifestantes euf√≥ricos y portando banderas lograron subir al techo del Congreso nacional, aunque luego de un par de horas descendieron, seg√ļn una periodista de la AFP.

“Llegamos a la Casa del Pueblo. Es el primer paso para demostrar que no somos un pueblo muerto, pensaban que parar√≠amos para ver el f√ļtbol pero Brasil no es solo eso”, dijo Bruno Pastrana, un estudiante de 24 a√Īos, sentado en el techo del Congreso junto a sus amigos. Unas 5.000 personas rodearon el Congreso, seg√ļn la polic√≠a.

“Las manifestaciones pac√≠ficas son leg√≠timas y propias de la democracia”, dijo la presidenta brasile√Īa, Dilma Rousseff. “Es propio de los j√≥venes manifestarse”, asegur√≥ en el blog de la Presidencia. Cabe destacar que la seguridad del Palacio Presidencial, que se encuentra cerca, fue reforzada.

En Belo Horizonte (este), donde la protesta reuni√≥ a unas 30.000 personas seg√ļn los organizadores, la polic√≠a dispar√≥ gases lacrim√≥genos y balas de goma contra los manifestantes para impedirles que se acercaran al estadio Mineirao durante el partido Nigeria y Tahit√≠ por la Confederaciones (6-1).

En Porto Alegre (sur), la polic√≠a tambi√©n dispers√≥ a un grupo de manifestantes con gases lacrim√≥genos luego de que √©stos destruyeron un autob√ļs e incendiaron basura en la principal avenida de la ciudad.

Estas son las mayores protestas callejeras en 21 a√Īos en Brasil -donde la poblaci√≥n no acostumbra salir a la calle a expresar su descontento-, desde las manifestaciones de 1992 contra la corrupci√≥n del gobierno del expresidente Fernando Collor de Melo, que renunci√≥ durante su juicio pol√≠tico ante el Senado.

“Quiero que Brasil despierte. No es solo por los pasajes, sino porque la educaci√≥n y la salud son malas”, dijo a la AFP Diyo Coelho, de 20 a√Īos, que marchaba en Sao Paulo junto a un grupo de amigos y llevaba flores en las manos.

Las manifestaciones comenzaron hace unos 10 días en Sao Paulo a raíz del alza del boleto de bus, tren y metro de 1,5 a 1,6 dólares, días antes del inicio de la Copa Confederaciones, un ensayo general del Mundial-2014 entre los campeones de cada continente, lo cual les ha dado una fuerte visibilidad dentro y fuera de fronteras.

R√°pidamente, se expandieron a otras ciudades y la causa se ampli√≥ a denuncias contra los 15.000 millones de d√≥lares destinados por el gobierno para el Mundial de f√ļtbol del a√Īo pr√≥ximo.

Los manifestantes piden ese dinero para vivienda digna, salud y educaci√≥n p√ļblicas de calidad, en este pa√≠s donde existe a√ļn una gran brecha entre pobres y ricos.

En su mayoría jóvenes de clase media, los manifestantes han denunciado la represión policial, especialmente el jueves pasado en Sao Paulo, donde hubo más de 230 detenidos y un centenar de heridos.

Las protestas ocurren en un momento de magro crecimiento econ√≥mico en Brasil y una inflaci√≥n en alza. Recientes encuestas se√Īalaron por primera vez una ca√≠da en la aprobaci√≥n del gobierno de Rousseff, sobre todo entre los m√°s j√≥venes y m√°s ricos.

URL CORTA: http://rbb.cl/51pa
Tendencias Ahora