Notas
El enamoramiento y sistemas complejos: círculos concéntricos, cajas chinas y matrioskas
Publicado por: Alberto Gonzalez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Amor en el diccionario de la RAE significa: ‚ÄúSentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y uni√≥n con otro ser‚ÄĚ. En el caso de la pareja, ese ser ser√≠a un otro, donde, siguiendo a la RAE y su concepto “enamorar”, se excitar√≠a la pasi√≥n de amor.

El enamoramiento entonces ser√≠a el proceso del amor, es decir, la serie de circunstancias que ocurren en un tiempo y espacios dados, cuya emergencia es un ‚Äúestado de pasi√≥n amorosa‚ÄĚ. La palabra amor viene del lat√≠n y quiz√°s del pueblo etrusco. Se ha relacionado con significados, como madre, no-muerte y sexualidad.

Mas a√ļn es posible que la palabra amor, tal como la concebimos actualmente, no haya existido siempre en la historia humana, ni en todos los pueblos y culturas. Como dice Octavio Paz, ‚ÄúSexo, erotismo y amor, son aspectos del mismo fen√≥menos que llamamos vida‚ÄĚ.

C√≠rculos conc√©ntricos, cajas chinas y mu√Īecas rusas son las formas de la pasi√≥n amorosa, una dentro de otra, una conteniendo a la otra, en rizos sin fin. De √©stas, para el amor humano, Octavio Paz toma dos, el erotismo (sexualidad transfigurada con un otro en la cultura) y el amor. La denomina, la ‚ÄúLlama doble del Amor‚ÄĚ, Amor y erotismo, Cuidado y deseo, el borde de tensi√≥n eterno del amor de la pareja humana. Borde liminal (espacio de apertura y ambig√ľedad), un umbral incierto, en una dialogicidad constante. La navegaci√≥n en este espacio requiere sin dudas de ciertos corajes y habilidades: tolerar la incertidumbre y la novedad y establecer ciertas rutas de navegaci√≥n estables.

‚ÄúEl fuego original y primordial la sexualidad, levanta la llama roja del erotismo y √©sta a su vez, sostiene y alza otra llama, azul y tr√©mula: la del amor. Erotismo y amor: la llama doble de la vida. El erotismo cambia el impulso sexual y lo transforma en una representaci√≥n. El amor a su vez, tambi√©n es ceremonia y representaci√≥n, pero es algo m√°s: una purificaci√≥n, que transforma al sujeto y al objeto del encuentro er√≥tico en personas √ļnicas. El amor es la met√°fora final de la sexualidad. Su piedra de fundaci√≥n es la libertad: el misterio de la persona. No hay amor sin erotismo, como no hay erotismo sin sexualidad‚ÄĚ. (Octavio Paz, 1997).

Un sistema complejo humano, esta constituido por sujetos interconectados cuya relaci√≥n genera una informaci√≥n adicional llamada propiedad emergente. Los sistemas de pensamiento tambi√©n son complejos y al interrelacionarse generan dimensiones nuevas. El amor de pareja conceptual y encarnadamente es una propiedad emergente. Este amor, de deseo y cuidado, no est√°n ‚Äúen‚ÄĚ las personas, emergen ‚Äúentre‚ÄĚ las personas. Son eventos de borde respecto a la identidad de los s√≠ mismos. El amor es fusi√≥n e individuaci√≥n simult√°nea, es un yo y un t√ļ en definici√≥n constante.

Producto de esta tensi√≥n, lo que surge (o no surge) es una terceridad, es decir un ‚Äúnosotros‚ÄĚ. El amor es la emergencia de esta dialogicidad constante entre las legitimidades del ‚Äúyo‚ÄĚ y el ‚Äút√ļ‚ÄĚ. Legitimidades en torno a lo justo, genuino y verdadero con otro. Es un otro como un par, c√≥mplice y compa√Īero(a). El yo y el otro como una relaci√≥n inter-subjetiva, donde la esencia del otro es inalcanzable.

En palabras de Emanuel Levinas, ‚Äúel otro como absolutamente otro‚ÄĚ, donde cualquier intento de objetivizaci√≥n (clasificarlo, definirlo) lo reduce. No es como yo, es el otro, y el yo y el t√ļ se encuentran en la experiencia de la mirada en los rostros. En la √©tica de los ojos humanos que me miran. El amor es amplitud y expansi√≥n del s√≠-mismo en el otro.

¬ŅC√≥mo cuidar al amor?. En un estudio sobre parejas chilenas de alto ajuste que realizamos en la Unidad de Terapia de Pareja de la Universidad del Desarrollo, investigamos c√≥mo lo hacen estas parejas; disponer de espacio/tiempo de calidad para la pareja (posibilidad de encuentro), ser expl√≠cito en comunicar verbal y no verbalmente los afectos amorosos (encuentro encarnado), ser divertidos (relativizar las reglas) y romper la rutina (innovaci√≥n). Si innova (de moda) en el trabajo, la empresa, atr√©vase con expandir el c√≠rculo (o caja china, o matrioska), eso s√≠, no se asuste, no hay amor sin riesgo (ni pasi√≥n sin conflicto).

Luis Tapia Villanueva

Luis Tapia Villanueva


Dr. Luis Tapia Villanueva
Médico Psiquiatra
Director de la Unidad de Terapia de Pareja (UTP)
Universidad del Desarrollo

URL CORTA: http://rbb.cl/51md
Tendencias Ahora