Notas
Todos los imperios se vuelven seniles e incapaces de la misma manera
Publicado por: Ruperto Concha
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En estos momentos, cuando miramos hacia Estados Unidos, se nos abren dos panoramas bien distintos. En uno de ellos, vemos a las grandes empresas, particularmente las financieras y las operadoras de la bolsa, que ya no caben en sí de puro felices que están. Durante más de dos semanas, sus cifras de negocios han subido y subido, alcanzando niveles de plena prosperidad.

Bueno, es el panorama de los que están haciéndole chupete a las decenas de miles de millones de dólares, en billetes flamantes pero sin respaldo, que cada mes les está enchufando la Reserva Federal por orden de Barak Obama.

Pero si enfocamos mejor, vemos otra realidad harto distinta. El viernes la semana cerró con duros informes de la prensa económica. La revista Forbes y la agencia noticiosa Reuters, revelaron que el crecimiento económico sigue cada vez más lento, con caída en la producción industrial y de la construcción.

El jueves se reveló un nuevo aumento de petición de subsidios de cesantía, además de aumentos de precios y débil demanda en el consumo detallista. El economista Sam Bullard, de la West Fargo, Carolina del Norte, relacionó estas malas nuevas , entre otras cosas, con la recesión en Europa que está cerrando los mejores mercados para Estados Unidos.

El Banco de la Reserva Federal, en Filadelfia, se√Īal√≥ que el √≠ndice de producci√≥n industrial fabril cay√≥ hasta un 5,2% negativo. Es decir, recesi√≥n total en ese sector. Se registr√≥ tambi√©n ca√≠da en las ventas dom√©sticas de supermercados, y el rubro de la construcci√≥n que cay√≥ un 16% por debajo de lo que se esperaba. El economista Jacob Oubina, de la RBC Capitales, de Nueva York, sintetiz√≥ la situaci√≥n diciendo: ‚ÄúNuestra econom√≠a no est√° rebotando. S√≥lo estamos pataleando en el barro‚ÄĚ.

Escucha la crónica completa de Ruperto Concha a continuación:

Tendencias Ahora