Notas
Riquelme: entre el adiós y el regreso a Boca Juniors
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Juan Rom√°n Riquelme, el talentoso timonel de Boca Juniors, se hab√≠a declarado este a√Īo sin motivaciones para seguir jugando tras la derrota en la final de la Libertadores frente al Corinthians, pero cuando intent√≥ volver sobre el final del a√Īo, la dirigencia lo rechaz√≥.

“Me voy de Boca. Amo este club, esta camiseta, pero no voy a continuar. Me siento vac√≠o y no tengo m√°s nada para darle a Boca”, dijo en julio pasado en los mismos vestuarios del club brasile√Īo.

Venerado y rechazado con igual fuerza, el talentoso jugador de 34 a√Īos, pas√≥ los √ļltimos seis meses entrenando en soledad merced a la suspensi√≥n de su contrato en Boca Juniors.

Desde afuera, siguió los tropezones del club conducido por Julio Falcioni, que fue eliminado de la Copa Sudamericana, perdió la final de la Supercopa Argentina y terminó relegado en el Torneo Inicial.

“Boca es mi casa y si me necesita, estoy a disposici√≥n. Decidir√© qu√© hago, tengo que arreglar con el club y saber qu√© quiere Boca”, dijo sobre su futuro con la casaca auriazul.

Pero est√° distanciado del DT Falcioni, con mayor √©nfasis en estos d√≠as cuando declar√≥ que “Boca no juega a nada, no puede dar cuatro pases seguidos”.

Adem√°s, la dirigencia, controlada por el expresidente del club y alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, no quiere ver m√°s a Riquelme ni en figuritas.

“Con Falcioni nunca tuve problemas, irme de Boca fue una decisi√≥n m√≠a”, hab√≠a asegurado sobre su sorpresivo alejamiento.

Surgido en Argentinos Juniors, al igual que Diego Maradona, Riquelme debutó en Boca en 1998 y sostuvo una extensa y controvertida relación con el club auriazul con el que ganó una decena de títulos.

Tambi√©n tuvo pasos por los espa√Īoles FC Barcelona y Villarreal, donde acab√≥ marginado por el entrenador chileno Manuel Pellegrini, y visti√≥ la casaca de la selecci√≥n argentina, a la que acab√≥ renunciando en dos ocasiones primero con Alfio Basile y luego con Diego Maradona.

De prosa parca, sonrisa difícil y abundante ego, a Riquelme se le atribuyó influencia en la conformación del equipo y del banco de suplentes de Boca, lo que le valió amigos y enemistades nunca declaradas en el campo de juego, como la del ex jugador y actual entrenador de Godoy Cruz, Martín Palermo.

Esa personalidad dif√≠cil y un sinn√ļmero de lesiones le jugaron en contra a la hora de su continuidad e incluso de volver a la selecci√≥n argentina de la que acab√≥ automargin√°ndose tambi√©n, ofendido por las cr√≠ticas del entonces DT Maradona que hab√≠a cuestionado su falta de forma f√≠sica para el alto rendimiento.

“Si Riquelme corre b√°rbaro, si no, no me sirve” le hab√≠a lanzado como un dardo el controvertido Maradona, otro hincha de Boca Juniors que no dud√≥ en tildarlo de “traidor” tras su salida del club en medio de una derrota y en suelo brasile√Īo.

“Si Riquelme est√° vac√≠o, que se llene”, lo espet√≥ Maradona al burlarse de los motivos que esgrimi√≥ para su alejamiento de Boca.

Las consecuencias de la salida de Riquelme fueron inmediatas, en tanto el habilidoso enlace era el mejor jugador del equipo, además de ser el capitán y principal referente del plantel que Falcioni nunca logró reconstruir en torno a otra figura.

Decenas de miles de hinchas boquenses, sin embargo, apoyan al √≠dolo con ‘banderazos’ en distintos puntos del pa√≠s y otros tantos piden por el regreso coreando su nombre en las narices del propio entrenador.

Tendencias Ahora