Notas
Siguen intensos tiroteos en c√°rcel caraque√Īa y las autoridades protegen a civiles
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un grupo de presos que se niega a desalojar La Planta, una cárcel de Caracas que el gobierno ordenó clausurar, continuaba el jueves un intenso tiroteo que obligó a las autoridades a desplegar las fuerzas del orden para proteger la zona, tras la muerte la semana pasada de un vecino.

“El comandante Hugo Ch√°vez, desde esta ma√Īana al ser informado, gir√≥ instrucciones para atender la situaci√≥n que se est√° viviendo en el ret√©n de La Planta”, inform√≥ el vicepresidente, El√≠as Jaua, quien asegur√≥ que el plan de cerrar la c√°rcel es “irreversible”.

El tiroteo, iniciado temprano en la ma√Īana, se extend√≠a intermitentemente por m√°s de nueve horas. Un fot√≥grafo de la AFP confirm√≥ m√°s temprano que del penal sal√≠a humo blanco y se escuchaban disparos.

La ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela, explic√≥ que dentro del penal “un grupito tiene el control de las armas” y est√° enfrentado “a la mayor√≠a” de los reclusos. Sin embargo, asegur√≥ que su despacho mantiene el di√°logo y descart√≥ una toma por la fuerza de la c√°rcel.

Varela se√Īal√≥ que el gobierno activ√≥ un plan para proteger las residencias y evitar que los presos “vayan a intentar disparar hacia los edificios”, como ocurri√≥ la semana pasada, cuando un hombre de 48 a√Īos muri√≥ tras ser alcanzado en la cabeza por una bala cuando ve√≠a la televisi√≥n en su apartamento.

“No vamos a permitir bajo ning√ļn concepto que se vuelva a generar otra situaci√≥n” similar, asegur√≥.

Por su parte, el ministro del Interior, Tareck El Aissami, asegur√≥ que se est√°n “tomando todas las medidas para garantizar la vida de toda la comunidad” de la zona, en la que — dijo — se desplegaron 1.500 polic√≠as.

Hace tres semanas estall√≥ la crisis en La Planta –ubicada en una zona residencial del oeste de Caracas–, donde presos armados se han rebelado contra las autoridades en rechazo a los planes de traslado.

Desde entonces, centenares de mujeres duermen en carpas o bajo cartones en los alrededores de la cárcel, esperando tener noticias de sus familiares reclusos tras la suspensión de las visitas habituales.

“Es una situaci√≥n que vamos a resolver (…), s√≥lo que no podemos decir que lo vamos a resolver hoy”, dijo Varela.

Las prisiones venezolanas, donde seg√ļn organizaciones humanitarias mueren unos 300 reos al a√Īo como consecuencia de la violencia, sufren tambi√©n de un gran hacinamiento. Seg√ļn el gobierno, actualmente hay casi 50 mil reclusos pero la infraestructura carcelaria s√≥lo tiene capacidad para unos 14 mil.

Tendencias Ahora