Notas
Multitud reza para remediar “profanaci√≥n” de oraci√≥n punk anti Putin
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Decenas de miles de personas convocadas por el patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa rezaron el domingo al aire libre en Mosc√ļ para “enmendar” el sacrilegio que constituy√≥ para ellos una “oraci√≥n punk” contra el hoy presidente Vladimir Putin en una catedral en febrero pasado.

Tras la misa dominical, Kirill sali√≥ de la catedral de Cristo Salvador y se dirigi√≥ a la multitud (65.000 personas, seg√ļn la polic√≠a) que hab√≠a venido a rezar para que “se corrija a quienes mancillan los lugares sagrados y la reputaci√≥n de la Iglesia”, indic√≥ el Patriarcado.

“Vinimos a rezar por nuestra patria, nuestro pueblo y nuestros j√≥venes, para que Dios nos ponga a salvo de las tentaciones del diablo”, declar√≥ Kirill a los participantes, muchos de los cuales vinieron de otras zonas del pa√≠s en autobuses contratados especialmente para ellos.

Mensajes de apoyo de personalidades rusas, como el realizador Nikita Mikhalkov, se transmitían por pantallas gigantes.

Los participantes quer√≠an replicar de este modo a las cr√≠ticas consecutivas a la inculpaci√≥n de tres j√≥venes del grupo femenino de punk Pussy Riot, acusadas de “vandalismo cometido en grupo organizado” por haber cantado en una iglesia una canci√≥n que criticaba a Vladimir Putin.

El pasado 21 de febrero, cinco miembros de Pussy Riot, con la cara cubierta por capuchas de colores, cantaron en la catedral moscovita de Cristo Salvador una canci√≥n llamada “la oraci√≥n punk”, que criticaba a Putin y al apoyo de la Iglesia al entonces primer ministro.

Tres de ellas permanecen en detenci√≥n y podr√≠an ser condenadas a una pena de hasta siete a√Īos de c√°rcel.

El patriarca denunci√≥ una “blasfemia” y lament√≥ que se considerara lo ocurrido como una “expresi√≥n legal de las libertades”.

Religiosos con √≠conos “mancillados” por la presencia de Pussy Riot o profanados a cuchilladas en otras regiones del pa√≠s acompa√Īaban al patriarca.

La multitud esgrim√≠a banderas con la inscripci√≥n “Santa Rusia” o pancartas proclamando “Lev√°ntate por tu fe y la tierra rusa”.

Las m√ļsicas de Pussy Riot “me ofendieron como cristiana. Quiero estar aqu√≠ con mis hermanos y hermanas, con los popes, para mostrar que estamos juntos, unidos”, declar√≥ Tatiana Kourakina, quien trabaja en recursos humanos.

“Hemos venido porque la Iglesia necesita nuestra protecci√≥n”, estim√≥ Dimitri, un periodista de 30 a√Īos de edad.

La Iglesia ortodoxa rusa ha ganado influencia desde la caída del régimen ateo soviético, en 1991.

Tras la acci√≥n de Pussy Riot, Kirill, quien ya hab√≠a sido acusado en 2009, antes de pasar a dirigir la Iglesia rusa, de haberse enriquecido en los a√Īos 90 gracias a la venta de tabaco y alcohol, volvi√≥ a ser objeto de acusaciones en internet.

Así, entre otras cosas, la Iglesia tuvo que reconocer que había publicado en su portal internet un fotomontaje en el que desaparecía un lujoso reloj de pulsera del patriarca.

Para Kirill, la “profanaci√≥n” de iglesias, como la realizada por Pussy Riot, y las cr√≠ticas contra √©l son “eslabones de la misma cadena”.

Tendencias Ahora