Notas
Exhiben en Par√≠s a la impresionante “gemela” de la Mona Lisa de Da Vinci
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Tiene la misma sonrisa enigm√°tica que el original: es la Mona Lisa del Prado, una copia de la obra de arte de Leonardo da Vinci realizada codo a codo con el maestro por un desconocido artista, que, como su “gemela”, atrajo a multitudes el martes durante su presentaci√≥n en Madrid.

Es “la versi√≥n m√°s importante de la Gioconda de las conocidas hasta el momento”, explic√≥ ante un auditorio de apasionados Ana Gonz√°lez Mozo, investigadora del Gabinete de Documentaci√≥n T√©cnica del Museo del Prado.

Esta “Mona Lisa” figuraba en el inventario del c√©lebre museo espa√Īol desde su apertura en 1819 y jam√°s hab√≠a sido expuesta, porque “parec√≠a otra copia m√°s de Leonardo”, a√Īadi√≥.

Hasta que un profundo trabajo de investigación, encargado por el museo del Louvre a principios de 2010, seguido de una delicada restauración, permitió descubrir que los dos cuadros habían sido pintados codo a codo por el maestro y un alumno, de quien se ignora la identidad.

La posici√≥n de los dedos, delicadamente posados sobre el pu√Īo, los retoques aportados al velo, al escote… Todas esas “dudas” se encuentran en una y otra tela, precis√≥ Mozo. Superpuestas, las im√°genes revelan adem√°s que las dos Mona Lisa tienen pr√°cticamente la misma talla.

Hay una diferencia singular entre las dos Mona Lisa: la Gioconda de Leonardo da Vinci tiene el rostro m√°s fino y amarillento por capas de pintura oxidada y no tiene cejas.

Al fondo de las dos “gemelas” aparece un paisaje de monta√Īa, que, en la tela madrile√Īa, fue escondido en el siglo XVIII por un fondo opaco.

Durante m√°s de cinco meses, el equipo de restauraci√≥n del Prado se afan√≥ en abrir “una ventana que qued√≥ cerrada durante dos siglos”, explic√≥ la restauradora del cuadro, Almudena S√°nchez.

Uno de los pocos cuadros atribuidos con certeza a Leonardo da Vinci, el retrato de la Mona Lisa, es una pintura al óleo realizada sobre un panel de madera entre 1503 y 1506. Representa un busto, probablemente el de la florentina Mona Lisa de Giocondo.

Como una copia, la versi√≥n madrile√Īa de la Mona Lisa “m√°s bien se pint√≥ a la vez, introduciendo los mismos cambios”, destac√≥ el martes Gabriele Finaldi, director adjunto de Conservaci√≥n e Investigaci√≥n del Museo del Prado.

“Es como si el pintor de este cuadro estuviera trabajando en el caballete que flanqueaba el del maestro”, describi√≥, y calific√≥ la copa del Prado de “gemela” de la Gioconda francesa.

Mientras que Leonardo da Vinci se plegaba a la t√©cnica del “Sfumato”, difuminando partes del paisaje al fondo de su Gioconda, el pintor de la copia del Prado “era un pintor preciso y relamido en su ejecuci√≥n”, a√Īadi√≥.

Pero para Miguel Falomir, jefe del departamento de la pintura italiana de antes del siglo XVIII en el Prado, podr√≠a tratarse de Sala√Į (1480-1524) o de Francesco Melzi (1491-1572/73), “los alumnos m√°s cercanos al maestro, herederos de su obra”.

A pesar de su inferioridad técnica, la Mona Lisa del Prado era difícil de ver el martes, rodeada de curiosos en la sala donde reinará durante tres semanas.

http://www.youtube.com/watch?v=gYt1ZryfktM&feature

Tendencias Ahora